Artículo

Tres canchas, tres historias de la triple batalla

Gracias al triple de McIntyre, el Unicaja puede presumir de llevar desde enero ganándolo todo con Mateo en liga regular como local, con 21,5 de diferencia media. Gracias al de Rafa, el Barça no encadena 7 victorias seguidas en la Fonteta, todo lo contrario que el Lucentum en Vitoria, donde nunca ha ganado, cosechando allí las 2 peores derrotas de su historia

(Foto Aitor Arrizabalaga)
© Aitor Arrizabalaga
  

Las canchas también juegan en la triple batalla de este domingo. Cada una tiene su historia particular respecto a los duelos del Top6, cada una le añade un poco más de épica a cada partido. Tres pabellones, tres mundos.

La racha del Unicaja

23 de enero de 2011. El Unicaja se había quedado sin opciones de disputar la Copa del Rey. Aíto García Reneses fue sustituido y, el que llegó en su lugar, Chus Mateo, no pudo arrancar de mejor forma, venciendo por 25 puntos al CAI Zaragoza en su estreno, en un auténtico festival ofensivo (105 puntos).

Desde aquel día, el cuadro malagueño ha vencido todos los partidos de la liga regular que ha jugado como local. En total, 9 pertenecientes a la campaña 2010-11 y 3 a la 2011-12. Y no ha podido mostrarse más contundente, incluido récords históricos de la liga (+56 frente al Joventut) y una superioridad tan aplastante que provoca que la media sea de 21,5 puntos a favor en cada victoria.

La racha del Unicaja
Temproada Partido Diferencia
2010-11 Unicaja 105 - CAI Zaragoza 80 25
2010-11 Unicaja 98 - Fuenlabrada 79 19
2010-11 Unicaja 78 - Menorca Bàsquet 68 10
2010-11 Unicaja 75 - Assignia Manresa 51 24
2010-11 Unicaja 92 - Bizkaia BB 20
2010-11 Unicaja 69 - Real Madrid 68 1
2010-11 Unicaja 111 - DKV Joventut 55 56
2010-11 Unicaja 90 - Meridiano Alicante 78 12
2010-11 Unicaja 78 - CB Granada 53 25
2011-12 Unicaja 85 - Gran Canaria 2014 68 17
2011-12 Unicaja 79 - CAI Zaragoza 57 22
2011-12 Unicaja 78 - Blancos de Rueda Valladolid 51 27


El Unicaja solo ha ganado uno de esos partidos por debajo de la decena de puntos. ¡Y tan por debajo! Como que fue solo por un punto, frente al Real Madrid, precisamente el rival de este domingo, el único equipo capaz de hacerle temblar hasta el último segundo –literalmente- en liga regular. McIntyre, en un final que ya forma parte de la historia de la liga, obró el milagro y permitió que, meses después, la racha haya llegado a los doce encuentros.



Rafa contra la maldición blaugrana

La historia del Valencia Basket Club-FC Barcelona es diferente. No era una pista fácil para el conjunto blaugrana la valenciana, cayendo allí hasta en 9 ocasiones, aunque en los últimos años la tendencia se ha invertido y ahora es el equipo catalán el que mete miedo como principal verdugo toronja.

El 5 de diciembre de 2004 ambos equipos se midieron en La Fonteta, con un tiro libre de Yebra salvador que tumbó por la mínima al gigante barcelonista: 71-70. Desde entonces, la racha cambió y, en los últimos 7 partidos en Valencia, el Barça ha resultado ganador hasta en 6 ocasiones diferentes.

Hubo de todo. En 2006, Shammond Williams falló un triple final que hubiese mandado el partido a la prórroga (72-75), un año más tarde Navarro se comió al equipo local con 22 puntos y 8 asistencias (65-74), en la 2007-08 Ilyasova y Grimau sentenciaron en los últimos minutos (68-75). A la temporada siguiente fue Fran Vázquez el que se lució (38 de valoración en el 61-80 final), con Andersen como verdugo en Playoff (55-81). Además, Navarro y Fran se conjuraron la pasada campaña (38 puntos entre ambos) para que su Barça venciese por 69-78 en Valencia.

¿La excepción que rompe la regla? Al igual que con McIntyre en el ejemplo anterior, y ya es casualidad, otro triple final imposible que entró en la historia de la liga, el de Rafa Martínez a falta de 7 décimas para romper una racha de victorias consecutivas barcelonista que llegó a durar 16 partidos seguidos. ¡Increíble!



La pista más difícil para Lucentum

El Caja Laboral mide a la revelación de la Liga Endesa. Para los alicantinos, no es una prueba más. Enfrente no solo está uno de los grandes de la competición sino su máximo verdugo jugando como visitante en ACB. 8 temporadas, 8 derrotas. 8 decepciones, 8 golpes duros.

Los alicantinos pagaron la novatada en su estreno en la élite, cayendo por 51 puntos en Vitoria (109-58), en un partido en el que a los baskonistas les entró todo y al entonces denominado Proaguas Costablanca, nada. El siguiente correctivo, fue en la 2002-03, cayendo por 30 puntos (86-56) frente al torbellino rival. Los alicantinos dieron mucha más guerra en la siguiente campaña, rozando el triunfo y solo cediendo en los últimos minutos (88-81), aunque volvieron a las andadas en diciembre de 2004: 97-82.

Las dos siguientes visitas alicantinas fueron de las mejores. En la 2005-06, el Etosa perdió una ventaja de 7 puntos en los últimos minutos para acabar cediendo por 92-84 y, en la 2006-07, los baskonistas tuvieron que sentenciar desde la línea del tiro libre, sufriendo hasta el bocinazo final: 74-72.



Empero, se ha empezado a hablar de maldición en las últimas dos temporadas cuando, además de prolongarse la racha de derrotas, las diferencias han vuelto a aumentar, con el 90-75 de la 2009-10 y, especialmente, el más doloroso 92-47 de la última visita.

En total, 8 derrotas con una media de 20,3 puntos de desventaja para los alicantinos, cuyas dos peores derrotas en tiempo ACB (por 51 y 45 puntos respectivamente) han sido en la cancha baskonista, maldita para ellos.