Nota de club

Valencia Basket Club

Bojan Dubljevic: “Ser el máximo anotador de este gran club es un sueño"

Tras convertirse en el máximo anotador histórico del Valencia Basket, Bojan Dubljevic se ha mostrado orgulloso y ha reconocido que es un sueño para él. "Superar a Rafa me parecía algo imposible, un milagro", ha afirmado

ACB Photo / M. Á. Polo
Ver el vídeo
© ACB Photo / M. Á. Polo
  

El capitán de Valencia Basket, Bojan Dubljevic, conseguía anoche alcanzar los 5.593 puntos anotados con la camiseta taronja en una trayectoria de 465 partidos. Una cifra que le convierte desde anoche en el máximo anotador histórico de nuestro Club. El pívot montenegrino se sincera para reconocer que “de verdad, no tengo palabras para expresar como de orgulloso me siento, esto para mí lo significa todo. Ser el máximo anotador de un gran club es algo con lo que sueñan todos los jugadores”.

Y además lo consigue pasando por delante de otra leyenda taronja y un buen amigo con el que compartió siete temporadas en el Valencia Basket como es Rafa Martínez. El nuevo máximo anotador taronja recalca que “superar a Rafa, a un jugador como él, me parecía algo imposible, un milagro”.

Mientras atraviesa su novena temporada como taronja y echando la vista atrás, Dubljevic recuerda que cuando llegó jamás se imaginó que “podría ser el máximo anotador de la historia del Club. Para mí lo importante es el equipo, todo lo que ganamos, los trofeos que ganamos y lo bien que jugamos. Lo Individual para mí no es tan importante”.

De hecho, pese al logro recién conseguido, su cabeza ya está puesta en el próximo compromiso en la Turkish Airlines EuroLeague, en el que Valencia Basket recibirá al Maccabi Playtika Tel Aviv el viernes 20 de noviembre a las 21:00 horas. El capitán taronja resalta que “el partido del viernes es muy importante, todos lo son. Maccabi es un gran equipo con una gran historia, pero jugamos en casa, queremos continuar ganado, porque para nosotros es importante tener confianza y seguir".

Como conclusión, Dubljevic no se olvida de todos los que le han acompañado en esta andadura hasta convertirse en el máximo anotador de la historia del Club: “Lo mejor que me ha pasado en mi carrera es saber que mi nombre se va a quedar aquí toda la vida. Sólo quiero decir gracias a todos los entrenadores que he tenido aquí, también a los jugadores, a la gente que trabaja en el club, y lo más importante, a la afición que nos ha apoyado todos estos años”. El “Amunt!” con el que se despide antes de levantarse de la silla refleja que estamos ante uno de los nuestros que, por caprichos del destino, acabó por nacer en Niksic hace 29 años.