Supercopa Endesa 2019

Crónica

Una racha intensa del TAU acabó con un equilibrado Etosa Alicante (97-82)

El gran juego desplegado por el TAU Cerámica en el último cuarto bastó para acabar con el liderato del Etosa Alicante (97-82), a pesar del buen juego desplegado por el conjunto de Trifón Poch durante gran parte del encuentro

Lucio Angulo entra a canasta presionado por Robert Conley (Foto EFE)
© EFE
  

Vitoria, 19 dic. 2004 (EFE).- Una de esas rachas de presión y acierto intensos del TAU Cerámica, de las que hacía tiempo no se veían, acabó con la resistencia de un equilibrado Etosa Alicante, en un partido en el que destacó sobre todo el joven Tiago Splitter y Larry Lewis por los visitantes.

Inicio malo del TAU Cerámica, que erró sus primeros ataques, hasta permitir un 0-6 a favor de un tranquilo Etosa Alicante, marcador que pagó un individualista Conley con el banquillo.

Poco a poco reaccionó el TAU, que se puso 15-10 de la mano de Scola, imprimiendo velocidad al juego, pero los alicantinos, sin prisa pero sin pausa, aguantaban muy bien los tirones locales, gracias sobre todo a Larry Lewis.

Los dos equipos se basaban en el juego interior y las penetraciones, sin convertir un solo triple en el primer cuarto, que terminó con cinco puntos de ventaja para los locales (26-21).

Poch sacó a De Miguel para intentar parar a Scola, lo que consiguió, y el juego cambió hacia fuera: los tres primeros triples seguidos del Etosa Alicante le permitieron volver a ponerse por delante, 30-34.

Ahora eran los alicantinos los que manejaban pequeñas ventajas, de hasta ocho puntos, que se redujeron gracias al joven Splitter, que saliendo del banquillo metió nueve puntos en cuatro minutos. Al intermedio, 42-43, lo que mostraba la igualdad en una primera mitad típica de desgaste y alternativas.

El tercer cuarto comenzó igual: Splitter y Scola, el juego interior, contra un más equilibrado Etosa Alicante. Sin embargo, el TAU elevó pronto mucho su defensa y el ritmo del partido, lo que le permitió volver a mandar.

Los locales robaban balones y contraatacaban, en uno de sus famosos "arreones", hasta el 65-54. La presión subía, era el momento en el que podía romperse el partido, pero el Etosa Alicante no se descompuso y aguantó varios minutos en la frontera de los diez puntos de desventaja.

Incluso, tras plantear una zona, los visitantes lograron terminar el tercer cuarto con sólo cinco puntos por debajo, lo que dejaba el choque abierto.

Poch era consciente de que debía mejorar la defensa, y continuó con la zona y los americanos en el banquillo, pero tres triples de Hansen mantenían y aumentaban la ventaja local.

El TAU Cerámica volvió a imponer su juego, y con un parcial de 15-0, derrumbó la resistencia del Etosa Alicante, hasta llegar a ganar de veinte a falta de cinco minutos. La fuerte defensa local y el tremendo ritmo hacían que el TAU se gustara como hacía tiempo que no lo hacía.

Habían vuelto los Lewis y el Etosa lo intentó sin bajar los brazos, pero los locales tuvieron paciencia para circular el balón, hasta llegar al 97-82 final.

97 - TAU Cerámica (26+16+27+28): Calderón (3), Vidal (12), Conley (3), Scola (24), Betts (2)-cinco inicial-; David (0), Macijauskas (12), Hansen (12), Prigioni (2), Splitter (27).

82 - Etosa Alicante: (21+22+21+18): Nacho Rodríguez (3), Lucio Angulo (6), Q.Lewis (7), L·Lewis (23) y Junyent (10) -cinco inicial-; Hernández (12), Weigand (2), Héctor García (13), De Miguel (6).

Arbitros: De la Maza, Llamazares y Peruga. Sin eliminados.

Incidencias: 8.400 espectadores en el 'Fernando Buesa Arena', en la decimocuarta jornada de liga ACB. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Pedro Casaña, socio fundador de la empresa patrocinadora del club baskonista, Taulell.