Artículo

El trabajo de regalar espectáculo

"Es importante dar espectáculo", afirma Deron Washington. "Cuando hago un mate, me dan ganas de hacer otro", confiesa Tay Williams. "Es mi trabajo... los aficionados pagan para pasárselo bien", cuenta Micah Downs. Los tres favoritos para ser el Jugador más espectacular KIA, con las ideas muy claras

ACB Photo / Ángel Martínez
© ACB Photo / Ángel Martínez
  



Deron Washington: “Es importante dar espectáculo"

Es, hasta el momento, el jugador más espectacular KIA , con 47 puntos. Muelles infinitos, saltos endiablados, mates con rabia y un sinfín de jugadas que han hecho disfurtar como niños a los aficionados del Blusens Monbus, que apuestan por Deron Washington como el jugador más vistoso de toda la competición.

Y él, encantado. “Me encanta luchar por ser al final de la temporada el Jugador más espectacular KIA, y más teniendo de perseguidores a rivales de la talla de Micah Downs o Latavious Williams. Es un honor que esté mi nombre entre ellos, me da mucha confianza para seguir”.

¿Mojarse? Eso lo deja para otros. “Es muy difícil decir cuál puede ganar, ya que tanto Downs como Williams son muy espectaculares, me gustan los dos y me quedo con ambos”. Eso sí, Washington es mucho más tajante a la hora de decidirse en cuanto a dar el nombre de su jugada personal favorita: “El mate. Durante toda mi carrera siempre me sentía bien haciendo mates. Es la jugada que más me gusta de todas”.

Deron disfruta especialmente cuando hace los mates como local, para poner el Multiusos do Sar en pie. Le llega: “Para mí es importante dar espectáculo a la afición. Es clave para un equipo porque así se contagian los seguidores, a los que les encanta este tipo de jugadas. Es impresionante poner un pabellón en pie con una jugada así. Siempre es mejor un mate que una bandeja”. Y avisa: “Todavía hay cosas que puedo hacer para seguir sorprendiendo. Aún no se ha visto todo”.

ACB Photo / F. Martínez


Latavious Williams: “Cuando hago un mate, me dan ganas de hacer otro”

Salta hasta el cielo y se queda parado, moviendo sus brazos como aspas. El Helicóptero de Starkville es la gran sensación en las últimas semanas porque ha pillado ritmo y no hay quien le pare. Ya es segundo en la clasificación del Jugador más espectacular KIA, con 45 puntos, y su cuerpo le pide más.

Y es que, como Deron, Latavious Williams lo tiene meridianamente claro: “Siempre preferiré un buen mate a cualquier otra jugada”. A base de machacar salvajamente los aros de cada cancha de la Liga Endesa, el nombre del norteamericano ya es sinónimo de espectáculo: “Me encanta ser visto como uno de los jugadores más espectaculares de la ACB, es un gran placer”.

“Ni me imagino qué significaría para mí terminar en el primer puesto del ranking en mi temporada de estreno en España”, añade. “Supondría que lo estoy haciendo bien y que debería seguir trabajando para mejor aún más todo lo que hago”. Aunque no lo tendrá fácil: “Conozco bien a Deron y a Micah de las que veces que me enfrenté a ellos. El primero es un matador tremendo, y Micah también es un jugador muy bueno. Será bastante duro acabar como jugador más espectacular”.

Es un vicio y no lo esconde. A Tay le encanta encender a la afición con sus saltos: “Me siento tan bien viendo a los seguidores ponerse de pie con mis mates, y la gente se levanta, me dan ganas de coger otra vez el balón y volver a hacer otro de nuevo”.

Foto Joaquim Alberch


Micah Downs: “Los aficionados pagan para pasárselo bien”

“No sabía que había un premio como este. Está muy bien, la verdad”, afirma Micah Downs, el tercer clasificado en el ranking. Después de conocerlo, ¿por qué no intentar ganarlo? “Me gusta, conseguir un galardón como éste sería algo genial. Ojalá lo pudiera lograr. Significaría que los aficionados me ven como uno de los jugadores más espectaculares”.

A 6 puntos en el ranking de Deron Washington y a 4 de Latavious Williams, el objetivo del jugador del Assignia Manresa no será un paseo de rosas: “Tiene muchas opciones de ganar este premio. Son grandes jugadores, muy atléticos. Ambos pueden saltar y realizar grandes mates, alley-oops y tapones”.

Downs confiesa que cuando coge la bola no lo piensa. Ni tiene nada preparado ni se aprende los mates de memoria. Simplemente, se deja llevar por el espectáculo: “No preparo jugadas espectaculares. Intento sacar partido a mi capacidad atlética y a mi salto cuando juego. Es una gran sensación”..

Además, Micah considera que es una obligación el regalar espectáculo a la grada. Al fin y al cabo, va en el sueldo: “Los aficionados pagan sus entradas, se levantan de sus asientos porque quieren pasárselo bien. A mí me gusta hacer estas jugadas espectaculares y que los aficionados se diviertan. Ese es mi trabajo”.