Nota de agencia

La plantilla celebra el título como punto de partida de una etapa de éxitos

Los jugadores del Akasvayu Girona no podían ocultar su felicidad tras proclamarse campeones de la FIBA EuroCup. La plantilla está convencida de que este título sólo es el punto de partida de una nueva etapa que estará llena de éxitos

Los jugadores del Akasvayu Girona han celebrado el título en el vestuario (Foto EFE)
© EFE
  

Girona, 15 abr. 2007 (Europa Press).- Los jugadores del Akasvayu Girona celebraron hoy la consecución de la FIBA EuroCup, primer título europeo en la historia del club y segundo en total tras la Liga Catalana obtenida esta misma temporada, convencidos e ilusionados de que puede ser un punto de partida para una etapa de mayores éxitos.

En la línea de su entrenador, Svetislav Pesic, los jugadores también consideran que pueden llegar más títulos a Girona. "Esperemos que no sea la última alegría", declaró el pívot Marc Gasol, mientras que Fernando San Emeterio coincidió al decir que "es el primer gran título, pero espero que a partir de ahora vengan muchos más".

La euforia invadió Fontajau nada más concluir el partido y alimenta las esperanzas del Akasvayu Girona de seguir creciendo. Entre los objetivos, figura ahora la clasificación para la próxima edición de la Euroliga, un camino que ya siguió el DKV Joventut después de ganar la FIBA EuroCup el año pasado.

En opinión de San Emeterio, "se puede pensar en la Euroliga, por qué no, aunque para ello necesitamos que nuestra afición nos apoye como este fin de semana, y a ver si podemos tener el factor campo a nuestro favor en el Playoff" de la ACB, en la que el miércoles espera el Real Madrid, reciente campeón de la Copa Uleb.

Igualmente, Marc Gasol, que completa con este título una sensacional trayectoria que le ha permitido consagrarse, tras ser campeón del mundo con la selección española en 2006, se mostró eufórico "porque ha sido un gran año, también a nivel personal que esperemos que no acabe aquí. Esta afición se lo merecía", apuntó.

Otro de los jugadores destacados del Akasvayu Girona, el veterano Gregor Fucka, destacó la importancia del éxito. "Yo ya había ganado otros títulos (entre ellos una Euroliga con el FC Barcelona), pero esta victoria también es muy importante. Con el tiempo, esta Fibacup será todavía más importante", señaló el ala-pívot esloveno.

Mientras, el pívot Germán Gabriel pidió ir a partir de ahora "partido a partido, como hasta ahora, sin pensar demasiado en nuevos títulos o en la clasificación para la Euroliga porque vienen partidos muy difíciles". Todos, además, coincidieron en subrayar la dificultad del Azovmash Mariupol, rival en la final.

San Emeterio afirmó que los jugadores eran "conscientes de que no iba a ser nada fácil, porque es un equipo peleón y con jugadores de calidad", mientras que Fucka también quiso destacar que el Azovmash "ha demostrado ser un equipo de una gran calidad y ganar no ha sido fácil, pero por eso nos sabe mejor esta victoria".