Artículo

Freire: Adiós al culebrón con partidazo

Tras un verano muy difícil, a la espera de un transfer que nunca llegaba, el base de 17 años nacionalizado español cumplió su sueño de debutar en ACB. ¡Y lo hizo a lo grande!

Freire, ante Avdalovic en su debut ACB (Foto EFE)
© EFE
  

Redacción, 6 Dic. 2009.- Ha sido el culebrón del verano para el Unicaja. Rafa Freire, brasileño de nacimiento, español de adopción y uno de los jugadores jóvenes de los que más se viene hablando en el continente europeo en los últimos años, cumplió este sábado por fin su sueño de debutar en la ACB.

El base consiguió este pasado 26 de junio la nacionalidad española por carta de naturaleza, una medida de gracia en la que el Gobierno agilizaba los trámites en los casos especiales de deportistas de élite. Aíto García Reneses contaba con él para la primera plantilla a pesar de su juventud, ya que sólo tiene 17 años.

Pero el problema surgió cuando la Federación Brasileña se negó a dar el tránsfer que se necesitaba, por lo que si Freire debutaba con el equipo lo haría no como seleccionable sino como comunitario. La FEB intervino pero el jugador se vio inmerso en un auténtico lío a su corta edad, impotente por no poder jugar ni con el Unicaja ni con el Clínicas Rincón Axarquía hasta que la situación se resolviera.

El jugador, que confesó sentirse “rayado” y con “miedo”, intentó mantenerse al margen de todo el conflicto, aunque su culebrón no se resolvió en verano y hasta hace unas semanas su rumbo no pudo dar un giro de 180 grados. A comienzos de noviembre, su situación se desbloqueó y el jugador que más dio que hablar en Málaga durante el periodo estival pudo viajar a Santiago de Compostela con su equipo. No debutó aquel día pero sí lo hizo con el Clínicas Rincón, donde ha promediado más de 8 puntos y 2 asistencias en sus cuatro partidos disputados hasta el momento.

Rafa Freire jugó sin complejos (ACB PHOTO/C.Minguela)
El último capítulo del imprevisible guión de su trayectoria a tan temprana edad se pudo ver este sábado. Ante el Meridiano Alicante, Rafa Freire fue convocado, ésta vez con más opciones de jugar por la lesión de Saúl Blanco. Y lo hizo. Ni más ni menos 17 minutos en su debut ACB, con 7 de valoración, merced a 5 puntos (1/1 T2, 1/3 triples), 3 rebotes, 2 asistencias y una falta recibida.

Lo que trasmitió enganchó a un Martín Carpena deseoso de nuevas ilusiones tras el gris arranque del Unicaja. Jugando como escolta, confirmó que las altas expectativas que hay puestas en él no son desorbitadas, revolucionando el choque ante el Meridiano. Dio una bocanada de aire fresco a su equipo en la segunda mitad, anuló en defensa a Hill y fue para Aíto la clave del despegue del conjunto: “Ha arrastrado al resto del equipo con su defensa, ha sido clave en la victoria, aunque aún no está preparado para jugar al máximo nivel porque durante dos años sólo ha jugado partidos amistosos”.

El jugador, el quinto debutante más joven en la historia del Unicaja, se mostró encantado tras el partido, en unas declaraciones concedidas al Diario Sur: “Al principio no sabía ni qué hacer viendo a toda la afición. Me sentí pequeño, pero luego me fui soltando y pude defender y correr, que es lo que me gusta. Siempre es mejor debutar ante tu público. Todavía me falta físico porque he jugado pocos partidos y me sentí cansado, por eso pedí el cambio”. Además, él, toda ilusión, mandó un mensaje esperanzador a un público que por fin pudo conocer desde el propio parqué: “¡Claro que jugaremos la Copa!”.