Artículo

Marc Gasol se cuela en la batalla de héroes (68-77)

España sufre para derrotar a Alemania (68-77). Pau Gasol superó las molestias en el tobillo para terminar con 19 puntos en una segunda mitad excepcional. Los de Scariolo ya miran cara a cara a los cuartos de final, algo que se le complica a Alemania, obligada a ganar

(Foto EFE)
© EFE
  

Redacción, 7 Sep. 2011.- Con pico y pala, España trabajó un triunfo vital para pensar en cuartos de final. Más sólido que brillante, el combinado español supo sufrir para ganarle la batalla a una Alemania incansable que jamás se rindió.

Lo que se planteaba como un duelo entre Dirk Nowitzki y Pau Gasol derivó en una exhibición de Marc Gasol, que en la primera parte cubrió el "rosco" de su hermano con canastas de todos los colores, lo que valió a España mandar tanto al término del primer cuarto (15-16) como al descanso (33-36), siempre con diferencias exiguas.


Tras el intervalo, Pau Gasol le dio épica al partido despertando, con 10 puntos en 5 minutos que dispararon a España (46-54, m.25), aunque Nowitzki tiró su equipo y los suplentes metieron a Alemania en el encuentro, hasta el punto de que con una canasta de Dirk, se pusieron por delante en el último cuarto (55-54, m.31).

En plena crisis, España no se puso nerviosa y, guiado por un San Emeterio que olvidó los complejos en casa, recuperó la iniciativa para acabar matando el partido gracias a la defensa y a su acierto en el tiro libre, con un Pau inmenso que le puso la guinda a su mágica segunda mitad (19 puntos) con un mate que dejaba en 68-77 el resultado final.



Marc se cuela en la batalla de héroes

Como en esos cómics que guardamos con cariño y algo de polvo en el último cajón del desván. Héroe contra antihéroe, bueno frente a malo, el destino del mundo en sus manos. Pau vs. Dirk. Los dos mejores jugadores del Eurobasket, dos dictadores sin alma del territorio FIBA. Un reto común. Y cuarenta minutos para la lucha, sin excusas ni treguas permitidas en el contrato. Jamás se vio una batalla tan directa entre las dos estrellas en un torneo internacional. Cuerpo a cuerpo, sudor entremezclado y contacto directo en cada ataque. Ya no estaba Garbajosa para defender a Dirk. Con Pau de “4”, el duelo era inevitable.

Empero, como en toda buena historia que se precie, los actores secundarios emergieron con fuerza hasta el punto de robarle el protagonismo a los superhéroes. Marc Gasol y Calderón lanzaban el primer demarraje de una España que proponía un baloncesto rápido de inicio, temeroso de caer en el ritmo lento e hipnótico de su rival. Poco tardó en caer en la telaraña de Bauermann. Alemania apretaba en defensa, los de Scariolo no andaban finos en el tiro y un par de lecciones de sobriedad de Kaman en la pintura le daban la vuelta a la tortilla (7-6, m.4).

En la vorágine de fallos en la que había entrado el partido surgió la figura de Nowitzki, que además de frenar a Pau en el poste bajo –aunque el propio Gasol se frenaba a sí mismo por su lesión- anotaba un triple en la cara de su máximo rival para hacer despegar a su equipo (12-8). Cuando se fue al banquillo, España despertó, liberado del influjo de Dirk, y respondió con un 0-7 sin excesivo brillo de la mano de Marc Gasol. Schaffartzik replicaba con un triple pero Marc, siempre Marc, coloreaba de rojo el luminoso al final del cuarto: 15-16.

(Foto FIBA Europe / Elio Castoria)
© (Foto FIBA Europe / Elio Castoria)

Pau naufraga, España resiste

Con su hermano literalmente a cero, Marc hacía de sí mismo y de Pau. Y hasta de Navarro se hubiera vestido si se lo pedían. Él se encargaba de estrenar un segundo acto que se animaba con los puntos de Herber y San Emeterio, que sumaban de tres en tres. La segunda unidad se animaba a la fiesta que había montado el mediano de los Gasol. Por momentos, Ibaka le quitaba rebotes en la cara a Nowitzki, Ricky robaba y lanzaba el contraataque y ‘San Eme’ demostraba estar muy enchufado, con su segundo triple sin fallo para un 0-8 de parcial (18-26, m.13). Poco duró la alegría.

