Supercopa Endesa 2019

Artículo

Mirza Teletovic, más decisivo que nunca

Ya se con un tiro por elevación para ganar el partido o con tres triples consecutivos en el tramo final, Mirza Teletovic se está revelando como un jugador decisivo esta temporada. "No tengo miedo al último tiro", afirma el bosnio

Mirza Teletovic está respondiendo a la confianza que le da Ivanovic
© ACB
  

Redacción, 4 nov. 2008.- Heterodoxo y decisivo son los dos adjetivos que podrían definir a Mirza Teletovic a estas alturas de su carrera. El ala-pívot del TAU Cerámica está en un momento dulce de juego que se ha traducido en dos triunfos con su sello. El primero fue la semana pasada en Ljubljana: el bosnio falló el tiro pero no se rindió y aprovechó una asistencia de Splitter para anotar la canasta de la victoria con un tiro por elevación desde la mitad de la zona.

El segundo, con tres triples casi consecutivos en el tramo final del choque contra el Real Madrid. ¿Debemos esperar este espíritu de killer en el juego del baskonista? "Intento ser sólido a lo largo del partido con las oportunidades que me dan, pero en el momento importante siempre estoy ahí. Sé que puedo jugarme los lanzamientos decisivos si el equipo lo necesita". La clave para este tipo de lanzamientos es evitar el miedo al fallo. Él lo tiene claro: "No tengo miedo a este tiro, aunque no lo había hecho antes de forma tan determinante."

Teletovic se siente cómodo anotando bajo presión, bien sea de triple o desde cualquier posición puesto que "me da igual dónde juegue de la cancha, dentro o fuera, lo que necesite el equipo es lo que importa". Su seguridad responde también a la confianza de la que está gozando en este arranque liguero (juega 29 minutos por encuentro anotando 11 puntos con 9 tiros de campo de media): "Se ha dado la circunstancia que en los dos últimos partidos he tenido el balón y la oportunidad para ganar el partido o para sentenciarlo y la he metido. Tener estos tiros es una buena cosa si estás con confianza... pero no tanto si no lo estás (risas). En cualquier caso, yo estoy preparado en el momento que sea".

Desde que llegó a la ACB en la temporada 2006-07, el bosnio ha sorprendido por su particular estilo de juego. Su principal arma es el tiro de tres, pero también su movilidad y versatilidad anotadora, algo poco habitual en un ala-pívot. En su opinión, se trata sólo de sacar ventaja: "El ala-pívot siempre es el jugador que, en defensa, ayuda más a sus compañeros, así que normalmente tengo muchos espacios para hacer daño desde la línea estando solo."

Además, la eficacia en el tiro es ya una tradición del baloncesto balcánico. Y ser un, sobre el papel, jugador interior no exime del trabajo correspondiente: "he trabajado mucho el tiro de tres. En nuestro país siempre se trabaja para mejorar y tenemos claro que entrenar el tiro es algo fundamental, así que llevo mucho tiempo perfeccionándolo".

Y se nota. Firma un 42% en su carrera ACB (146/347) y un 38 esta temporada, en la que ya ha lanzado 32 triples en los seis partidos jugados. Esta temporada poco ha cambiado: "estamos entrenando muy bien y espero que sigamos mejorando. Por mi parte, espero mantener el nivel de otros años y, ahora mismo, seguir con la racha de bueno juego".

Sobre su nuevo técnico, Dusko Ivanovic, Teletovic apunta que "es un buen entrenador, ha hecho muchas cosas en el TAU Cerámica y en general a lo largo de su trayectoria. Un jugador como yo siempre tiene oportunidades con él". Desde que llegó al equipo vitoriano, el ala-pívot ha jugado a las órdenes de cinco entrenadores: Perasovic, Lezkano, Maljkovic, Spahija y ahora Ivanovic.

"Siempre es difícil cambiar de entrenador, porque tienes que adaptarte a los cambios. Por eso es importante para nosotros que haya una cabeza visible y clara en el banquillo. En este caso en concreto, no empecé la pretemporada con el equipo, por lo que me costó entrar en la dinámica de Dusko, pero él me ayudó y ahora me siento muy a gusto", explica al respecto.

Por último, le preguntamos sobre los incidentes durante y al final del partido contra el Real Madrid. Teletovic es contundente: "Creo que no fue nada, ya está olvidado. El baloncesto es un deporte duro y cuando hay tensión a veces pasan estas cosas, pero no tiene más importancia".