Nota de agencia

Reyes y Mumbrú silencian el Pionir y sellan el pase al Top 16

El acierto de Felipe Reyes y Alex Mumbrú acabó con la resistencia del Partizan y permitió al Real Madrid sumar su octavo triunfo en la Euroliga (72-80), el que le permite asegurar su presencia en la próxima ronda, el Top16

Alex Mumbrú, una de las estrellas del partido (Foto Euroleague/Getty)
© Euroleague/Getty
  

Belgrado, 10 ene. 2008 (EFE).- El pabellón Pionir despidió al Real Madrid en silencio, orgulloso de los hombres del Partizan, de su equipo, pero rendido a la merecida victoria que los blancos fraguaron como colectivo y redondearon a través de Felipe Reyes y Alex Mumbrú, autores de las canastas que decidieron el choque y colocaron al campeón ACB en la segunda fase de la Euroliga.

Los dos internacionales españoles fueron letales cuando los serbios veían la posibilidad de llevarse un choque clave amparados por el apabullante ambiente de una de las gradas más calientes de Europa. Entre ambos sumaron ocho de los doce últimos puntos visitantes ante un Partizan lanzado después de haber remontado once puntos de diferencia (53-64 m.31) para empatar con un triple de Milenko Tepic a cinco minutos para la bocina (68-68).

El Madrid jugó un encuentro de alto nivel. Dominó el ritmo, supo moverse en el marcador, borró del mapa a la gran estrella local, el pívot Nikola Pekovic con un perfecto trabajo de los interiores, buscó el aro sin complejos desde el perímetro y, sobre todo, por encima de cualquier otra consideración, se exhibió en defensa.

Los blancos desgranaron un amplio repertorio de defensas y, a partir de ahí, controlaron las pulsaciones del choque a la perfección. También supieron aguantar la presión y, desde la banda, completar una rotación perfecta, con respuestas previstas para todas las posibles amenazas del cuadro de Belgrado, que son muchas.

El Madrid sacó de la pista a Pekovic, pero eso también lo había hecho en el encuentro de la primera vuelta, en Vistalegre, o sea que conocían el método para lograrlo. Pero es que también ensombrecieron los más de 230 centímetros de Slavtko Vranes, cuyas cortas apariciones tampoco le permitieron firmar una actuación tan consistente como habría podido hacer.

Los tiros libres fueron el aliento del Partizan en un primer cuarto excelente por parte de los madridistas. Sin embargo, los triples blancos cayeron del cielo en el momento más importante. Al principio del tercer cuarto sirvieron para frenar el ímpetu de los talentosos jóvenes blanquinegros.

En realidad, el equipo de Joan Plaza siempre se mostró como dominador, nunca perdió los nervios. Además, Felipe Reyes salió del banco y terminó convertido en el mejor hombre de la noche dentro de un bloque que brilló, más que por lo demás, por su dureza como equipo, por su inquebrantable fe en lo colectivo.

El Madrid ya puede presumir de estar en la segunda fase de la Euroliga, en el deseado 'Top 16'. De paso, también está un poco más cerca de su gran objetivo, que no es otro que disputar la Final entre Cuatro en el Palacio de los Deportes. Con partidos como el de Belgrado se alcanzan las fases finales y muchas más cosas.

72 - Partizan (17+21+15+19): Palacio (13), Kecman (13), Tripkovic (5), Boroniac (-), Pekovic (6) -cinco inicial-, Tepic (10), Velickovic (8), Vitkovac (7), Milosevic (-), Vranes (7) y Bozic (3).

80 - Real Madrid (21+20+20+19): Tunceri (7), Smith (9), Mumbrú (14), Sekulic (6), Papadopulos (12) -cinco inicial-, Pelekanos (2), Reyes (15), Hervelle (1), Bullock (5) y López (9).

Arbitros: Zavlanos (GRE), Ankarali (TUR) y Lavtisev (LAT). Excluyeron por personales a Bozic (m.28).

Incidencias: encuentro correspondiente a la undécima jornada de la primera fase de la Euroliga 2007-08 disputado en el pabellón Pionir ante unos 6.700 espectadores.

  • Estadísticas del Partizan - Real Madrid (72-80)