Artículo

El Iberostar Tenerife busca otra final para la leyenda

Este viernes, el equipo aurinegro se mide al anfitrión, el Telenet Giants Antwerp, buscando un puesto en la final de la Basketball Champions League. "Estoy convencido de que el equipo va a dar, como siempre, lo mejor de si", destaca Txus Vidorreta

(Foto FIBA)
© FIBA
  

Redacción, 02 May. 2019.- Un escenario de lujo, una ocasión solo para privilegiados y otro reto de máxima exigencia. Cualquier análisis con perspectiva de lo que aguarda este viernes al Iberostar Tenerife ha de valorar lo mucho que ha tenido que vivir y sufrir el proyecto canarista para afrontar otro desafío de los que prestigian a la entidad y al deporte tinerfeño. El equipo aurinegro se medirá al anfitrión Telenet Giants Antwerp en las semifinales de la #BasketballCL 2018-19 con la ilusión por bandera y la intención de agrandar su leyenda (Sportpaleis, 20:15 hora insular, Mírame TV y RTVC).


Con 60 partidos europeos ya en sus alforjas, el club canarista afronta la posibilidad de acceder a la que sería la segunda final continental de su historia, tras la alcanzada y ganada hace dos años, de la mano también de Txus Vidorreta. Para ello, el conjunto lagunero tendrá que superar a un anfitrión joven, muy físico, irreverente… y arropado por una afición, la belga, que será mayoría en un recinto de escándalo, que aglutinará a más de 18.000 espectadores. Un reto mayúsculo solo para valientes.



El Iberostar Tenerife llega a la Final Four, tras haber sido primero de su grupo y después de sendas remontadas ante Promitheas y Hapoel Jerusalen. El Antwerp, por su parte, se ha plantado en la puja por la corona continental tras un recorrido aún más largo, ya que tuvo que dejar por el camino a AEK Larnaca y Cantu en la fase previa, para luego ser cuarto (7/7) de un grupo, el suyo, de lo más exigente, y haber eliminado en octavos y cuartos de final a UCAM Murcia y Nhizny Novgorod, respectivamente.

El equipo aurinegro tratará de imponer sus señas de identidad, esas que parten de la fortaleza del bloque en defensa y que se sostienen en la solidaridad del grupo para mover el balón con criterio en ataque. Enfrente, los tinerfeños se toparán con un equipo muy atlético, liderado por un base explosivo, el zurdo Paris Lee, que en su año rookie está siendo una de las sensaciones del basket europeo; y por el joven internacional belga, Isma Bako, un pívot que juega por encima del aro, muy móvil y con gran capacidad anotadora.

El técnico canarista, Txus Vidorreta, reconocía este mediodía que su equipo llega "bien y con mucha ilusión de hacer un buen trabajo". "No tenemos ninguna presión", dijo, "ya que estamos ante una eliminatoria abierta. Cualquiera de los cuatro que han llegado hasta la Final Four puede conseguir el título". "El equipo", añadió el entrenador aurinegro, "está motivado y sin ninguna presión adicional. Nos sentimos muy respaldados por los nuestros y tenemos mucha ilusión en ganar este primer partido. Estoy convencido de que el equipo va a dar, como siempre, lo mejor de si".