Crónica

Triunfo zaragozano en la prórroga de un duelo brillante (102-93)

El Tecnyconta Zaragoza superó al Iberostar Tenerife por 102-93 en un duelo apasionante que se decidió en la prórroga, tras un tiro libre final de Seibutis que replicó el triple de White. Los maños miran hacia arriba

Alocén, con todo hacia adentro (ACB Photo / Esther Casas)
© ACB Photo / Esther Casas
  


Redacción, 2 Mar. 2019 (EFE).- El Tecnyconta Zaragoza sumó este sábado en la prórroga una agónica victoria, aunque el marcador final reflejó 9 puntos de ventaja, ante Iberostar Tenerife, en un partido en el que no se rindió en ningún momento a pesar de ver como se le podía escapar durante muchos momentos en el último cuarto y que le abre las puertas a poder soñar con un puesto entre los ocho primeros de la Liga Endesa.

Al partido no le faltó prácticamente de nada, desde dos puntos que no subieron al marcador para los zaragozanos al final del primer cuarto por un fallo del cronómetro o un tiro libre fallado por Seibutis a falta de un segundo que hubiese impedido la prórroga.

A los tinerfeños volvió a atragantárseles el parqué del pabellón Príncipe Felipe por cuarta vez consecutiva y frente a un rival al que esta temporada no ha podido vencer en ninguno de sus dos enfrentamientos, en ambas ocasiones con finales muy ajustados.

Los zaragozanos salieron a la pista con más intensidad que su rival pero sus primeras acciones de ataque no fueron capaces de transformarlas en puntos hasta que un triple de Okoye inauguró el marcador.

Ninguno de los dos equipos era superior a su rival y pesaban más los errores de ambos que los aciertos con porcentajes de acierto en torno al 50 por ciento, lo que impedía que ninguno de los dos se escapase en el marcador, aunque eran siempre los rojillos los que estaban por delante.

El final definitivo del primer cuarto se prolongó durante más de siete minutos por un problema en el cronómetro que finalmente impidió que la canasta de Justiz subiera al marcador y permitiese a su equipo alcanzar la máxima renta del partido hasta ese momento.

Tanto los hombres de Porfirio Fisac como los de Txus Vidorreta elevaron notablemente la intensidad defensiva y en poco más de dos minutos ya se habían superado las faltas cometidas durante el primer cuarto.

Esta situación favoreció a un Tecnyconta que supo sacar partido de su buen hacer defensivo con una mayor efectividad en ataque lo que le permitió superar la barrera de los diez puntos de ventaja (33-22) a los 14 minutos.

Los tinerfeños encontraron en el belga Gillet, que en el primer cuarto no se había estrenado, sumó sin error siete puntos prácticamente consecutivos, un triple, un lanzamiento exterior y una canasta bajo el aro, devolvió a su equipo al partido ante un Tecnyconta al que se le habían difuminado por completo las ideas y se vio por primera vez por detrás en el electrónico (39-40), para irse al descanso con el marcador igualado.



En la última acción del segundo cuarto, una protesta de Stan Okoye le costó una técnica descalificante que supuso retomar el partido tras el paso por el vestuario con un tiro adicional que puso por delante a los isleños que salieron con la puntería mucho más afinada frente a un conjunto local que no era capaz de acertar ante el aro contrario ni de frenar en defensa a su adversario.

En los locales, Alocén fue el único que durante muchos minutos tuvo el acierto para superar la barrera de los diez puntos anotados, mientras que los habituales máximos anotadores rojillos estuvieron por debajo.

Los de Vidorreta eran capaces de mover con mayor efectividad el balón buscando una mejor selección de tiro y poco a poco fueron abriendo brecha para afrontar los diez últimos minutos con siete puntos de ventaja.

La cuarta personal de Justiz supuso una nueva losa para el equipo de Fisac que vieron como su rival superaba a falta de seis minutos por primera vez la barrera de los diez puntos (67-68).

Con esa perspectiva, los locales empezaron a temerse lo peor, pero lejos de entregarse siguieron peleando y empezaron a recortar distancias paso a paso hasta que un triple a falta de 1,8 segundos del visitante White puso a su equipo con un punto de ventaja (86-87).

Una falta sin llegar a entrar el balón en juego llevó a Seibutis a la línea de tiros libres que falló uno y acertó otro lo que colocó la igualada en el electrónico que ya no se movió.

La prórroga, tal y como estaban las cosas, parecía que podía ser un cara o cruz para cualquiera, pero lejos de eso, fueron los locales los que templaron mejor los nervios y emplearon mejor sus armas ante un rival que falló mucho más de lo que lo había hecho los cuarenta minutos anteriores.

102 - Tecnyconta Zaragoza (20+22+20+25+15): McCalebb (14), Berhanemeskel (10), Okoye (8), Martín (3) y Vázquez (14) -cinco inicial- Alocén (18), Seibutis (16), Justiz (5), Radovic (7), Barreiro (7) y Martí (-).

93 - Iberostar Tenerife (18+24+27+18+6): Bassas (13), Staiger (9), Abromaitis (12), Beirán (9) e Iverson (18) -cinco inicial- Richotti (3), Gillet (14), White (10), Niang (2), Brussino (-) y Sáiz (3).

Árbitros: Martín Bertrán, García Ortiz y Martín Caballero. Descalificaron al local Okoye en el minuto 20, y por cinco personales a los visitantes White y Bassas en el minuto 45.

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima primera jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza ante 6.891 espectadores.