Supercopa Endesa 2019

Crónica

El Adecco Estudiantes baila al colista (89-63)

El Palacio Vistalegre pasó la decimotercera jornada de Liga ACB, la primera con baloncesto televisado en TVE, ocupado en un fenómeno de naturaleza profundamente televisiva por la excepcionalidad de lo sucedido sobre la pista, que fue algo parecido a un partido fantasma entre el Adecco Estudiantes y un oponente, el Etosa, tan atenazado que apenas existió.

Lou Roe volvió a ser el más completo del Etosa Alicante (EFE)
© EFE
  

Por Jorge Muñoa. Madrid, 30 nov. 2003 (EFE).- Los alicantinos deambularon sin mostrar siquiera los rasgos que se le suponen a un colista, como un espectro que desapareció antes incluso de entrar en juego. El Adecco Estudiantes salió a celebrar los quinientos partidos en la ACB de su capitán, Nacho Azofra, imbuido por esa capacidad que el base madrileño destila para crear baloncesto y convirtieron a los hombres de Luis Casimiro en meros convidados de piedra (20-6 m.7).

La sensación de impotencia del Etosa tocó fondo con la tercera falta de Lucio Angulo a los siete minutos. Los árbitros le señalaron su segunda personal, en ataque, y enrabietado lanzó el balón a la grada ganándose la técnica que inscribía la tercera cruz en su casillero de faltas. El banquillo le recibía herido en su amor propio mientras su equipo miraba al suelo aturdido y roto.

Sin embargo, ese gesto de carácter de Angulo destapó el único gesto valioso que se vio a los suyos, aunque sin consecuencias en el marcador. Los alicantinos mejoraron en ataque y en defensa, donde situaron una zona, pero sólo lo justo para frenar la hemorragia y demostrar que cuentan con orgullo para rebelarse contra la adversidad. Un síntoma para la esperanza en un equipo cuya situación, a falta de cuatro jornadas para el final de la primera vuelta, le condena a sufrir para aferrarse a la categoría.

Los balones de costa a costa del Adecco Estudiantes, que culminó varias acciones así sin oposición alguna bajo el aro rival, también ayudaron a espolear el pundonor visitante. De todas formas, la inyección de ganas sólo sirvió para que el Etosa entrara en la pelea, sin alcanzarle para cambiar el signo de la mañana (45-33 m.20).

La apertura del tercer cuarto escenificó la enorme diferencia que había sobre la cancha. El Etosa agotó los veinticuatro segundos del primer ataque sin encontrar un hueco para lanzar. Balón para los madrileños y cinco rebotes de ataques seguidos dentro de la pintura de los mediterráneos. El balón no entró. Es lo de menos. Lo importante de verdad anidaba en la facilidad colegial para campar por sus respetos.

La magnitud del abismo entre ambos equipos dio lugar a una rara circunstancia, a algo que pocas veces, muy pocas, sucede en la alta competición: el Adecco Estudiantes lo vio tan nítido que pudo permitirse el lujo de jugar para divertirse. Mientras, el Etosa apretaba los dientes en pos de la redención.

Darle esa opción a los colegiales, la de entregarse a la esencia más pura del baloncesto, a jugar para disfrutar, supone un suicidio, Es su hábitat natural. Su ecosistema perfecto. El peor escenario posible para enfrentarse a ellos.

El Etosa poco pudo hacer ante eso. La brecha rebasó la barrera de los veinte puntos al final del tercer cuarto con todo resuelto (66-45 m.30). La Liga de los alicantinos pasa por otros rivales, otras canchas y otras metas. Su futuro, por la ráfaga de esperanza que le dan la valía de su entrenador, Luis Casimiro; la experiencia y calidad de hombres como Ignacio de Miguel, Lou Roe y Angulo; y el margen de maniobra que representan las veintiuna jornadas pendientes hasta el cierre de la primera fase.

89 - Adecco Estudiantes (30+15+21+23): Azofra (8), Jasen (6), Jiménez (14), Felipe Reyes (15), Vidaurreta (4) -cinco inicial-, Loncar (8), Brewer (17), Stewart (10), Iturbe (5) y Misó (2).

63 - Etosa Alicante (15+18+14+16): Hernández (-), Lázaro (5), Angulo (3), Roe (10), López Varela (7), Johnson (9) -cinco inicial-, Tomic (11), García (10) y De Miguel (8).

Arbitros: Llamazares, Gallo y Peruga. Eliminaron a Lucio Angulo en el m.39. Señalaron técnica a Angulo (m.7) por lanzar el balón a la grada tras recibir una falta en ataque.

Incidencias: encuentro correspondiente a la decimotercera jornada de la Liga ACB disputado en el Palacio Vistalegre ante unos 5.000 espectadores.