Supercopa Endesa 2019

Artículo

Derbi canario: Dos religiones vecinas

Dos religiones frente a frente el domingo en el Santiago Martín de la Laguna: la de Anchieta y la de la Avenida Marítima. Es pasión, es color, es un par de aficiones rivalizando en y amor a unos colores. CB Canarias - Herbalife Gran Canaria. El derbi canario ya está aquí y Jesús Morales enciende la mecha

(Foto Sergio Díaz/CB Canarias)
© Sergio Díaz / CB Canarias
  


Islas Canarias, 1 de noviembre de 2012.- Será la hora menos. Será la condición de isleño. Quizá sea el salitre que baña las orillas de las siete islas. Será las cenizas que dan forma a las montañas y los parajes naturales. Será el ritmo sosegado de la vida en las islas y la idiosincrasia simpática de su gente. O puede que sea el compás trepidante que inunda los corazones de los aficionados del CB Canarias y Herbalife Gran Canaria en cuanto sus equipos juegan. Será por cualquier cosa, pero es, y seguro, que las aficiones aurinegras y amarillas convierten el baloncesto en una auténtica fiesta. ¿Se imaginan qué harían juntos?

Este domingo se encontrarán en el Santiago Martín de La Laguna (Tenerife) dos religiones. La de Anchieta y la de la Avenida Marítima. Una tinerfeña y otra grancanaria. Dos estilos de baloncesto totalmente diferentes. Dos trayectorias contrapuestas. Pero con una cosa en común: el amor profundo y profeso por el baloncesto. El baloncesto canario está de enhorabuena: vuelve el derbi a la élite.

"Eran partidos muy bonitos para el jugador. Nos gustaba disputar ese tipo de partidos por el ambiente que se creaba alrededor, por esa rivalidad insular,..." Son palabras de nostalgia de Roberto Guerra, uno de los supervivientes de los últimos derbis. Nostalgia cariñosa envuelta en ansias y ganas. Él estará en Tenerife.

Necesidad para el Canarias y estabilidad para el Granca

La vuelta del Canarias al baloncesto de primer nivel, que abandonó en la temporada 90/91, fue convulsa. Deportivamente fue la más dulce imaginable: arrasó en la pasada edición de la Adecco Oro de una manera nunca antes vista. Sin embargo, el equipo no pudo afrontar los pagos necesarios para ingresar en la Liga Endesa. Cuando todo parecía perdido, el equipo pasó a ocupar la plaza que dejó vacante el Lucentum Alicante tras comprarla.

La confección del equipo fue a marchas forzadas. La renovación del bloque duro del ascenso dejó cuatro huecos que llenar con nuevos fichajes: la pareja de bases, la referencia exterior y el pívot titular. El inicio fue descorazonador: dos derrotas abultadas ante Asefa Estudiantes (101-86) y CAI Zaragoza (65-85). "Podríamos haber empezado mejor pero los últimos partidos estamos mejorando" dice Fotios Lampropoulos, actual pívot del CB Canarias. Y tiene razón.

La imagen se mejoró mucho en Fontes do Sar, donde el equipo cayó tan solo por 71-68 ante un por entonces invicto Blusens Monbus. El equipo mostró su cara competitiva, demostrando que estaban aquí para hacer sufrir y gozar. Y el premio a punto estuvo de llegar en la cuarta jornada. El Canarias se quedó a las puertas de sorprender al Real Madrid (86-88) en un gran partido de Richi Guillén. El pasado fin de semana el equipo encajó su quinta derrota consecutiva en el Palau Blaugrana al caer por 100-75 ante el Barcelona Regal.

Alejandro Martínez se mantiene fiel a su estilo ofensivo. Bien recibido por todos los aficionados, esta filosofía tiene sus pros y sus contras -como cualquier otra-, pero al menos es una con cimientos y bases, con reconocimientos y frutos cosechados. El Canarias no vive, corre. Y a la velocidad que corre, sueña. Así que nunca podrá ser denostado.

(ACB Photo / M. Henríquez)

El Canarias acumula cinco derrotas consecutivas, pero el espíritu y el sueño siguen intactos. "El vestuario está bien. El grupo está junto. Todo el cuerpo técnico y eso estamos mirando cómo podemos cambiar esto, aunque sabemos que debemos de ganar", indica Lampropoulos. Guerra apunta que "ahora ellos están en una situación en la que necesitan una victoria a toda costa y necesitan salir a ganar".

Por su parte, el Herbalife Gran Canaria comenzó a todo gas, venciendo en casa al Gescrap Bizkaia (65-59) y al Assignia Manresa (64-80). Con un inicio de 2-0 y una plantilla para la ilusión, la derrota en el Centro Insular ante el Caja Laboral (64-80) en la tercera jornada bajó los humos a la parroquia de la Avenida Marítima. El Herbalife Gran Canaria caía en su segundo encuentro en La Roca. Un remozado equipo que en verano ilusionó muchísimo con sus fichajes.

