Se produjo un warning: getimagesize(https:http://static.acb.com/web/fotos/7/7/1/6/6/77166_8_91407_8.jpg): failed to open stream: No such file or directory en /data/www/acb/portal/Modulos/Web/Componentes/Articulo/Controlador/ArticuloControlador.php en la linea 86

El decaedro de Koko | ACB.COM
Supercopa Endesa 2019

Artículo

El decaedro de Koko

Descubre las diez caras del jugador de moda de la liga. El Kaloyan que detesta el voleibol, el que no desayuna, el amante de la siesta, la estrella del billar, el seguidor del Arsenal o el loco de Manowar. De mopa a jugador y de jugador a estrella, siempre con una sonrisa. ¡Entra en su cabeza!

(ACB Photo)
© ACB Photo
  

I- Un día en mi vida

Soy un tipo normal, como todos.

Si tengo entrenamiento me levanto por la mañana y voy directo al pabellón. ¿Desayunar? No, no me gusta mucho, si lo hago es algo raro, yo tengo fuerzas para todo aunque no lo haga. Después de entrenar voy a casa, y allí está mi novia preparando el almuerzo.



Comemos, bebo un café, eso siempre, y luego me voy a dormir, mínimo dos horas o más. Cuando me despierto voy al segundo entrenamiento. ¿Qué no hay? Pues duermo más… o ya salgo con ella. Esos días son rutina, son siempre iguales.

Si no tengo entrenamiento, como este lunes, me paso todo el día con mis amigos jugando al billar. Hoy le he ganado tres veces a mi amigo de Bulgaria.

II- El rey del billar

Lo mío es el billar americano y no se me da mal (En realidad, es muy bueno, todo un apasionado que tiene hasta material personalizado). La primera vez que jugué fue hace muchos años, en Varna, tras mi primer año en Sofía. Tenía muchas ganas de jugar a algo diferente del baloncesto y en mi ciudad había un club de billar muy bueno.

Estaba siempre allí, casi 6 horas al día cuando tenía unos 18 años. E incluso más horas. Después tras un regalo de mi hermano para mi cumpleaños –en realidad era para los dos- me volqué en ello.

La mejor versión de Kaloyan

“Se habla de Singler pero el factor clave del Lucentum es Ivanov”, sostenía la pasada semana José Luis Abós. Ni avisando pudo evitar que el búlgaro lograse ser el rey de la Jornada 10 con 34 puntos de valoración, logrando su segundo galardón en tres semanas. Es su año.

Tercero más valorado de la liga (20,2), cuarto en rebotes globales (7,8) y primero en los ofensivos (3,3). Líder también en tiros libres por partido (4,6) y en faltas recibidas (5,4), lo que demuestra que es de los jugadores más desequilibrantes hoy por hoy del torneo. Hasta es el segundo máximo asistente de su equipo (1,9), triplicando en total sus cifras de la pasada campaña en Sevilla, que eran de 4,7 puntos, 5,1 rebotes y 6,8 de valoración. Nadie le frena, nadie mina su confianza y, ahora ya sin Singler, será el alma de un Lucentum que vuela alto de la mano de unas de las grandes revelaciones de la temporada.

“Se está viendo la mejor versión de mi juego desde que estoy en ACB”
, le decía hace unas semanas a Guille Pérez. Por si aún quedaban dudas, su explosión del último mes las aplasta.

III- Mucho Arsenal, poco voleybol

Casi toda la vida estuve metido en el basket, ya que a mi padre y a mi madre le gustaba más aún que a nosotros. También gracias a un entrenador que nos evitó jugar al voleybol y nos hizo jugar al basket. Menos mal. En mi país hay tradición y hay un buen equipo pero a mí no me gusta. ¡Odio el voleybol!

Me gustan casi todos los deportes y veo mucho por la televisión. Además del billar, el fútbol es el que más sigo.

Mi equipo desde hace más de 10 años es el Arsenal. Soy un loco de ese equipo, me encanta, me apasiona el fútbol.

(Foto EFE)
© (Foto EFE)


La obsesión de los rebotes
Se le dan bien, tiene el récord de mayor número (20) en menor tiempo (25:32) pero no entiende cómo le siguen preguntando siempre por algo que ya respondió mil veces. Para él, “el rebote es 90 % deseo y 10 % suerte”.

IV- Gladiator y mil series

A veces lo hablo con los compañeros del equipo cuando me preguntan por mi película favorita. Es complicado elegir y va cambiando con el tiempo. Eso sí, si hay una que puedo ver siempre, esa es Gladiator.

Soy mucho más de series. Ahora mismo estoy enganchado a Breaking Bad, que es muy divertida porque cada capítulo acaba dejando un interrogante más. También sigo The Big Bang Theory, de risa y muy buena. Estoy viendo como unas 9 series ahora mismo, imagínate.

V- Con un ojo a Bulgaria

El último libro que leí era una novela búlgara sobre un chico que sobrevive a la II Guerra Mundial, aunque soy más de Internet.

Sigo páginas webs de mi país, especialmente el deporte y también noticias que llegan de Bulgaria. En España solo me habré comprado uno o dos periódicos pero por la red sí sigo cosas. Sin Internet no se puede vivir.

También tengo la televisión bulgara de mi país. Sintonizo aproximadamente 60 canales búlgaros y veo las noticias de allí cada día.

Me llaman Koko
La conversación siempre es así: "¿Cómo te llamas? Kaloyan. ¿Cómo? Kaloyan ¿Cómo? Vale, Koko". Y así va siempre. De pequeño mis padres me llamaban así, y así se me ha quedado.