La cosa iba de parciales. Pau seguía desaparecido, lastrado por sus molestias físicas, algo que no le dio remordimientos a Nowitzki al sumar 5 puntos seguidos. Hamann dominaba el encuentro con su cansino ritmo, el juego de España tenía mucho más rasgos de la versión espesa frente a Turquía que la de la orgía ofensiva contra Lituania y, para colmo, Kaman daba la puntilla con un enceste fácil que completaba un 9-0 en tres minutos para volver a cambiar el signo del encuentro: 27-26.

Afortunadamente para el cuadro de Scariolo, Navarro calmaba la sed española con un triple mientras que en el epílogo del cuarto y Marc Gasol, monumental, compensaba el inaudito rosco de su hermano al descanso con un 2+1 repleto de simbolismo: 33-36. La ventaja era exigua y el choque se parecía cada vez más al de 2002 y 2005. ¿El final? Mejor no recordarlo.

(Foto FIBA Europe / Elio Castoria)
© (Foto FIBA Europe / Elio Castoria)


Los Gasol, al poder

España ya había realizado en este torneo su propio homenaje a Doctor Jekyll y Mister Hyde. Como si se hubiera quedado incompleto por no participar en la película rodada frente a Turquía, Pau Gasol había realizado sus minutos más grises con la elástica roja, con valoración negativa y ningún punto en su casillero. Su lesión hacía mella pero Pau ha vencido en su carrera a molinos de viento más grandes.Y ahora tocaba mostrar su cara más amable. Golpe en la mesa el suyo en el arranque del periodo. El primer balón, a sus manos. Siente el aliento de Dirk. Posteo, reverso, tiro… y canasta, con falta adicional. Grito con rabia, grito con alma. Pau llegó al partido. Y este se ponía a arder.

Lejos del frío hielo que rodeaba su tobillo minutos antes, Pau Gasol hacía que el partido desprendiese vapor. Puro fuego. Un triple suyo estiraba la renta española y, pese a los intentos del incisivo Benzing, Navarro estiraba la renta y Marc, tras un maravilloso pase de su hermano, ponía la máxima después de canasta y adicional. Cuando en la jugada siguiente otra vez el inmenso Marc, que alcanzaba la veintena, encontraba éxito en su tiro, la victoria parecía más encarrilada que nunca: 41-50.

El viento soplaba a favor. Pau, héroe ejerciendo de héroe. Con el puntito épico de los héroes. Con el carisma de los héroes. Todo en su sitio. Su último tango en la zona y una bomba calcada a las de su amigo Navarro le hacían sumar 10 puntos en solo cinco minutos y prolongar la inspiración española (46-54), mas España no supo rematar a un rival que parecía noqueado y lo acabó pagando caro.

Como en la mejor versión de Alemania, Dirk marcaba el ritmo y el resto le seguía. Ya no estaban los Okulaja, Femerling o Demirel, pero pocos escuderos pueden existir más fieles que Herber. Limitado como pocos, el alero sacó su garra al amparo de su líder y se combinó con Schwelthelm para meter a Alemania en el partido con un par de chispazos eléctricos (53-54, min.28). Con los suplentes alemanes en estado de gracia, Nowitzki dejaría más cerca que nunca al cuadro germano antes del bocinazo final (55-56), muy seguro de rematar la faena al instante.

(Foto EFE)
© (Foto EFE)


Los detalles encumbran a España

Y lo logró. Al fin y al cabo, se trata de Dirk, el “malo” más bueno de los antihéroes. Un canastón del “14” a tabla ponía por debajo en el marcador a una España que no se había enterado de la película. “Si Marc parece Pau y Pau ha despertado… ¿cómo vamos perdiendo?” Quizás hiciera falta algo más. Tanto hablar de que Alemania eran Nowitzki, Kaman y 10 amigos más –lo cual es injusto y falaz, por otro lado- y España intentaba ganarle usando esos mismos argumentos. Incoherencia al cuadrado.

Alguien captó el mensaje. El suplente más listo de la clase, un San Emeterio que se dio cuenta de que, o el resto aportaba, o la segunda fase se iba a poner muy difícil para España por no rematar el partido. El baskonista, todo corazón, encadenaba cuatro puntos seguidos cuando el balón más quemaba para dejar otra vez por delante a España (57-60, m.32). Ya jamás perdería la iniciativa.

Pau Gasol capturaba un rebote desde el mismísimo cielo para acabar anotando, aunque en la otra zona Kaman se crecía con dos encestes seguidos para hacer que el pulso alemán no se detuviera. Había sitio para todos en la batalla de los héroes. Lo hubo desde el principio del partido. A Schaffartzik se le da bien aquello de protagonista anónimo, aunque el que bordó el papel fue San Emeterio, en su versión más sobria con la elástica nacional. (61-66, m.35).