Luego llegó otra mala tarde. El equipo claretiano caía en la cancha del Cajasol (74-63), que hasta aquel momento no conocía la victoria, firmando una nefasta segunda mitad y dejando sensaciones contrapuestas. "En el partido de Sevilla tuvimos una buena primera parte y en la segunda se nos fue un partido que teníamos bastante encaminado" afirma el canterano Roberto Guerra, que aunque admite que "tuvimos un pequeño bache con el partido del Caja Laboral en casa, en el que no estuvimos a nuestro nivel", indica que "el domingo contra el CAI Zaragoza volvimos a mostrar el nivel de juego que yo creo que debemos tener". Los amarillos se reencontraron con el triunfo en la quinta jornada tras ganar al CAI Zaragoza por 74-56, mejorando en la segunda parte de aquella cita gracias a la aportación exterior de Scheyer y Toolson, pero también al pundonor de Báez.

Y es que en Báez radica una de las claves. No en él, exactamente, sino en lo que representa: uno de los jugadores cuya participación ha sido intermitente debido a las lesiones. Xavi Rey no ha llegado a disputar ni un minuto aún; Slokar se encuentra de baja, el propio Báez no empezó el curso,... El Herbalife Gran Canaria ha estado lastrado por las lesiones desde la pretemporada, algo que obviamente no ayuda en la correcta preparación de los partidos.

El Canarias, con 0-5, busca por fin estrenarse en su vuelta a la ACB; el Herbalife Gran Canaria, por su parte, querrá sumar su cuarto triunfo para meterse en la zona alta de la tabla.

Primer derbi canario desde 2005...

El último derbi canario en la élite del baloncesto español data del 23 de enero de 2005. Casi ocho años atrás, el Gran Canaria recibía al Unelco Tenerife de Hopkins y Racca. Los amarillos, que esa temporada acabarían 8º y se meterían en el Playoff, derrotaron por 60-50 a un Unelco Tenerife que descendería al término de aquella campaña. El base americano Billy Keys fue clave con 18 puntos. Aquel día tendría 6:48 minutos un joven pívot griego que militaba en las filas claretianas: Fotios Lampropoulos. El ahora jugador del Canarias disputó aquel derbi, si bien no pudo anotar ni un punto.

Sobre sus participaciones bromea. "Sí... No jugaba mucho" recuerda con acierto, pero añade que "aquí estaba lleno el pabellón... Nosotros teníamos mejor equipo pero sí, se notaba el ambiente especial del derbi" rememora. Guerra también vive otra situación, pero totalmente opuesta. Volvió al club este verano para jugar en el filial de Adecco Plata y la coyuntura le ha llevado a formar parte del primer equipo."Me siento muy cómodo con los compañeros en el club. Es una situación diferente para mí por lo de los contratos temporales; quizás tengo que demostrar algo más para volver a tener más minutos. Pero estoy contento de estar ahí, me siento igual de importante que el resto de compañeros y ojalá pueda tener esa oportunidad de jugar minutos y demostrarlo".

La última cita oficial entre equipos canarios en el Santiago Martín fue esa misma temporada, en el partido de ida, disputado el 10 de octubre de 2004. Aquel día, el Unelco Tenerife cedía por un abultado 63-93 ante un Gran Canaria lanzado por los 14 puntos y 6 rebotes de Savané -que había vestido también la casaca blanquiazul-, así como los 15 puntos en 17 minutos del canterano Roberto Guerra, igual de canterano e igual de corazón del actual 'Granca'.

... y primero entre aurinegros y amarillos desde 1990

Pero para encontrar el último derbi entre Gran Canaria y Canarias en la élite debemos de retrotraernos muchísimo más. La temporada 1989-90 vio los últimos derbis entre canariones y laguneros. Ambos equipos jugaron cuatro partidos, firmando un balance de 2-2. El factor cancha fue decisivo, pues tanto el Ríos Tejera como el Centro Insular fueron inaccesibles para los visitantes.
El Gran Canaria venció por 80-76 y 78-76 en los dos partidos en Las Palmas de Gran Canaria, mientras que el por entonces Cajacanarias derrotó a los amarillos por 70-64 y 83-73. Aquella campaña el Cajacanarias salvó la categoría, pero tanto el Gran Canaria como el Tenerife Nº1 corrieron peor suerte.

El último se disputó el 10 de abril de 1990. El Gran Canaria apuraba sus opciones para salvarse de disputar el Playoff de descenso y recibía al Cajacanarias de los Cabrera, Johnson y compañía. El conjunto claretiano venció por 78-76 con un triple final de Juan Méndez. Aquella temporada quedó demostrada la igualdad existente en los derbis, que se convierten en luchas ajenas a la batalla de la competición.

Omnipresente Richi
Ricardo Guillén, Richi para todos los amigos del baloncesto, volverá a jugar un derbi canario en la élite. Si bien no estuvo en los últimos de la temporada 2004/05, el pívot tinerfeño ha portado con clase las camisetas del Herbalife Gran Canaria (Canarias Telecom) y Unelco Tenerife en la ACB, lo que le convierte en el único jugador en llevar tres casacas canarias diferentes en la élite.

