Supercopa Endesa 2019

Crónica

El Caja San Fernando aplasta al Cáceres (82-53)

El Caja San Fernando ha derrotado de manera contundente al Cáceres, que no plantó excesiva resistencia. Así, el cuadro andaluz vencía ya al intermedio por 51-22 y llegó a gozar de una ventaja de hasta 38 puntos (73-35)

Andre Turner no ha tenido un regreso feliz a Sevilla (Foto EFE)
© EFE
  

Sevilla, 2 Feb. (Europa Press).- El Caja San Fernando se dio hoy un verdadero festín (82-53) a costa de un penoso Cáceres que puso de manifiesto, a lo largo de los 40 minutos de partido, el por qué de la peligrosa posición que ocupa en la tabla que, lejos de mejorar, tiene todos los visos de agravarse, si sus recursos son los que mostró en Sevilla.

El Caja tuvo un comienzo fulgurante y a los dos minutos y medio iba ya 9-0, con Granger asumiendo de antemano su papel de ´martillo pilón´ verdirrojo . Fue entonces cuando reaccionaron los extremeños por medio de Deon Thomas, para recortar distancias.

Pero era un espejismo, porque las diferencias entre uno y otro equipo tenían que traslucirse en la cancha. Y es que el quinteto sevillano, pese a jugar a medio gas, se las compuso no sólo para mantener la ventaja, sino incluso para poner tierra de por medio y situarse en un comodísimo 24-11 (min.8), gracias a la terrible efectividad de su otro americano, Corey Brewer que anotó él sólo 14 puntos en un abrir y cerrar de ojos.

El técnico visitante, Alfred Julbe, que empezaba a desesperarse, miró a su banquillo y puso en liza a Andre Turner. El que fuera capitán y franquicia cajista hasta la temporada pasada volvía a pisar así la cancha en la que cosechó sus mejores partidos en la ACB, y el público local se lo reconoció, con un cálido aplauso. Pero Turner no pudo variar las tornas para un Cáceres que, por si fuera poco, se cargaba cada vez más de personales.

Con 28-14 en el luminoso terminó el primer cuarto, para dar paso al segundo en el que Hansell se encargó de dejarle claro a los cacereños que no había nada que hacer. El británico ponía el marcador en 33-16 y Granger, tras un constante dominio andaluz sobre el parquet, la aumentaba on un triple que significaba el 44-20 (min.16) y hundía al Cáceres hasta niveles cercanos al ridículo.

Para entonces la paciencia de Julbe había llegado a su tope. El catalán recriminó no se sabe qué a uno de los árbitros y recibió en premio una falta técnica: Más puntos para el Caja y el Cáceres --un cúmulo de despropóstios más que un equipo--, que ya no sabía qué hacer para que la bocina señalara el descanso, al que se llegó con 51-22. Era un resultado aplastante, pero no extraño, si se tiene en cuenta que el parcial del segundo cuarto había sido de 23- 8 para los de casa.

En la reanudación unos y otros sabían ya que el encuentro no tenía más historia que saber por cuánto ganaría el Caja. El Cáceres, es cierto, intentó que la paliza no fuera a más, pero la descoordinación y los fallos constantes de sus hombres en todas las facetas del juego hacían imposible la misión.

Ahí estaban, por ejemplo, un Juan Antonio Orenga penoso o un Turner, que se había marchado de nuevo al banquilo con 11 minutos jugados y ni un sólo punto en su haber y que se limitaría a encestar un tiro libre cuando reingresó en la cancha posteriormente.

Los de Marco Crespi, mientras tanto, se tomaban los minutos que quedaban --que no eran pocos-- como un mero entrenamiento oficial . En el minuto 26 el Caja alcanzaba la cota máxima de su exhibición, con un mate de Granger que puso en pie a todo el Pabellón San Pablo (63-30). No quedó ahí la cosa porque, a renglón seguido, Dioumassi incrementaba el bochorno extremeño con dos puntos (69-33) que significaban la mayor diferencia a favor del Caja San Fernando en toda la tarde, justo en el instante en que expiraba el tercer cuarto.

En fin, el partido caminó hacia su epílogo plácidamente y el Caja, que no quiso hacer más leña del árbol caído en que se ha convertido este Cáceres, se permitió hasta gozar del debut de su último fichaje, el pívto Diego Fajardo, que ni siquiera ha tenido tiempo de conocer a sus nuevos compañeros tras aterrizar ayer en la capital hispalense.

En resumen, el cuadro cajista se llevó una nueva y fácil victoria que, sin duda, le pone la guinda a la recuperación de un equipo que tantas dudas sembró al comienzo de la temporada.

Caja San Fernando 82: (28+23+18+23): Brewer (18), Dioumassi (5), Granger (19), Gadou (6) y Beard (6) --cinco inicial--; Sergio Sánchez (-), Solana (6), Hansell (12), Cattalini (3), Guardia (7) y Fajardo (-).

Cáceres 53 (14+8+11+20): Ferrán López (9), Lleal (7), Schütte (13), Palmer (8) y Deon Thomas (10) --cinco inicial--; Turner (1), Oscar González (-), Callejo (-), Orenga (5).

Árbitros: Amorós, Martínez y G. Díaz. Eliminado Orenga (min.40) por cinco personales