VI- De Manowar al Barba Yanni
Soy abierto en cuanto a música. Me gusta desde Manowar a Andrea, que es una artista búlgara muy famosa. No es la mejor música del mundo pero me hace feliz porque me recuerda los buenos momentos en Bulgaria. Hay que ser feliz cuando se sale a la cancha.

Es complicado quedarme con una canción pero te diría “Barba Yanni”. Es una canción muy típica griega, un estilo musical que me gusta a mí y a mi familia. Me recuerda a mi madre, que tenía un hotel y un bar en mi infancia y yo siempre escuchaba esta canción, desde que tenía 10 años. La música griega de los años 80 me gusta.



VII- Un mopa que silenció a España

Estuve en el Europeo Junior de 1998, el que ganó la Selección Española antes del Mundial de Lisboa… ¡como mopa!

Nos tocó a mi hermano y a mí estar en pista. Éramos muy jovencitos, los más pequeños del equipo, y como nadie quería limpiar pues nos lo encargaron a nosotros. No recuerdo mucho de los partidos que se jugaron, solo los de Rusia y España. Estaba muy concentrado con la mopa y por eso no me acuerdo de nada.

Seis años después mi camino se volvió a cruzar con el de España. Era el Europeo Junior y salté a la fama tras ese partido.

Antes de aquel torneo no sabía nada de España. Yo decía, juego al basket y no hay otro país para mí, no me importaba nada más que Bulgaria y su basket. Cuando jugué contra ellos no sabía que eran tan buenos y que luego uno llegaría a la NBA, el otro al Real Madrid… nosotros solo salíamos a divertirnos.

Quedaban pocos segundos y España estaba dos puntos arriba. Nuestro base marcaba un sistema muy largo y todos empezamos a gritarle que pasara el balón. Me la dio a mí, que estaba dentro del perímetro, di un paso atrás para tirar el triple y lo metí. No se me olvidará jamás cómo el increíble ruido que había se convirtió en silencio.

VIII- Shhhhhhhh

Pedí a la grada que no hicieran ruidos con el bombo antes de lanzar tiros libres y ahora cada vez que voya tirar se escucha “shhhhh”. ¡Qué grandes!

La alicantina es una afición impresionante, de las más educadadas de la ACB. Saben de basket, saben cuando ayudar, cuando protestarle al árbitro y es una afición de oro, de las que ayuda. A mí es que no me gusta el ruido al tirar y hasta eso me respetan. Por haber… ¡hasta hay banderas bulgaras en la pista!

Prometí por Twitter regalar una camiseta a la afición por cada victoria en casa y yo cumplo. A los dos chicos de la bandera búlgara les hice el regalo. Son muy lindos y me ayudan mucho. ¡Incluso me regalaron una foto con el título MVP de la Jornada 8! En otras ocasiones voy a la grada y tiro la camiseta al azar, aunque es complicado porque todo el mundo me la pide. Habrá que ganar mil partidos para repartir mil camisetas.

Su Top5 del Túentrevistas
  • ¿El idioma de mi GPS? Habla en búlgaro pero es un GPS muy malo y siempre me pierdo.


  • ¿Qué quería ser de mayor? Depende de a qué edad me preguntaras. Primero quería ser políca, luego ladrón de bancos… a los 10 ya quise ser jugador de baloncesto.


  • ¿Lo más raro dentro y fuera de la pista? En un partido me pitaron 4 faltas en minuto y medio. Me pasan muchas cosas extrañas fuera de la pista, no puedo acordarme de una en concreto.


  • ¿Qué me ponen un gorrazo como el de Gladyr a Moss? No recuerdo que alguien me lo haya hecho a mí. Si me lo hace, me lo cargo.


  • ¿El jugador al que más me costó defender? Si respondo todos los rivales intentarán jugar como él y me costará defenderles a todos

IX- Sueños en Alicante

“Ojalá todo aquel que no ha comprado un abono viera los partidos y pensara… ¿por qué no me habré abonado este año?” (13/09/11)

Renuncié al año que me quedaba por venir aquí. En mi carrera siempre soñé en jugar en el Barça. Está claro que nunca se sabe pero estoy muy feliz en Alicante.

Mi sueño es hacer una buena campaña y que el equipo se meta en Copa o Playoff, que seamos grandes. Voy a hacer mi trabajo igual o mejor que hasta ahora.

El porqué del 55
Él llevaba el 10 pero en Manresa estaba retirado el dorsal de Pep Pujolràs. Como su hermano, que siempre llevaba el 8, se puso el 44 en Italia, él le imitó con el 55 (5+5=10). Y no le va mal así.

X- ¿Algo más, Kaloyan?

Mi hermano gemelo Dejan juega en Italia, en el Montegranaro. Como yo, estuvo en Sevilla. Él es más anotador y yo más reboteador.

No tengo tiempo para vacaciones porque en verano juego con la Selección pero lo que me queda lo paso en Varna.

(ACB Photo / Óscar Gimeno)
© (ACB Photo / Óscar Gimeno)


Me gusta la pizza y, en cuanto a comida española, el arroz negro. También compré chocolate con turrón y me tentaron la tortilla y los dulces en la Feria Gastronómica a la que fui con el equipo. Eso sí, en España las cenas y comidas del equipo son muy largas, me sorprendió mucho.

Cuando me retire me gustaría ser entrenador o tener una empresa de representación, ser agente o algo así. Todo relacionado con el basket, no sé hacer otra cosa.

¿Algo más para que me conozcan los aficionados? Hemos hablado de todo. Mira, hacemos una cosa. El que tenga más preguntas que venga y me las haga, siempre las responderé honestamente.