Nota de club

Hereda San Pablo Burgos

Hereda San Pablo Burgos toma partido contra la violencia machista

El Hereda San Pablo Burgos se une a la Subdelegación del Gobierno en Burgos para presentar la campaña del 25N. La Universidad Isabel I ha colaborado con el club burgalés para la realización de los cuatro vídeos que componen la campaña

SPB/C. Méndez
©
  

Este martes se ha presentado la campaña ‘Nuestro equipo toma partido contra la violencia machista’, con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una idea impulsada por la Subdelegación del Gobierno en Burgos que cuenta con la participación del Hereda San Pablo Burgos.

La campaña se desarrolla por medio de cuatro vídeos realizados con la colaboración de la Universidad Isabel I, que ha puesto sus medios y sus instalaciones a disposición del club para realizar y producir este material audiovisual. En ellos, aparecen el entrenador del Hereda San Pablo Burgos, Joan Peñarroya, y tres jugadores de la plantilla, Jasiel Rivero, Miquel Salvó y Xavi Rabaseda.

En los vídeos, que serán distribuidos a través de las redes sociales, se lanzan mensajes centrados en la idea de que se puede combatir la violencia contra la mujer con la educación y se insiste en que erradicarla es una tarea de toda la sociedad. Igualmente, realizan un llamamiento a denunciar los casos y a reconocerlos para ayudar a las víctimas de esta lacra social.

La presentación de la campaña en rueda de prensa

El subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, ha presentado la campaña en la mañana de este martes, junto con la responsable de la Unidad contra la Violencia de la Mujer de la Subdelegación del Gobierno, Begoña Fernández, y el gerente del Club Hereda San Pablo, Albano Martínez.

Pedro de la Fuente ha agradecido el compromiso del club y su disposición desde el primer momento para colaborar con la causa. “Es muy importante que referentes del deporte asuman el mensaje de que en la sociedad actual no cabe la violencia machista”, ha asegurado.

Además, ha apuntado que “igual que la práctica del deporte fomenta, entre otros, valores de respeto, esfuerzo, solidaridad y compañerismo, creemos que la educación es el pilar esencial para avanzar en la prevención de la violencia de género y para establecer un modelo igualitario que potencie valores de respeto, igualdad y tolerancia a través de modelos positivos de relación y convivencia entre mujeres y hombres”.

Por su parte, el gerente del Hereda San Pablo Burgos, Albano Martínez, ha querido agradecer a la Subdelegación del Gobierno por “haber contado con nosotros para esta campaña”, así como a la Universidad Isabel I, por “las facilidades prestadas para la grabación de los vídeos, para los que se ha volcado con todos sus medios”.

Albano Martínez ha apuntado: “Todos los sectores de la sociedad pueden concienciar sobre la importancia de combatir la violencia contra la mujer y nosotros queremos usar nuestra voz como un equipo de baloncesto con alcance nacional y europeo para aportar nuestro granito de arena a esta lucha”.

El gerente del club castellano ha hablado de la importancia de la igualdad en la sociedad y ha expuesto que el 46% de los cerca de diez mil abonados con los que cuenta el Hereda San Pablo Burgos son mujeres y niñas. “Entendemos el deporte con todos sus valores y debe ser igual para todo el mundo. Por eso, debíamos estar en esta campaña”, ha recalcado.

Para concluir las intervenciones, Begoña Fernández ha insistido en que el objetivo es llegar a toda la sociedad, pero especialmente al público joven, incluidos los menores. “Porque es imprescindible que la juventud de hoy, protagonista de la sociedad del mañana, comprenda, conozca e identifique la violencia de género, reconozca las primeras señales del maltrato y, a continuación, se convierta en protagonista del logro de una sociedad libre de violencia contra la mujer; apoyando a quienes la sufren, rechazando actitudes y estereotipos que la promuevan o justifiquen y actuando en sus relaciones interpersonales, desde el convencimiento de que la igualdad entre mujeres y hombres y el respeto por la dignidad del otro son imprescindibles y útiles para su convivencia pacífica en sociedad”, ha destacado.