Artículo

Las prórrogas de Pete Mickeal

Pete Mickeal vivió un cumpleaños idílico, guiando al TAU Cerámica al título el día que cumplía 31 años. Sus canastas y el tapón decisivo valieron el trofeo, pero... ¿sabías que Pete es un auténtico experto en prórrogas? No falla nunca...

Pete Mickeal, sin camiseta tras el éxtasis del título
© ACB
  

Redacción, 24 Feb. 2009.- Hay formas de celebrar un cumpleaños para todos los gustos. Algunos tiran de agenda y no reparan en gastos para celebrar el aniversario de un nacimiento mientras que otros preferirían saltarse la fecha señalada con tal de no hacerse un año más viejo.

Pete Mickeal es de los primeros. A falta de piñata, tarta o globos, tuvo que tirar de ingenio para conseguir el confeti. ¿Cómo? Realizando una prórroga de ensueño, en la que impulsó al TAU Cerámica a conquistar la Copa del Rey ante el Unicaja. En un 22 de febrero, 31 años después de llegar al mundo dispuesto a todo, Pete logró superarse y confirmar de paso su capacidad para decidir en la prórroga: tres que ha disputado este año, tres que ha decantado.

Una exhibición que vale un título

El alero norteamericano del TAU Cerámica se quitó en el tiempo extra el traje de gran jugador para ponerse uno que ya ha vestido en varias ocasiones en su etapa

Explosión de alegría tras el tapón de Mickeal: la Copa es para el TAU
baskonista, el de líder imparable. Con el Unicaja tirando de épica y un gran baloncesto y sin Splitter ni Rakocevic, eliminados por faltas, sólo cinco minutos de ensueño de Mickeal permitieron que el título se celebre a estas horas en tierras alavesas.

Pete sumó, cronológicamente, un rebote, un asistencia, dos faltas recibidas con sus correspondientes cuatro tiros libres anotados, un par de canastas de dos, un rebote y un tapón. La interminable lista, que ya de por sí aporta 14 de valoración al baskonista, no refleja lo que Mickeal transmitió en la cancha, ni mide la grandeza de su exhibición. Y es que aparte de ser el referente ofensivo del TAU Cerámica en la prórroga, el estadounidense encestó la canasta de la victoria final –un fantástico tiro cuyo éxito parecía imposible tras la gran defensa de Berni Rodríguez- y taponó el último intento, desde más allá de 6,25, del propio jugador malagueño, que le hubiera dado la Copa al Unicaja.

Granada: Decide sobre la bocina

El ex de Breogán jugó en la ciudad andaluza uno de sus mejores encuentros ACB y, por supuesto, uno de sus encuentros más completos con la elástica baskonista. En un choque sin tregua, Mickeal llegó a la prórroga con 31 de valoración, que ya tenía su mérito, aunque el epílogo a su show fue inolvidable.

Su equipo perdía por uno y CB Granada tenía la posesión a falta de poco más de veinte segundos, aunque el alero logró robar la pelota y realizar un mate que le dio la iniciativa al TAU. Pero CB Granada no se rindió y logró ponerse nuevamente por delante a falta de cuatro segundos para el final, por lo que Mickeal tuvo que volver a salir a escena para conseguir, con una canasta sobre la bocina, una victoria in-extremis para su equipo. Hizo 9 de valoración en el tiempo extra y acabó con un total de 40.

En Roma, una exhibición en toda regla

Claro que las exhibiciones de este año de Pete en los minutos finales datan del 9 de enero, fecha en la que el jugador norteamericano encandiló fulminando a Lottomatica Roma. Un triple suyo en las postrimerías del encuentro forzó la prórroga y, en los cinco minutos decisivos jugó un baloncesto sublime, digno de uno de los mejores aleros del viejo continente.

Al igual que ante el Unicaja, el TAU jugaba sin Splitter por acumulación de faltas. Entonces, Mickeal se convenció a sí mismo y tiró del carro sin rechistar. ¿Que hay que ganar el encuentro? Eso está hecho. Anotó, reboteó, asistió, sumó en todos los apartados del juego. Omnipresente, imponente y cualquier calificativo estridente que se quiera añadir. No será ninguna exageración. Su portentosa actuación le valió acumular 17 de valoración en sólo cinco minutos por lo que el TAU pudo mantener su buena racha en la Euroliga.

Un ganador compulsivo

Tiene 31 años y casi todos han estado repletos de victorias. Ganador nato desde que daba sus primeros pasos, triunfó en el instituto con dos títulos y conociendo la derrota en sólo un par de ocasiones, algo que repitió en el college, estando durante más de dos años sin perder y acumulando un increíble balance de 87-0.

Ganador de la ABA, marcando récords históricos en las ligas filipina y coreana, triunfando en Grecia llevando al éxito a sus equipos y poniendo la guinda en el TAU, en el que crece y crece cuando la ocasión más lo requiere. MVP en la Final ACB 2008 por su gran rendimiento ante el Barça, con un currículum importante de canastas ganadoras a sus espaldas y esencial, a más no poder, en el torneo del K.O., donde despertó a tiempo ante Pamesa –cuatro puntos suyos en el último cuarto alejaron al TAU, que acabó sentenciando a su rival- y se dio un festín ante Unicaja. Un cumpleaños de lujo. Sin tarta pero con Copa. Y qué bien supo…