Previa

El CB Canarias quiere certificar su permanencia ante un enrachado Unicaja

El equipo malagueño necesita un triunfo para afianzar sus opciones de entrar en el playoff por el título. El conjunto lagunero, pero, quiere asegurar lo antes posible su continuidad en la Liga Endesa

Marcus Williams, un peligro para el CB Canarias (ACB Photo / J. Bernal)
© ACB Photo / Javier Bernal
  

Santa Cruz de Tenerife / Málaga, 5 de abril de 2013.- El Club Baloncesto Canarias, aunque ya con once victorias tiene la permanencia en la Liga Endesa casi asegurada, la quiere certificar mañana ante el Unicaja a partir de las 17:00 horas, en el pabellón Insular Santiago Martín.

El conjunto lagunero tiene en sus manos dicho objetivo y lo puede confirmar en su cancha, lugar donde muy pocos equipos han podido ganar y, ante el plantel malagueño, los jugadores de Alejandro Martínez tendrán esa ocasión de demostrar que disponen de un plantel suficientemente competitivo para, incluso, aspirar a algo más.

Pero el rival se juega mucho también en este envite, no en vano el conjunto andaluz ocupa la novena plaza y aspira a entrar en el playoff por el título. No lo podrán hacer con ventaja de cancha, pero si esperan alcanzar una de las ocho posiciones y poder luchar por la Liga, porque plantilla para ello tienen.

Y es que después de un inicio irregular, los hombres de Jasmin Repesa parecen haber encontrado su juego, y ya el técnico del conjunto insular, Alejandro Martínez, ha destacado el potencial del Unicaja, del que comentó que "cuenta con una de las cinco mejores plantillas de la competición".

Esto obligará al conjunto canarista a estar con mucha intensidad a lo largo de los cuarenta minutos y no permitir segundas opciones a su rival.

Para este choque, Alejandro Martínez no podrá contar con el escolta Jaime Heras, jugador que se lesionó en el entrenamiento de ayer, sufre una fractura espiroidea en el dedo índice de su mano derecha, fruto de un lance fortuito, y hoy será intervenido quirúrgicamente en un centro de la capital tinerfeña.

Alejandro Martínez ha reiterado que el rival no es solo Marcus Williams, "no ganamos nada centrándonos solo en él, ya que cuenta con jugadores con sobrada experiencia y calidad para poder ganar el choque".

El Canarias, con once victorias, no puede bajar los brazos aún, ya no solo por el calendario tan duro que le queda, sino por el nivel de juego que están ofreciendo los equipos que ahora mismo se encuentran por debajo en la clasificación, como el Lagún Aro, Mad-Croc Fuenlabrada o el Cajasol.

Estos dos últimos equipos están a dos triunfos, mientras que el Lagun Aro está a tres, aunque con el average para los laguneros, mientras que el Bàsquet Manresa, con cinco triunfos, parece ya muy lejos de los aurinegros.

Por el lado andaluz, el Unicaja, sin la presión ya de compaginar la Euroliga con la Liga Endesa, visita mañana al CB Canarias en un partido transcendental para su aspiración de acabar entre los ocho primeros de la clasificación de la fase regular y disputar la siguiente por el título.

El triunfo conseguido la pasada jornada frente al Caja Laboral (93-72) demostró que el equipo malagueño se encuentra en un buen momento y que puede alcanzar uno de esos puestos fijados como objetivo, ya que en el caso de que no lo consiguiera sería un grave tropiezo tras no clasificarse tampoco esta campaña para la Copa del Rey.

El Unicaja parte como favorito para alzarse con el triunfo en la cancha insular, pero el equipo canario no ha perdido muchos partidos como local y está virtualmente salvado del descenso, por lo que jugará sin excesiva presión, algo que puede ir en contra de los intereses andaluces.

En el equipo canario militan dos exjugadores del Unicaja, el pívot Ricardo Guillén y el escolta Saúl Blanco, quienes tendrán la oportunidad de reencontrarse con viejos conocidos.

El entrenador de la formación malagueña, el croata Jasmin Repesa, tendrá una baja sensible al no contar con el alero esloveno Zoran Dragic, quien por lesión estará aproximadamente un mes de baja debido a un esguince en el tobillo derecho que sufrió esta semana durante un entrenamiento.

El jugador fue ya baja el jueves en el partido de la Euroliga ante el Alba de Berlín y su lugar en la convocatoria lo ocupó el alero serbio Dejan Todorovic, que procede del equipo filial que milita en la Liga Adecco Oro