Supercopa Endesa 2019

Artículo

Y yo... ¿qué número llevo?

La imagen del debut mundialista de Canadá no es la de la derrota contra Líbano sino la de las camisetas sin nombres y números a medio caer. Hoy en el hotel ha llegado la solución… ¿será suficiente?

Al menos Kendall terminó el partido con el nombre... (Foto Cipriano Fornas/Encancha)
© Cipriano Fornas / enCancha
  

Las imágenes de las camisetas canadienses

Esmirna, 29 Ago. 2010 Canadá protagonizó ayer una de las imágenes del torneo. Más allá de la decepción de la derrota o localidad de su juego, todos recordarán su debut en el Mundial de Turquía por ser el equipo de los números caídos.

Canadá, un equipo creado a la carrera (fue el último en concentrarse y dar la lista de 12 jugadores) se presentó al torneo con una equipación a la que se le caía la serigrafía impresa en la ropa de juego. Al principio el problema se reducía a Andy Rautins quien le tuvieron que quitar de su camiseta todas las letras del apellido y el número de la espalda. Sin embargo este percance alcanzó a otros jugadores y así Levon Kendall terminó el encuentro con su número 14 a medio caer. La imagen era cuanto menos curiosa y un poco triste pues no es serio que un equipo juegue un partido de un Mundial en esas circunstancias. Su presentación a todo el mundo no podía ser peor… deportiva y extradeportivamente.





Pues bien, hoy el trabajo no se ha reducido a la habitual charla técnica (Canadá ha sido el único que no ha entrenado) sino que todo el equipo de utilleros ha trabajado en el hotel de concentración colocando los nombres y números de cada jugador. Uno a uno, han ido repasando que la serigrafía era bien colocada en las camisetas rojas y que ésta no se despegaba. Ahora sólo queda esperar que el remedio sea eficiente y Canadá deje ser un equipo sin nombre.