Artículo

Carles Marco se despide del iurbentia Bilbao Basket tras la pretemporada

Carles Marco ha querido despedirse de sus compañeros del iurbentia Bilbao Basket en su marcha tras ayudar al equipo en la pretemporada. El base catalán se muestra ilusionado por empezar una nueva etapa en Manresa, aunque admite que no le hubiera importado seguir todo el año a las órdenes de Txus Vidorreta

Carles Marco ya viste la camiseta del Ricoh Manresa (Foto Ricoh Manresa)
© Ricoh Manresa
  

Bilbao, 18 sep. 2008.- El base catalán Carles Marco terminó ayer su vinculación con el iurbentia Bilbao Basket. Ha sido menos de un mes en las filas del equipo vizcaíno que le han bastado para dejar su poso de profesionalidad, calidad deportiva y humana, además de trabajo a destajo para ayudar a los bilbaínos.
“Ha sido una experiencia muy positiva, quiero dar las gracias a todo el mundo porque me han tratado como uno más del equipo, me han ayudado dándome la posibilidad de hacer la pretemporada con un equipo ACB y yo también les he podido ayudar porque faltaba un base”, reconoció el director de juego de Badalona.

Marco quiso destacar el gran grupo que ha encontrado en el iurbentia Bilbao Basket. “Me he encontrado muy a gusto en todo momento, tanto Txus (Vidorreta) como el resto de los técnicos me han tratado como uno más del equipo, hay un plantel extraordinario y ojala hubiese podido estar todo el año, no es así y me buscaré fuera las habichuelas”, comentó..

El experimentado director de juego aseguró sentirse “extraño” al comenzar una temporada con un contrato por un mes, algo que nunca le ha sucedido, “el contrato más corto que había firmado hasta ahora era de dos años”. “Es otra experiencia en mi etapa como jugador, ha sido positiva porque he estado en un gran club y una buena ciudad. Lo negativo es que se acaba pronto, estaba muy a gusto en el equipo y la ciudad, pero sabía que tenía que ser así porque este verano no acepté ninguna de las pocas ofertas que tuve y sabía a lo que venía”, reconoció Carles Marco.

Marco se incorporará mañana al Ricoh Manresa, algo que le permitiría seguir entre los mejores. “(Irme) a Manresa será perfecto, aunque sea un contrato temporal. Me permitirá poder empezar la Liga, seguir jugando, estar en forma y estar ahí para lo que suceda en los próximos meses”, dijo.

Finalmente, Carles Marco reconoció que prefiere “ir quemando etapas” y no mirar más allá de su próximo contrato. “Este año viene así. Me gustaría tener un contrato estable porque es lo que buscamos todos: (En) Manresa pretendo ayudar en todo lo que pueda, intentar ganar los máximos partidos hasta que Javi (Rodríguez) se recupere y hacerlo bien por si me necesitan para todo el año. Si no es así, intentaré estar preparado y enseñar a todo el mundo que soy el jugador que he sido durante toda mi carrera y no el del año pasada, que por circunstancia juegue mal, el equipo no estuvo bien y no disfrute jugando a baloncesto como lo he hecho en toda mi carrera”, aseveró.