Nota de agencia

Real Madrid arrolla al Chorale Roanne y ultima la salida a Atenas (104-73)

¡Intratable! Así se ha presentado el Real Madrid ante el Chorale Roanne, volviendo a mostrar una fortaleza que perdió la semana pasada al caer en el Palau. En esta ocasión, ha arrollado a su rival (104-73) dando una lección ofensiva, con siete jugadores por encima de la decena de puntos

Imparable el Real Madrid, suma un nuevo triunfo europeo (Foto EFE)
© Euroleague/Getty
  

Jorge Muñoa. Madrid, 29 nov. 2007 (EFE).- El Real Madrid arregló las gestiones que quería culminar antes de viajar la próxima semana a Atenas para enfrentarse al Panathinaikos y poder hacerlo sin urgencias, libre de agobios y con un buen currículo de resultados después de tumbar al Chorale Roanne, el campeón francés, que acumula cinco derrotas en seis partidos y acabó agazapado bajo un aluvión anotador local (99-71 m.38).

Los madridistas alcanzaron el objetivo marcado con naturalidad, sin perder el gesto, ajenos a cualquier apretura y con síntomas de buena salud ya conocidos y, por lo visto hasta ahora, capaces de llevarle lejos en el torneo europeo de clubes más importante del Viejo Continente.

Los blancos necesitaron un pequeño margen para arrancar. El estadounidense Brion Rush aprovechó la puesta en marcha de los anfitriones para vadear el arranque con los primeros cinco puntos franceses (6-5) y con el griego Mikhalis Pelekanos y el serbio Blagota Sekulic en el cinco inicial madrileño, cuando ambos equipos aún buscaban su sitio en la cancha.

Los franceses, pese a la fantasmal aportación del máximo anotador de la Euroliga, el también estadounidense Marc Salyers, borrado del mapa, se colocaron por delante a los cinco minutos (10-11). El Real Madrid seguía en fase de calentamiento sustentado en Pelekanos y Sekulic, aunque sin despistarse y con tranquilidad absoluta.

El campeón ACB tenía motivos para la calma. En una racha completó un parcial de 11-0 impulsado por Felipe Reyes y cerró el primer cuarto con nueve puntos de ventaja (24-15). El Roanne nunca había dado sensación de peligro. Ni siquiera a través de Salyers. No obstante, Rush le había cubierto las espaldas. El casillero del escolta recogía once puntos en diez minutos.

Sin embargo, la entrada en juego del norteamericano Charles Smith, junto con las rachas de velocidad y un par de oportunos triples a cargo del turco Kerem Tunceri y del belga Axel Hervelle empezaron a abrir hueco (30-22 m.12) sin que Rush diera señales de fatiga (catorce puntos en quince minutos con 3/5 de dos, 2/3 en triples y 2/2 en tiros libres).

Pero Smith estaba enchufado, igual que Felipe Reyes, así que el Madrid alcanzó el descanso a diez de distancia y sin síntomas de preocupación alguna (50-40). El alero estadounidense, 'La Araña', ya había firmado quince tantos.

Salyers logró por fin adaptarse al choque y fue una inyección de fuerza enorme para el Roanne en la reanudación. El ritmo, de todas formas, registró un descenso notable originado, fundamentalmente, en una mayor actividad defensiva de ambos conjuntos, que frenaron la agitada marcha del segundo cuarto.

Además, el Real Madrid, que mantenía la distancia sin demasiados problemas (59-46 m.24), disfrutaba del mejor Pelekanos del curso, al menos en triples y desde la línea de personal (diez puntos mediado el tercer tramo con 2/7 de dos, 1/1 de tres y 3/3 desde la línea). No había sobresaltos. Ni en la pista, ni en el marcador, donde los blancos cincelaban su dominio cada vez con mayor nitidez (62-46 m.25).

El incremento en la tensión defensiva del equipo dirigido por Joan Plaza despejó el resto del camino y situó las cosas en torno a una renta de veinte puntos con diez de catorce en triples y veintinueve rebotes, doce más que los galos, a falta del último periodo (74-56).

Smith engordó su estadística, Bullock la puso a la altura de su categoría sin aspavientos y el Madrid certificó la quinta victoria europea de la temporada. No podría ser de otra forma. El Roanne, campeón francés, es un rival que debuta en la Euroliga, que está por debajo en calidad y que no le podía arrebatar un partido en casa dentro de una competición tan exigente y de un grupo con tantos nombres ilustres.

104 - Real Madrid (24+26+24+30): Tunceri (8), Bullock (10), Pelekanos (12), Sekulic (14), Reyes (10) -cinco inicial-, Smith (22), Hervelle (11), Llull (3), López (-), Papadopulos (10), Bogdanovic (-) y Aguilar (4).

73 - Chorale Roanne (15+25+16+17): Pellin (3), Rush (27), Hess (7), Salyers (18), Badiane (11) -cinco inicial-, Cazalon (-), Poupet (5), Soliman (-) y Hale (2).

Arbitros: Pilipauskas (LTU), Klaar (SWE) y Boltauzer (SLO).

Incidencias: encuentro correspondiente a la sexta jornada de la primera fase de la Euroliga 2007-08 disputado en el Palacio Vistalegre ante unos 11.000 espectadores.

Antes del inicio del encuentro, Felipe Reyes, capitán del Real Madrid, leyó un comunicado en favor del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y de la lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) infantil.

  • Estadísticas del Real Madrid – Chorale Roanne (104-73)