Supercopa Endesa 2019

Crónica

El Tau recupera sus señas de identidad ante el Lucentum (86-56)

Un primoroso cuarto de hora de partido, en el que el Tau recuperó todas las señas de identidad que le convirtieron en el dominador del baloncesto español durante el pasado ejercicio al lograr 32 puntos de ventaja (43-11), permitió a los de Vitoria solventar con facilidad la visita del Lucentum y mantener intactas sus opciones de entrar en las series finales por el título

Sergi Vidal ha sido uno de los destacados en la victoria del Tau (Foto Álex Larretxi)
© Larretxi
  

Vitoria, 30 abril 2003 (Efe/Europa Press).- Lo que se presumía un partido nivelado a tenor de lo que han deparado esta temporada tanto vitorianos como alicantinos se convirtió en un acto de desagravio para el conjunto entrenado por Dusko Ivanovic, que rubricó la victoria más sencilla de la presente y tortuosa campaña.

En el momento más comprometido y bajo la latente amenaza de quedar fuera de las ocho primeras posiciones en caso de una derrota, el vigente campeón de la Liga ACB se sacudió de encima los fantasmas con un triunfo apabullante que le permite disponer de un mejor coeficiente de puntos a favor y en contra que el Lucentum.

Durante un primer cuarto de hora primoroso, el Tau condensó todas esas idolatradas virtudes que posibilitaron el doblete del pasado ejercicio y que, por diferentes motivos, han aparecido difuminadas desde que se iniciara el presente torneo doméstico.

Los alaveses rememoraron esa forma de actuar de antaño, basada en una pegajosa y física defensa, especialmente centrada en Velimir Perasovic y Lou Roe, y en una perfecta sincronización en el juego de ataque, todo ello aderezado de fulgurantes transiciones ofensivas.

Un inicial parcial de 12-0 en los primeros cuatro minutos, salpicado de cinco canastas consecutivas al contragolpe como producto de una perfecta defensa, fue el detonante de una paliza en toda regla sobre el Lucentum, la revelación de la Liga ACB.

Y es que mientras el Tau fue un torbellino en todos los aspectos del juego, su pusilánime rival levantino ofreció una imagen paupérrima y se convirtió en una caricatura de equipo.

Un sonrojante marcador de 43-11 en el minuto 14 era la justa consecuencia de la fogosidad y el acierto de los vitorianos y, sobre todo, la apatía de un irreconocible Lucentum, que finalizó el primer cuarto con una valoración de -4.

El Tau, entre otras cosas, dejó como aspectos más esperanzadores para el futuro la rehabilitación de Sergi Vidal y Rubén Wolkowyski, que contuvieron perfectamente en defensa a los estiletes ofensivos Velimir Perasovic y Lou Roe respectivamente, además de exhibir una inusual facilidad anotadora.

Porque, en una segunda mitad más tosca y carente de estética, en la que Nocioni y Scola dejaron muestra de su bajo momento, el conjunto de Dusko Ivanovic levantó el pie del acelerador y decidió ahorrar fuerzas para el trascendental partido del próximo sábado ante el Unicaja en el pabellón malagueño.

Ivanovic: "Me quedo con esta defensa"

El entrenador del Tau Cerámica, Dusko Ivanovic, reconoció que uno de los factores principales para que el partido estuviera casi sentenciado al descanso fue la gran defensa que hicieron sus jugadores a lo largo de los primeros 20 minutos.

"Creo que en el primer tiempo hemos jugado una buena defensa, muy agresiva, con buena transición, pero sobre todo me quedo con esta defensa, que te permite, en el último cuarto cuando hemos tenido problemas en ataque, quedarnos en esta posición", señaló Ivanovic.

Además, el técnico del Tau apuntó la escasa capacidad de respuesta del Lucentum en los minutos iniciales: "Puede que ellos hayan salido un poco relajados, y nosotros, por el contrario, hemos salido como debemos salir".

Según Ivanovic, el próximo partido contra el Unicaja es trascendental, pero como los demás que quedan para el término de la Liga: "No dependemos sólo de nosotros, pero vamos a intentar ganar el partido para mantener esas pequeñas posibilidades. Si conseguimos la victoria en Málaga tendríamos más opciones".

También se refirió a la rescisión del contrato de Griffith, que en las semanas anteriores arrastró problemas en su pie, e incluso una sinusitis le dejó fuera de juego para el partido ante el Leche Río Breogán. En principio, hay tres posibilidades para este caso: no contar con él definitivamente y que Sims ocupe su plaza de extra comunitario; fichar un nuevo jugador; o renovar de nuevo, pero para ello debe haber un acuerdo por las dos partes.

"El contrato está rescindido con Griffith, aunque hay una posibilidades de que continúe, pero la contratación de nuevo depende de las dos partes", explicó Ivanovic.

Lamas: "No ha habido partido"

El entrenador del Lucentum, Julio Lamas, explicó que el Baskonia solventó el partido en el primer cuarto, y pasó por encima de su equipo, en un encuentro que apenas tuvo historia.

"El Tau nos ha ganado el partido con mucha claridad. Esperamos que esto no nos afecte para el partido del domingo. No hemos estado a la altura de nuestro momento, en un encuentro que nos han ganado claramente. No ha habido partido", señaló Lamas.

El técnico argentino dio dos motivos fundamentales para reflejar lo vivido en el Buesa Arena: "El trabajo físico del Tau junto a nuestras pérdidas que les ha permitido anotar fácil debajo del aro".

Sin embargo, aún ve factible entrar en la fase final por el título, en pelea con otros conjuntos. "Creo que todo está abierto, hasta el undécimo todos tenemos posibilidades. Nosotros en casa hemos ganado 13 partidos de 16. Intentaremos llegar a las 18 victorias para entrar en la fase final", apuntó Lamas.

Arbitros: Mitjana, Alzuria y Guirao. Eliminaron por faltas personales al pivote local Luis Scola (m. 31). Decretaron una técnica al preparador visitante Julio César Lamas (m. 18), por protestar.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la jornada 31 de la Liga ACB, disputado en el Pabellón ´Fernando Buesa Arena´ ante 8.400 espectadores. El club vitoriano celebró hoy su partido número mil en la élite del baloncesto español con diversos actos.