Crónica

El Blancos de Rueda Valladolid suma y sigue en su feudo (79-63)

El Blancos de Rueda Valladolid sigue invicto en su cancha al ganar por 79-63 a un Meridiano Alicante al que borró de la cancha en una gran segunda mitad (42-22). Los pucelanos se acercan a la Copa del Rey

Eulis Báez encara a Pape Sow (ACB Photo / C. Minguela)
© ACB Photo / C. Minguela
  


Inés Morencia. Valladolid, 4 dic. 2010 (EFE).- El Blancos de Rueda Valladolid sigue manteniendo el buen juego y la imbatibilidad en su feudo, a pesar de que el Meridiano Alicante tuvo momentos de lucidez para bloquear a los vallisoletanos, que volvieron a hacer prevalecer la unidad del equipo y su carácter ganador (79-63).

Los vallisoletanos quisieron hacer valer su principal seña de identidad, la defensa, para imponer el ritmo de juego, pero tuvieron dificultades para frenar a la "torre" Andriuskevicius, que asumió la responsabilidad de los lanzamientos de su equipo, logrando así equilibrar la balanza en el plano ofensivo.

El Blancos de Rueda impuso la fuerza del bloque frente al protagonismo individual del jugador lituano y, merced a un buen trabajo conjunto, llegó al descanso con una renta de tres (21-18).

El Meridiano Alicante aumentó la presión defensiva, obligando al cuadro local a lanzar desde el exterior, donde no tuvo la fortuna de su parte, y además mejoró notablemente en el plano ofensivo, con un destacado Sow, lo que, unido al bajón en la zona de los vallisoletanos, cambió el mando del juego hacia el lado visitante.



Además, las faltas personales sólo parecían acumularse en el Blancos de Rueda ya que, en el minuto 17, contaban con 12, por sólo cinco de los alicantinos, lo que empezó a pasarles factura a los pupilos de Fisac, que quedaron bajo dominio del rival ante la escasa efectividad en ataque y la relajación en defensa (37-41).

Tras el descanso, el Blancos de Rueda salió dispuesto a recuperar sus armas y, en cuanto volvió a mostrarse solvente en defensa, pudo dar la vuelta al marcador, si bien el Meridiano realizó una gran defensa zonal que derivó en numerosos errores de pases y lanzamiento de los locales, impidiendo que las diferencias fueran más relevantes (54-49).

Esa claridad de ideas insufló fuerza al equipo vallisoletano que, en dos minutos, amplió la renta hasta los diez puntos (61-51) tras la que el técnico del cuadro levantino, Txus Vidorreta, intentó levantar el ánimo de sus jugadores con un tiempo muerto que de nada sirvió.

El Blancos de Rueda Valladolid estaba perfectamente asentado en defensa y además, con un gran Dumas en la dirección del juego, encontró el acierto ofensivo que le había fallado anteriormente, con lo que siguió aumentando la ventaja hasta los 21 puntos (72-51) que maquillarían los alicantinos en los últimos instantes (79-63).

79- Blancos de Rueda Valladolid (21+16+17+25): Dumas (13), Van Lacke (12), Robinson (8), Báez (5), Barnes (2) -cinco inicial-, Slaughter (8), Isaac López (7), Stanic (5), Diego García (10) y Nacho Martín (9).

63- Meridiano Alicante (18+23+8+14): Llompart (3), Urtasun (10), Stojic (6), Doellman (7), Andriuskevicius (10) -cinco inicial-, Heurtel (11), Sow (12) y Cazorla (4).

Árbitros: Perea, Jiménez y Rial. No hubo eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la décima jornada de Liga ACB, disputado en el pabellón Pisuerga ante 4.970 espectadores