Supercopa Endesa 2019

Crónica

Adecco Estudiantes lleva la serie madrileña al cuarto partido (90-86)

Los de Pepu Hernández se llevan la serie madrileña al cuarto partido (90-86). Adecco Estudiantes derrotó al Real Madrid de la mano de un gran Azofra. La clave del triunfo residía en esos dos desafíos tácticos, en la capacidad del Adecco Estudiantes para exprimirlos y la habilidad madridista para contrarrestarlos

Dragan Tarlac, Zan Tabak y Felipe Reyes luchan por un rebote (Foto EFE)
© EFE
  

Madrid, 17 May. 2002 (EFE).-

  • Estadísticas del partido


  • Detalle de jugadas


  • Rueda de prensa


  • Carta de tiro


  • Cuadro Playoff'2002
  • La apasionante eliminatoria madrileña que enfrenta al Adecco Estudiantes y al Real Madrid en los cuartos de final por el título de la ACB seguirá abierta, como poco, hasta el segundo partido que el orden de la serie ha fijado en Vistalegre, donde el cuadro colegial logró empatar a una victoria en una sensacional tarde de Nacho Azofra y Marlon Garnett.

    La lesión de Gonzalo Martínez y las dudas sobre el concurso del italiano Stefano Attruia, aquejado de vómitos y náuseas antes de empezar el partido pero finalmente utilizado por su compatriota Sergio Scariolo, centró la atención del choque sobre los escasos directores de orquesta disponibles, entre los que tampoco se encontraba el yugoslavo Aleksander Djordjevic, todavía inédito en este ´play-off´ por culpa de una clavícula maltrecha. Azofra, en el bando colegial, y Raúl López, en el blanco, volvían a estar en el ojo del huracán con el espectacular mano a mano que ambos habían mantenido en el primer asalto de la serie todavía fresco en la memoria.

    Azofra cumplió con creces. Anotó ocho puntos en los primeros cinco minutos, imprimió el ritmo de juego que mejor le iba a su equipo y terminó con veintidós puntos, algunos en instantes decisivos. Su rival tampoco lo hizo mal, pero se cargó con la tercera falta a un minuto del descanso y, aparte de aborta un peligroso amago de escapada local con dos triples seguidos, su balance fue inferior al de Azofra, principal responsable del 43-38 que cerró el segundo cuarto en colaboración con Garnett y un aval para la formación del Ramiro de Maeztu. Gracias al canterano (catorce puntos hasta el intermedio) y al norteamericano (dos menos), el Estudiantes pudo compensar la considerable superioridad que el Madrid había mostrado en el rebote (quince por veintisiete), desaprovechada por las dificultades que los constantes cambios defensivos colegiales causaban en el ataque enemigo. Los problemas para el conjunto blanco se agravaron al principio del tercer cuarto. Un par de acciones de Felipe Reyes elevaron la renta local a nueve puntos (47-38 m.23).

    La situación exigía respuestas inmediatas al subcampeón, que corría serio riesgo de convertirse en invitado de piedra en casa de su máximo rival. Los triples materializaron la solución que el Madrid necesitaba en esos momentos para reengancharse otra vez al juego. Un parcial de 2-11 neutralizó la brecha abierta en el marcador, forzó el tiempo muerto estudiantil y, en último término, permitió retomar el control a los hombres de Sergio Scariolo, que salieron al cuarto y definitivo periodo con un pequeño margen de diferencia (60-63). Sin embargo, una distancia tan corta tal y como estaba el partido carecía de importancia. El Madrid, pese a todo, seguía sin solucionar la facilidad de movimientos de Garnett y, sobre todo, la constante presencia de jugadores azules en el rebote ofensivo, que suponía una permanente sangría de canastas sobre su aro.

    La clave del triunfo residía en esos dos desafíos tácticos, en la capacidad del Adecco Estudiantes para exprimirlos y la habilidad madridista para contrarrestarlos. Finalmente, pudieron más los primeros que los segundos. El último empate de la tarde, obra de Raúl López (77-77), dio pie a la anunciada rendición blanca, remachada con la valentía de Azofra y el coraje de un equipo que se niega a bajar los brazos sin dar la cara.

    Arbitros: De la Maza, Martín Betrán y Pérez Pérez. Excluyeron por personales a Tabak (m.38), López (m.40), Felipe Reyes (m.40) y Azofra (m.40).

    Incidencias: Segundo encuentro correspondiente a las eliminatorias de cuartos de final por el título de la Liga ACB 2001-2002 disputado en el Palacio Vistalegre ante unos 13.000 espectadores.