Supercopa Endesa 2019

Artículo

Los Cavs llegan a un acuerdo para el traspaso de Shaquille desde Phoenix

La actividad en los despachos de la NBA no para en las horas previas al draft, y los principales medios estadounidenses informan del acuerdo al que han llegado Cavs y Suns para el traspaso de Shaquille O´Neal

Shaq jugará con LeBron en los Cavs (Foto EFE)
© EFE
  

Redacción, 25 Jun 2009.- Año y medio después de su llegada a Arizona, Shaquille O´Neal pone punto y final a su aventura con los Suns y luchará por conseguir un nuevo anillo en los Cavs de LeBron James, de confirmarse el principio de acuerdo al que han llegado ambas franquicias, con Ben Wallace, Sasha Pavlovic, una segunda ronda y una cantidad de dinero a cambio de Shaquille O'Neal

Shaq, otra pieza en busca del anillo antes del 2010

Tras una sensacional regular season, Cleveland caía derrotado ante Orlando Magic en las Finales de la Conferencia Oeste. Con la llegada de Shaq, consiguen una presencia en la pintura para minimizar la aportación de rivales como Dwight Howard, además de un referente anotador en el interior.

Si bien han sido grandes los problemas que ha sufrido en Phoenix en la defensa del pick&roll desde la llegada de O´Neal, el apoyo en el rebote y su tamaño dan a los Cavs una arma que no poseían, puesto que Ilgasukas ha sido utilizado en el lanzamiento a media y larga distancia, Varejao no tiene un gran arsenal ofensivo, y mayores eran las dificultades en la anotación de Wallace.

El traspaso tiene otro componente importante para los Cavs: la necesidad de luchar por el anillo antes de que llegue el próximo verano, en el que LeBron James podría convertirse en agente libre y abandonar la franquicia.

La llegada de O´Neal obligará a modificar los sistemas de ataque de Cleveland, puesto que Shaq ocupa un espacio en el interior que los de Ohio han intentado en los últimos años que quedase libre para las penetraciones de James, pero abre grandes posibilidades para el equipo, puesto que no siempre se consigue un interior con unos promedios de casi 18 puntos y un porcentaje de tiro superior al 60%, pese a sus 38 años. De cómo “encaje” en el equipo dependerán muchas de las opciones de los Cavs esta temporada.

Los Cavs ya intentaron conseguir a O'Neal el pasado mes de febrero, y se hacen cargo de los más de 20 millones de dólares de su último año de contrato.

Los Suns reducen costes

Fuera de los Playoffs NBA por primera vez desde la llegada de Steve Nash y con unos elevadísimos gastos salariales, los Suns reducen de forma drástica los costes de su plantilla. El movimiento les permite “ahorrar” un mínimo de 10 millones de dólares, cantidades que se podrían aumentar en el caso de confirmarse la retirada de Ben Wallace.

Shaq llegó a los Suns en febrero del 2008, intentando cubrir las carencias del equipo en el juego interior. La salida de Kurt Thomas dejaba a Marion, Diaw y Stoudemire ocupando estas posiciones bajo el mando de D'Antoni, sufriendo ante los interiores de los rivales, buscando con la llegada de Shaq un salto de calidad dentro del equipo que no llegó a producirse.

'Sasha' Pavlovic tiene un año más de contrato, con una cláusula por la que sólo 1'5 millones de los casi 5 de su último año de vinculación están garantizados, y se espera que los Suns corten al jugador antes del inicio del próximo curso.

Ben Wallace podría retirarse, con lo que, en el caso de llegar a un acuerdo para la rescisión, los 14 millones de dólares de su último año de contrato podrían verse reducidos de forma notable.

Además, los salarios de los Suns están por encima de la barrera del “impuesto de lujo”, por lo que toda reducción de salarios “cuenta el doble”, de modo que la operación supone para los Suns una reducción de costes no inferior a los 10 millones de dólares, a falta de saber la resolución del contrato de Wallace, a cambio de un jugador con grandes números pero con el que no lograron luchar por el anillo.

Una vez confirmada la renovación de Gentry en el banquillo, es probable que los Suns apuesten de nuevo por un equipo en cancha de menor altura y mayor velocidad de ejecución, volviendo a los parámetros marcados por la presencia de D'Antoni y antes de que Nash y Stoudemire acaben contrato en el verano del 2010, donde se decidirá el futuro de la franquicia de Arizona.