Supercopa Endesa 2019

Artículo

Suzuki Manresa presenta el recurso por el resultado del partido ante Regal FCB

El Suzuki Manresa ha presentado ante el Juez Único de Competición el recurso en el que solicita que la canasta de Roger Grimau sea considerada ilegal

  

Manresa, 6 abr. 2010.- El Bàsquet Manresa ha presentado esta mañana un recurso al juez único del Comité de Competición de la Liga ACB en relación a la canasta ilegal de Roger Grimau en el partido que el SUZUKI Manresa y el Regal FC Barcelona disputaron domingo día 4 de abril en el Nuevo Congost. El club manresano presenta este recurso desde el convencimiento que se le declarará vencedor del partido ante el Regal Barça.

En ningún momento se cuestiona la decisión de los tres árbitros del partido, puesto que estos no fueron informados que el reloj de partido se paró en el lanzamiento de Terence Morris a 0.6 segundos y volvió a ser puesto en marcha, 0.8 segundos más tarde, cuando Roger Grimau cogió el rebote en ataque para empatar el partido a 73 puntos y forzar una prórroga que no se debería de haber disputado.

El Bàsquet Manresa se desmarca de los precedentes de los que se está hablando estos días y se pide que la canasta de Roger Grimau sea considerada a destiempo, tal y como se ve perfectamente a las imágenes de televisión, puesto que fue conseguida una vez se había parado el reloj durante 0.8 segundos, cuando tan sólo restaban 0.6 por disputar en el lanzamiento de Morris.

Declaraciones del Presidente Ejecutivo del Bàsquet Manresa, Josep Vives

“Como ya hemos explicado, en ningún momento ponemos en cuestión la actuación de los árbitros del partido. Ellos tomaron una decisión basada en una realidad falseada; es decir, dieron por buena la canasta de Roger Grimau sin saber que el cronómetro había sido manipulado. Por lo tanto, consideramos que toda la responsabilidad debe recaer en el cronometrador y en el comisario, ya no sólo porque pararon el cronómetro y después lo volvieron a poner en funcionamiento, sino porque no dijeron nada a los árbitros ni en aquel momento, ni una vez finalizado el partido”.

“No nos planteamos ningún otro escenario que no sea que nos den como ganadores de este partido. De hecho, en los cuarenta minutos de juego reglamentario que establece la normativa FIBA y, teniendo en cuenta lo que dice esta misma normativa en relación a quien se debe dar como vencedor de un partido de competición oficial, nuestra victoria es incontestable y no admito ninguna clase de interpretación. Las pruebas que hemos presentado son concluyentes y no pueden ser refutadas de ninguna forma”.

“Quien afirme que el parón del cronómetro podría ser debido a un mal funcionamiento del aparato falta gravemente a la verdad. Es cierto que este cronómetro se ha estropeado en algún momento esta temporada, pero ahora funciona perfectamente y, además, no ha fallado nunca en una circunstancia como la que nos ocupa. Por otro lado, viendo las imágenes, nos damos cuenta que el cronómetro se para justo cuando la pelota sale de las manos de Terence Morris y se vuelve a poner en marcha justo tras el rebote de la pelota al tablero. En el Nou Congost no tenemos un cronómetro inteligente, de forma que tanta casualidad sólo se explica por la manipulación de quien tiene la responsabilidad de controlarlo”.

“Nuestro caso no tiene nada a ver con los antecedentes de esta temporada en la liga ACB. No estamos discutiendo ninguna decisión arbitral. Por lo tanto, no pretendemos rearbitrar el partido. De hecho, no nos hace falta rebatir la decisión de los árbitros, en la medida que el partido, como demostramos clarísimamente, ya estaba acabado y, por lo tanto, todo lo que pasó posteriormente, no puede tener el menor asomo de validez. Las normas, en este sentido, son taxativas y no dejan ningún margen para ninguna otra interpretación que no sea esta”.