Ha llevado todas las posibles, exceptuando la del Náutico, equipo que también militara en ACB años atrás. El interior del Canarias, que está contando con muchos minutos en este inicio de temporada, no pudo ganarle al Herbalife Gran Canaria en ninguno de los derbis que disputó en la temporada 03/04.

Como curiosidad cabe añadir que nunca ha descendido con un equipo canario; el Unelco Tenerife bajó justo después de que Guillén marchara. Con el equipo claretiano tampoco tuvo que vivir el mal trago del descenso. Los canaristas suspiran por que este dato pase de anécdota a estadística santa.


¿Quiénes juegan? Canarias, Gran Canaria, Gran Canarias,...

Algunos dicen que la confusión se creó cuando la compañía de telecomunicaciones Auna Telecom patrocinó al Gran Canaria. Aunque en un primer momento se habló del 'Auna Gran Canaria', luego la denominación del club palmense pasó a ser 'Canarias Telecom'. Y claro, al aficionado se le metió entre ceja y ceja que aquel equipo era el Canarias. El mismo que en los 80 se había paseado por las canchas de España y de Europa bajo el patrocinio de 'Cajacanarias', de la tabaquera 'Lucky',... Canarias quedaba más lejos que Europa, así que aquel tendría que ser el mismo equipo.

Mientras, el Canarias subsistía en categorías inferiores, se reinventaba y trabajaba día y noche para volver a su lugar histórico. Aunque se podría decir que nunca dejó de estar. Y es que no pasaba semana en la que no se produjera alguna confusión. Incluso en la actualidad diversos periodistas siguen mentando al Gran Canaria como Canarias. Y al Canarias como Canarias. Habrá un duelo de Canarias al cuadrado este domingo.

Roberto Guerra lo tiene claro. "Nos temíamos un poco que esto iba a pasar" dice riendo, a la vez que aclara: "Es fácil: el equipo de Tenerife es el Canarias y el equipo de Gran Canaria es el Herbalife Gran Canaria. Creo que es fácil de diferenciar". Quizá haya ayudado en algo a alguien.

Guerra-Lampropoulos: La amistad de los supervivientes

(Foto cbgrancanaria.net)

"Seguramente va a ser un partido bonito, porque vuelve a haber un derbi en la máxima competición nacional" dice Guerra, experto en derbis que ya estuvo entre 2003 y 2005 disputando los cuatro enfrentamientos entre Gran Canaria y Unelco Tenerife. Habla de un Santiago Martín que conoce. "En una liga como esta es muy importante hacerse fuerte en casa y ellos tienen una muy buena afición y un muy buen pabellón. Seguro que será un factor clave para ellos" comenta, resaltando la importancia del pabellón lagunero. Se apura en añadir entre risas, eso sí, que "esperemos que no lo sea en este partido del domingo, sino de ahí en adelante". Lampropoulos concuerda con su antiguo compañero. "En casa todos van a llenar el pabellón y cada semana trabajamos en defensa y en todas las cosas para jugar contra todos los equipos importantes", dice.

Guerra añade: "Yo creo que es muy positivo para Canarias que haya un derbi de este tipo, que la gente vea el ambiente que se crea en el baloncesto... Y sobre todo un buen ambiente, un ambiente de rivalidad pero siempre con respeto". Y es que la hermandad entre aficiones es completa, y quedará demostrado el domingo.

Hermandad quizá no, pero entre los únicos supervivientes del último derbi canario en ACB sí que hay una gran amistad. Roberto Guerra y Fotios Lampropoulos compartieron camiseta y vestuario aquella temporada de 2004/05. "¡Muy bueno!" exclama Guerra cuando se le pregunta por su recuerdo del griego como compañero. "Tenemos la misma edad y siempre tuvimos y bueno, seguimos teniendo una muy buena relación. Me parece un compañero excelente y una grandísima persona". El griego, hombre sobrio de pocas palabras, ríe como un adolescente cuando se le nombra a Guerra y se le dice su opinión. "Muy bien. Lo mismo, lo mismo" dice entre risas. "Nada... también nos encontramos el pasado año en LEB Oro y me muchos buenos recuerdos". Y avisa: "Vamos a luchar para ganar el partido".

También le manda un mensaje a su afición. "Ellos saben que necesitamos su apoyo. Es un partido muy importante, más que el Real Madrid que estaba el pabellón lleno. Hay que empezar a ganar".

El próximo domingo, CB Canarias y Herbalife Gran Canaria protagonizarán una nueva fiesta del baloncesto canario. Una al ritmo de, cómo no, un cántico a las maravillas del Atlántico.

Ay, Canarias
La tierra de mis amores
Ramo de flores
Que brota de la mar

Vergel de belleza sin par
Son nuestras islas Canarias,
Que hacen despierto soñar.
Jardín ideal siempre en flor,
Son las mujeres las rosas,
Luz del cielo y del amor.

El corazón de los guanches,
El murmullo de la brisa.
Suspiran todos amantes
Por el amor de una isa.
...