Supercopa Endesa 2019

Nota de agencia

André Turner volverá a jugar ante los aficionados del DKV Joventut

André Turner, sustituto del lesionado Elmer Bennett, se encuentra muy ilusionado en su regreso al Palau Olimpic de Badalona. El jugador de 41 años espera disfrutar de esta nueva oportunidad y ayudar a que el equipo gane

Andre Turner espera ayudar al DKV Joventut en esta nueva etapa (Foto Penya.com)
© Penya.com
  

Badalona (Barcelona), 11 nov. 2005 (EFE).- André Turner volverá a jugar a sus 41 años ante la afición del DKV Joventut, en el partido que enfrentará a la Penya contra el Fuenlabrada el próximo domingo, un momento que el jugador espera "con mucha ilusión".

Turner fue fichado hace dos semanas para sustituir temporalmente la baja del lesionado Elmer Bennett. Llegó a Barcelona horas antes del partido que enfrentó al DKV y al Fórum, aunque el técnico, Aíto García Reneses, no accedió a complacer a la afición, que pidió su participación en el encuentro.

"Fue un momento increíble cuando me ovacionaron en la presentación. Una parte de mi corazón siempre estará ligada al Joventut", explicó hoy en una entrevista concedida a EFE.

"Más que ansiedad, lo que tengo es mucha ilusión por volver a jugar ante la afición de la Penya", añadió el jugador, quien ya estuvo en el Joventut en las temporadas 1996-97 y 1997-98, donde consiguió la Copa del Rey, último título oficial logrado por el equipo badalonés.

Turner se encontraba casi retirado del baloncesto profesional en su ciudad natal, Memphis (EE.UU.), cuando recibió la llamada del Joventut. "Fue una sorpresa enorme. Me mantenía en forma jugando con mis amigos en Memphis, porque el baloncesto es una parte fundamental de mi vida", reconoció.

"Ahora, poco a poco, estoy mejor físicamente y conozco los sistemas de juego del equipo, por lo que podré aportar más cosas", comentó el jugador, quien no estaba muy satisfecho con su juego porque los dos primeros partidos que disputó coincidieron con sendas derrotas.

"Aunque haya venido por un mes, lo que quiero siempre es ganar", afirma como si se tratase de un chaval que comienza ahora su carrera.

Una vez que Bennett se recupere de la lesión (lo hará en dos o tres semanas), Turner no se ha planteado qué hará. "Sólo quiero disfrutar de este momento y aportar lo que pueda para que el equipo gane", señala.

Sobre el nivel de la plantilla que dirige Aíto García Reneses, Turner considera que "es un gran equipo, que comenzó muy bien la temporada".

"Es un bloque muy completo con dos jugadores muy buenos en cada puesto. Por ejemplo, en el de base hay un jugador como Bennett que no vamos a descubrir ahora y Marcelinho es un muy buen segundo base".

Se da la paradoja de que Turner, con 41 años (cumplirá 42 en marzo), comparte vestuario con Ricky Rubio, el chaval de la cantera verdinegra que se ha convertido, con 14, en el debutante más joven de la historia de la ACB. "Podría ser mi hijo", bromea.

"Todo el mundo conoce su talento, pero lo que más me ha sorprendido de él es su madurez. Salta a la cancha sin ningún temor ni nervios, y eso a su edad es algo extraordinario", concluye.