Los detalles parecían jugar a favor de España, con un argumentario infinitamente más extenso que el germano, al que la superioridad en el rebote no le valía con tanta pérdida de balón. De ahí al final, en un choque tan trabajo y disputado, cualquier acción de juego valía casi tanto como una canasta. Ese robo de Ricky Rubio, el rechace capturado por San M con 7 de ventaja para España (65-72, m.38), o el rebote en ataque del propio Ricky a falta de minuto y medio para congelar la fe alemana. La defensa había funcionado. Dirk ya no marcaba. Los Gasol tenían compañía. No había sonado la bocina pero España ya había ganado el encuentro.

Entre tanto simbolismo, varias pinceladas del héroe Pau. El Mío Cid le añadía épica a su excelsa segunda mitad con cuatro libres para sentenciar el partido y con un alley oop que le permitía, ironías del destino, igualar los números de su alter ego alemán (19 puntos, 7 rebotes) y cerrar el choque con algo mitad espectáculo, mitad mensaje para sus próximos rivales. Pau está aquí y tiene más hambre que nunca. El tapón final de Marc a Kaman, que jamás saldrá en las estadísticas, confirmó el rugido de un gigante dormido que, cuando despierta, mata: 68-77. Los héroes no entienden de lesiones.


ALEMANIA 68
N Nombre Min P T2 T3 TL R.T. RD RO AS BR BP T FP VAL
*4 Benzing, R. 25 10 2/3 2/3 0/0 0 0 0 0 2 0 0 4 6
5 Herber, J. 22 7 3/3 0/0 1/1 6 4 2 1 0 0 0 3 11
*6 Hamann, S. 26 7 2/3 0/1 3/3 3 1 2 1 1 4 0 4 2
7 Schultze, S. 2 0 0/0 0/2 0/0 0 0 0 0 0 0 0 1 -3
*8 Schaffartzik, H. 36 7 2/7 1/5 0/0 5 3 2 3 2 3 0 2 3
9 Ohlbrecht, T. 1 0 0/0 0/0 0/0 0 0 0 0 0 0 0 1 -1
10 Schwethelm, P. 9 3 0/0 1/1 0/0 1 1 0 1 0 1 0 3 1
11 Pleiß, T. 2 0 0/0 0/0 0/0 0 0 0 1 0 0 0 1 0
*12 Kaman, C. 38 15 6/14 0/0 3/6 12 9 3 1 2 5 2 2 14
13 Staiger, L. 3 0 0/0 0/1 0/0 0 0 0 0 0 0 0 0 -1
*14 Nowitzki, D. 38 19 6/14 1/3 4/4 7 6 1 1 0 3 0 3 11
15 Jagla, J. DNP 0 / / / 0 0 0 0 0 0 0 0 0
Total 68 21/44 5/16 11/14 34 24 10 9 7 16 2 24 43

ESPAÑA 77
N Nombre Min P T2 T3 TL R.T. RD RO AS BR BP T FP VAL
*4 Gasol, P. 33 19 5/12 1/1 6/7 7 5 2 1 2 2 2 3 18
*5 Fernandez, R. 25 6 2/3 0/4 2/2 3 0 3 5 1 0 0 3 7
6 Rubio, R. 21 0 0/2 0/0 0/0 5 3 2 3 4 0 0 1 9
*7 Navarro, J. 30 14 4/7 2/7 0/0 0 0 0 5 0 0 0 1 10
*8 Calderón, J. 19 2 1/3 0/3 0/0 4 4 0 0 0 0 0 2 -1
9 Reyes, F. 3 0 0/0 0/0 0/0 3 2 1 0 0 1 0 1 1
10 Claver, V. DNP 0 / / / 0 0 0 0 0 0 0 0 0
11 San Emeterio, F. 21 12 2/2 2/4 2/2 3 3 0 1 1 1 0 1 13
12 Llull, S. 4 0 0/0 0/0 0/2 1 1 0 0 0 2 0 1 -4
*13 Gasol, M. 34 24 6/9 0/1 12/14 5 5 0 0 0 2 0 3 18
14 Ibaka, S. 11 0 0/2 0/0 0/0 1 0 1 0 0 0 0 4 -5
15 Sada, V. DNP 0 / / / 0 0 0 0 0 0 0 0 0
Total 77 20/40 5/20 22/27 32 23 9 15 8 8 2 20 66