Artículo

Casademont Zaragoza

Diego Ocampo: "Me ha enamorado la identidad del club"

El nuevo entrenador del Casademont Zaragoza ha explicado en su presentación sus tres pilares fundamentales: "Desarrollar el talento, jugar por y para el público, y rendir ante la exigencia"

Basket Zaragoza
© Basket Zaragoza
  

El nuevo entrenador de Casademont Zaragoza ha vivido su puesta de largo en el Estadio Miralbueno-El Olivar. En las instalaciones de nuestro club vinculado, el de Orense ha podido conocer de primera mano el Campus de Verano y ha atendido a los medios de comunicación para descubrir las líneas maestras de lo que será su labor al frente del cuadro maño en la Liga Endesa.

Con la presencia del presidente del club, Reynaldo Benito, y del gerente de El Olivar, Jon Korkostegi, el director deportivo rojillo, Pep Cargol, ha sido el encargado de presentar al nuevo técnico del conjunto aragonés: “Para nosotros son muy importantes nuestras señas de identidad y valores como club, la identificación de la pista con la grada”, esgrime el gerundense sobre la decisión de apostar por Ocampo. “Eso que hemos conseguido unido al talento aragonés que desarrollamos entronca con la personalidad de Diego”, afirma. “Por eso para mí es un placer presentar y darle la bienvenida como entrenador de Casademont Zaragoza”.

Agradecido al presidente y a la dirección deportiva por la oportunidad, Ocampo afirma que esta aventura supone un reto en su carrera: “Me he enamorado de este proyecto porque tiene una identidad de club y de baloncesto”, asegura destacando sus tres pilares fundamentales. “Desarrollar el talento, jugar por y para el público, y rendir ante la exigencia”. Con todo ello presente y la rasmia como hilo conductor para sumar el máximo número de victorias posible, el orensano se marca un objetivo: “Mantener la identidad para que tanto como la afición como nosotros estemos orgullosos”, subraya.

Para ello tendrá a su disposición una plantilla casi confeccionada a la que tendrá que adaptarse: “Me gusta, tenemos buenos mimbres”, analiza el nuevo técnico rojillo pensando únicamente en el presente. “Yo no vengo aquí a superar a nadie, sino a ayudar al club y al equipo”, sentencia centrado en sacar el máximo rendimiento al grupo. “Tenemos que hacer disfrutar, divertirnos y rendir como equipo desde el principio”, argumenta. Un reto en el que estarán presentes los jóvenes, pero no a cualquier precio. “Yo voy a ser el primero que les ayude, pero se lo tienen que ganar”, advierte. “Tienen que trabajar con la mentalidad de ser competitivos y ganárselo en la pista”.

Con esa mezcla de veteranos y jóvenes talentos, Ocampo tratará de continuar la buena dinámica del club en los últimos años: “Para crear un estilo tienes que adaptarte a los jugadores que tiene”, defiende sin olvidar que hay pautas que han de ser innegociables. “Jugar rápido y compartiendo el balón, rebotear, estar en líneas de pase…ser proactivos”. Algo que debe trasladarse a la pista: “Yo soy el primero que ha de convencer a los jugadores y ellos luego transmitir esa identidad a la grada”, asevera. “Queremos que la gente se lo pase bien y para ello tenemos que divertirnos nosotros”, justifica incidiendo en la importancia de la comunión de equipo y afición. “Somos los encargados de enganchar a la gente para que luego ellos sean quienes nos lleven a nosotros”, concluye.