Supercopa Endesa 2019

Crónica

El Suzuki amarra la permanencia y prolonga la mala racha pucelana (68-74)

El conjunto manresano supo sufrir para conseguir un triunfo que prácticamente le asegura la permanencia en ACB frente a un Blancos de Rueda que encadena su séptima derrota consecutiva

Cusworth anota sin oposición (Foto EFE)
© EFE
  

Valladolid, 10 Abr. 2010 (EFE).- El Suzuki Manresa venció este sábado al Blancos de Rueda Valladolid, debido a que supo rentabilizar su escaso bagaje ofensivo ante un Blancos de Rueda, que sufrió su séptima derrota consecutiva, gris en ataque y con escasa intensidad en defensa.

El técnico local, Porfirio Fisac, confió la dirección del juego al norteamericano Brian Chase y el poder en la pintura a Barnes y Battle, quienes ya en los primeros compases se dieron cuenta de lo difícil que era sobrepasar a Cusworth debajo del aro.

Mientras, el Suzuki Manresa, con dos ex jugadores del club vallisoletano, Rodrigo San Miguel y Román Montañez, abusaba del lanzamiento desde media distancia para intentar sorprender a un Blancos de Rueda un tanto espeso en ataque, pero que se encomendaba a la buena muñeca de Chase, quien ya a la mitad del primer cuarto había anotado dos triples.

A los dos equipos les faltaba tensión y ritmo de juego y sólo se rompía con el acierto desde el perímetro de uno y otro. No obstante, la entrada de Diego García dio otro aire al ataque local. Así, se llegó al descanso con una exigua ventaja para los vallisoletanos (21-17).

El segundo cuarto comenzó con una buena jugada del argentino y con una férrea defensa de sus compañeros, pues consiguieron desesperar al bloque catalán durante sus posesiones. Diego García era el estilete, pues Battle no tenía su día debajo del tablero. Mejor andaba Barnes, quien asumió también un papel principal en la anotación y en el rebote.



Pero las imprecisiones del Suzuki Manresa en ataque pusieron muy fácil las cosas a los de Fisac, que sin estar tan entonados como en otras citas, sacaban diez puntos de ventaja a su adversario hacia la mitad del segundo cuarto (31-21).

Una diferencia que se esfumó parcialmente en dos minutos, merced a la convicción de Cusworth, el acierto de Montañez y una sensible pájara del Blancos de Rueda (33-30). Entonces, Fisac dio entrada a Chase, quien volvió a sacar la ametralladora que tiene por brazo para animar a sus compañeros, los cuales seguían permitiendo lanzamientos de tres puntos demasiado fáciles.

Ivanov
y San Miguel aprovecharon el bajón en la intensidad de la defensa vallisoletana para reducir la ventaja hasta los cuatro puntos al descanso (42-38).

Tras el descanso, el Blancos de Rueda deshacía su tino en ataque con una defensa al hombre carente de agresividad. De este modo, a falta de cinco minutos para el tercer cuarto, Fisac se vio obligado a pedir un tiempo muerto con el que hacer espabilar a sus hombres (50-49).

No lo consiguió y un triple de Ivanov, seguido del primer fallo desde la línea de tres en todo el partido de Chase, puso por delante al Suzuki Manresa por vez primera desde el inicio del choque. El Blancos de Rueda había perdido la poca frescura ofensiva que poseía y, al final del tercer cuarto, perdía por 57-58.

El conjunto barcelonés demostraba una mayor entereza a la hora de aprovechar sus posesiones, así como un nivel defensivo y reboteador superior al de un conjunto vallisoletano que estaba dilapidando la ventaja de diez puntos que llegó a tener en el segundo cuarto.

En el cuarto, el Suzuki Manresa se empleó a fondo en la defensa mixta, auspiciando un estado de desesperación en el conjunto local, que sólo anotaba al contragolpe.

Cuando restaban seis minutos para la conclusión y el marcador era de 61-64, Fisac cambió a una defensa zonal con la que evitar el descalabro, pero el equipo parecía ausente hasta que un triple de Brian Chase a falta de tres minutos para el final calentó un choque que más igualado no podía estar.

Parejo por los fallos de uno y otro equipo, empeñados en brindar un espectáculo nefasto hasta el final del mismo. Una conclusión marcada por los constantes lanzamientos de tiros libres, en los que el Blancos de Rueda Valladolid estuvo pésimo.

Así, el partido murió con una canasta de Román Montañez a falta de 17 segundos ante la que no había opción de réplica, pues la ventaja era de cinco puntos. El resultado final: 68-74, y Suzuki Manresa que acaricia la permanencia a falta de cinco jornadas para el final.

68 - Blancos de Rueda Valladolid (21+21+15+11): Chase (23), Van Lacke (11), Isaac López (-), Barnes (15), Battle (-) -cinco inicial-, Baéz (5), García (12), Grunfeld (2) y Dumas (-).

74 - Suzuki Manresa (17+21+20+16):
San Miguel (12), Jordi Grimau (18), Montañez (20), Ivanov (7), Cusworth (7) -cinco inicial-, Gladyr (4), Lewis (2), López (-), Alzamora (4) y Llorca (-).

Árbitros:
De la Maza, Fernández y Zafra. No hubo jugadores eliminados.

Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de la Liga ACB disputado en el polideportivo Pisuerga de Valladolid ante unos 4.500 espectadores.