Supercopa Endesa 2019

Artículo

Mensah-Bonsu y Deng meten a Gran Bretaña en el Eurobasket 2011

70 puntos y 34 rebotes de Pops y Luol le dan a los británicos el billete para el Europeo. Israel da un paso de gigante, Italia se queda sin opciones y Bulgaria sigue creyendo

Pops Mensah-Bonsu, soberbio (Foto EFE)
© EFE
  

Grupo A

Hay victorias que marcan y otras cuyo único valor es simbólico. De estas últimas bien sabe Italia en los últimos años, engrosando la lista este jueves con otro triunfo estéril, por 72-71 contra Montenegro. Están eliminados y sin opciones de quedar entre las dos primeras.

Y eso que rozaron la machada, con ventajas de hasta 15 puntos que hubieran remontado los 9 de colchón que consiguió en su victoria como local el cuadro montenegrino hace unas semanas. Bargnani jugó de forma mágica, estableciendo un nuevo récord personal en su selección con 34 puntos, pero los puntos de Cook y Pekovic (18 cada uno) le sirvieron al cuadro visitante para remontar e incluso para tener opciones de victoria.

Sin embargo, en un final francamente extraño, los de Vujosevic renunciaron al triunfo final, dejando pasar los segundos de la última posesión sin defender ni hacer falta, mientras que los italianos, que hubieran deseado la prórroga para intentar la machada de alcanzar ese +10, se quedaban con la miel en los labios con una victoria pírrica e insuficiente (como las tres anteriores) tras el triunfo de Israel.

Porque si hay alguien que dormirá con una sonrisa este jueves es precisamente el conjunto israelí, que han dado un paso de gigante para estar en el Eurobasket 2011. Finlandia, luchadora pero con muchos problemas físicos y lesionados, metió el miedo en el cuerpo con un inicio sublime (2-13 y 13-22 al término del primer cuarto), pero los locales lograron nivelar el encuentro al descanso (32-33), sumaron en el tercer periodo más puntos que en los veinte minutos anteriores (34), rompiendo el partido gracias a un parcial de 15-2 con Naimy.

Los últimos minutos fueron una fiesta para los aficionados de Israel, que disfrutaron con la victoria (85-71) y con el show de Eliyahu (18 puntos, 13 rebotes), clave para llegar a la última jornada con plenas opciones. Un triunfo en Montenegro les dará la primera plaza y una derrota les haría mirar de reojo el desarrollo de los grupos B y C para ver si acaban como uno de los dos mejores segundos en esta fase.

Grupo B

Sencillamente maravillosos. A estas alturas, Bosnia no sabrá si cabrearse por perder un partido que rozó con la yema de los dedos o sentirse un conjunto privilegiado por haber asistido en directo al espectáculo de Luol Deng y Mensah-Bonsu. El NBA, omnipresente, finalizó con 38 puntos y 13 rebotes, mientras que el nuevo jugador del Caja Laboral se lució con un 32-21. Entre ambos, 70 puntos y 34 rebotes para darle el paso a Gran Bretaña al Eurobasket 2011.

Y eso que los bosnios nunca se rindieron. En un partido igualado, supieron ir a remolque y remontar en el último periodo, hasta el punto de ponerse con tres puntos de ventaja en el último minuto. Sin embargo, los tiros libres anotados por los locales y los fallos finales de Milosevic condenaron el encuentro a la prórroga. Varda y Domencart parecían on-fire (21 cada uno), y Djedovic se mostraba activo (12), pero a los visitantes se le apagaron los plomos en el tiempo extra, todo lo contrario que el cuadro británico, inspirado con la luz de sus dos astros, que siguieron sumando con facilidad hasta el 94-85 final, un resultado que les da la sexta victoria y la clasificación.

En el otro encuentro del grupo B, Hungría y Ucrania sólo se jugaban el honor, con triunfo para los locales por 83-75, merced a un segundo cuarto decisivo. Keller, con 17 puntos y un excelso 8/8 en tiros de 2, fue el mejor de los locales, mientras que en el bando ucraniano destacó el pívot del Power Electronics Valencia Lishchuk, con 16 puntos y 5 rebotes en sólo 21 minutos.



Grupo C

El más animado y divertido de los grupos es el C, con varios conjuntos en liza. La igualdad se trasladó a la cancha en el Bulgaria-Bélgica, donde sin llegar a las cotas de violencia del Grecia-Serbia, sí que se respiró tensión y se acabaron viendo tanganas. Los búlgaros marcaron el ritmo desde el primer cuarto (23-14) y supieron jugar a la perfección con su colchón (92-81), gracias especialmente a la inspiración del ex ACB Videnov, autor de 18 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias.

Al término del encuentro, el técnico belga, Eddy Casteels, afirmó que más que baloncesto, se había visto “basket callejero. No vi un partido, sólo una lucha. Fue un choque feo, todo el mundo lo vio”. Los búlgaros apuraran sus opciones en Georgia, mientras que Bélgica espera confirmar el pase contra Polonia.

El último partido de la noche pone el grupo al rojo vivo, tras el triunfo georgiano en la cancha de una Portugal que, ya sin opciones, naufragó de principio a fin. Una puesta en escena nefasta (4-20) para los intereses locales marcó el encuentro, con dominio para los georgianos hasta el bocinazo final. Portugal, muy desacertado en el tiro, parecía sin opciones al descanso (23-40), aunque tiró de amor propio en la segunda parte, llegando incluso a ponerse a 6 de su rival en el último periodo, aunque los puntos de Pachulia (18) y la solvencia de Tsikitishvili (12), remataron la faena para los visitantes (57-80), que llevan vivos a la jornada final.