Artículo

Claver y Rubio: Los jóvenes prodigios toman el Playoff

Víctor Claver (Pamesa Valencia), 18 años, 8 meses y 21 días; Ricky Rubio (DKV Joventut), 16 años y 7 meses. Pese a su juventud, estos dos jóvenes prodigios se han convertido por derecho propio en protagonistas del Playoff 2007. Nadie de su edad había anotado nunca más de ocho puntos en un partido de las eliminatorias por el título y, en un solo día, estas dos perlas firmaron 18 y 12, respectivamente, cambiando radicalmente el guión de sus encuentros y llevando a sus equipos a la victoria. “Intenté aprovechar los minutos que tuve, devolver la confianza que me dan y me salieron las cosas bien”, explica Claver

Víctor Claver: Elegancia, determinación y mucho, mucho talento (Foto Cipriano Fornas)
© Cipriano Fornas
  

Redacción, 21 May. 2007.- La Selección Española es campeona del mundo pero los clubes continúan produciendo jóvenes promesas que ya a una tempranísima edad se convierten en jugadores importantes en una competición tan exigente como es la ACB. Es el caso de Víctor Claver y Ricky Rubio, baluartes en la victoria de sus equipos en el segundo envite de sus eliminatorias del Playoff 2007.

Claver lleva semanas despuntando. Los nervios y la inexperiencia le habían pasado factura hasta que el 6 de abril tomó el mando con ocho puntos en el último cuarto en Girona. Desde entonces ha sido un no parar, con buenas actuaciones para ser una pieza clave en la clasificación del Pamesa Valencia para el Playoff. Y en estas se cruzó el Real Madrid en los cuartos de final y la joven estrella explotó con 30 puntos en dos encuentros y metiéndose definitivamente en el bolsillo al público de la Fonteta.

El joven jugador valenciano brilló en el primer encuentro, en Vistalegre, firmando 12 puntos (3/4 de dos, 1/2 de tres y 3/3 tiros libres), 1 rebote, 1 tapón, 1 mate, 2 faltas recibidas y 10 de valoración, pero cuando ‘rompió’ espectacularmente fue dos días después, en la Fonteta en el segundo encuentro de la serie de cuartos de final.

Víctor Claver jugó mucho más que en ningún partido anterior (27:24) y se erigió en el máximo anotador del Pamesa Valencia con 18 puntos. El jovencísimo jugador taronja fue de menos a más con dos puntos en el primer periodo, tres en el segundo, seis en el tercero y siete en el último, cuando fue el jugador decisivo en la progresiva remontada del Pamesa Valencia hasta llevar al equipo a 61-63 a falta de cuatro minutos.

Claver, un alero al que Katsikaris ha reconvertido como “4” en esta recta final de la temporada, completó una fantástica estadística: 18 puntos con 5/6 de dos, 1/4 de tres y 5/5 tiros libres, con dos rebotes, una recuperación, un tapón, un mate y 21 de valoración.

Su momento cumbre llegó al borde del final del tercer periodo, cuando consiguió un poderoso mate, muy por encima del aro y sacando falta personal de Axel Hervelle. Como no podía ser de otro modo, Claver celebró con mucha emoción tan espectacular jugada.

"Esperaba estar bien y poder ayudar al equipo pero ganar así ha sido más de lo que pensaba. Intenté aprovechar los minutos que tuve, devolver la confianza que me dan y me salieron las cosas bien", señaló a EFE el joven jugador, que enfatizó la dificultad de lo logrado: “Nos ha costado mucho pero lo hemos conseguido y ahora la serie está igualada”.

Víctor Claver estaba muy contento, explicando que "cuando llegué al vestuario todos me felicitaron mucho, pero esto es un trabajo de equipo y la victoria es mérito de todos". El alero internacional junior añadió que “me emocionó el apoyo de la Fonteta. La gente estuvo con nosotros en todo momento y eso se nota mucho, te vas creciendo poco a poco".

Tras la victoria ante el Real Madrid, Katsikaris explicó, en declaraciones recogidas por Solobasket.com, que "cuando llegué al equipo Claver jugaba de 3 pero tenía problemas para defender a jugadores más rápidos que él. Es un 4. Es lo que los americanos llaman un forward. Es un 4 que puede abrirse para tirar y juega de cara al aro". Además, el técnico griego añadió que "hoy ha hecho una gran defensa, con esos brazos tan largos puede cambiar de jugador en cualquier bloqueo”, y comparó al jugador con el griego Antonios Fotsis.

Ricky Rubio domina en Las Palmas

Ricky Rubio, vital en el triunfo del DKV Joventut en Las Palmas (Foto EFE)
© Ricky Rubio, vital en el triunfo del DKV Joventut en Las Palmas (Foto EFE)
Ricky Rubio sigue dando pasos de gigante en la ACB. Unos días después de ser nombrado Jugador Revelación y comparecer por primera vez en una rueda de prensa, el jovencísimo base hizo en Las Palmas de Gran Canaria su mejor anotación en liga para cambiar radicalmente el desarrollo de un encuentro de Playoff y conducir a su equipo a la victoria.

El base de El Masnou, de 16 años y siete meses, logró en Las Palmas su tope anotador de la ACB, 12 puntos (su mejor marca anterior era de 10) gracias a 2/3 de dos, 1/1 de tres y 5/5 tiros libres, a los que añadió 3 rebotes, 2 asistencias y 15 de valoración.

Pero más allá de la anotación, Ricky Rubio cambió el encuentro. El base salió a la pista con 27-13 adverso y anotó nueve puntos casi seguidos para llevar a su equipo a igualar en el electrónico (38-38). Rubio siguió aportando al DKV Joventut e incluso anotó un triple crucial ya en el último cuarto.

Pero el verdadero dato impactante de la actuación de Ricky Rubio es el resultado con y sin él en pista. Cuando el joven base se mantuvo en el banquillo el Gran Canaria Grupo Dunas logró un resultado positivo de 49-33, pero cuando Rubio estuvo en la pista el parcial fue demoledoramente claro a favor del DKV Joventut: 22-47. De hecho, los verdinegros ganaron los cuatro tramos en que jugó Ricky (11-25; 6-7; 2-7 y 3-8). Definitivamente, crucial.

Rompiendo moldes

Con datos desde 1989, nadie había hecho lo que Claver y Ricky Rubio en un partido de Playoff por el título. En 18 años, que se dice pronto, ningún jugador de edad igual o menor que el jugador del Pamesa Valencia (18 años y 8 meses) había anotado más de ocho puntos en un encuentro de las eliminatorias por el título. Y de repente, en poco más de 16 horas, dos jugadores sobrepasan tal marca.

En una etapa en que jugar en la ACB es posiblemente más exigente que nunca, doblar la mejor anotación de un jugador de su edad en 18 años no está al alcance de cualquiera. Y Claver lo ha hecho... y escasamente 16 horas después, Ricky Rubio también superó el tope anterior.

La mejor marca en Playoff por el título de un jugador tan o más joven que Claver era hasta este sábado de Oliver Fuentes, que logró ocho puntos con el Barcelona en 1993, con 18 años y tres meses. Nadie de 18 años y ocho meses (edad de Claver) o menos había anotado más que Fuentes y hay que ir hasta 18 años y 10 meses para encontrar un jugador que superase el registro del valenciano: José Luis Galilea, que hizo 22 puntos el 5 de mayo de 1991. En Liga Regular el tope es de Rudy Fernández, que logró 23 puntos con 18 años y escasamente cuatro meses.