Artículo

Granger, Brizuela y Guerra: la ilusión de los canteranos que jugaron el derbi

Jayson Granger, Darío Brizuela y Fran Guerra fueron tres de los ocho canteranos del Asefa Estudiantes que disputaron el derbi contra el Real Madrid

ACB Photo /V. Carretero
© ACB Photo / V. Carretero
  

Madrid, 6 may. 2013.- Jayson Granger, pese a jugar el derbi “con un pequeño tirón en el abductor el día antes que me produjo bastantes molestias durante el partido” fue el máximo anotador con 22 puntos.

Y es que para el que ayer partía como capitán de Asefa Estudiantes y como uno de los referentes del equipo como “canterano veterano” que es, “la cuestión era competir contra el Madrid. No pudimos superarles porque fueron superiores durante la mayoría del partido, pero por lo menos lo intentamos”.

En el derbi Asefa Estudiantes salió con ocho canteranos, seis de ellos menores de 21 años, y uno de ellos –Fran Guerra- tuvo su primera participación no testimonial en el encuentro; y otro de ellos –Darío Brizuela- debutó.


Jayson Granger sabe bien lo que se siente en esos momentos, ya que él mismo lo vivió hace ya seis temporadas. “Cada oportunidad que se le da a un jugador joven se tiene que aprovechar al máximo. Los chicos de ahora están con mucha hambre y con ganas de demostrar que pueden jugar en el primer equipo”.

Como veterano también sabe por dónde pasan los objetivos del club una vez que se acabaron matemáticamente las opciones de Playoff. “Después de lo vivido el año pasado, dónde sufrimos bastante, hay que intentar quedar lo más arriba posible. Este año por lo menos hemos sabido competir".

Brizuela: “Estoy muy contento, toca seguir trabajando para la próxima poder aportar más”

Uno de los grandes protagonistas del derbi fue el jugador que menos tiempo estuvo en pista. El escolta Darío Brizuela tuvo la oportunidad de debutar en Liga Endesa tras toda la temporada jugando en el filial de liga EBA de Asefa Estudiantes y las últimas semanas completando los entrenamientos del primer equipo debido a las lesiones.

El donostiarra, que llegó al Asefa Estu en categoría junior para completar su formación, reconoce que “no me esperaba debutar en partido tan disputado como contra el Real Madrid”. No esconde que se encuentra con sentimientos contradictorios: “estoy muy contento, aunque me haya salido todo del revés. Supongo que es lo que toca: debut, nervios…”.

En el minuto y medio que estuvo en pista, al joven internacional le dio tiempo a hacer dos faltas personales casi seguidas, y terminó valorando negativo. “Pasó todo muy rápido y me salió todo mal. Así seguir trabajando para que no vuelva a pasar en la próxima oportunidad que tenga”.

Brizuela, procedente del EASO de San Sebastián y que la temporada pasada no tuvo la continuidad deseada en el junior y el EBA de Asefa Estudiantes debido a una lesión, estaba satisfecho por este pequeño objetivo cumplido de debutar en ACB.

“Me vinieron a la cabeza todos los recuerdos de toda la vida jugando al baloncesto. Llegar a ACB era uno de los objetivos que tenía desde pequeño. Pero nada más salir a la pista eso se me olvidó, lo único importante era ayudar al equipo. Toca seguir trabajando y cada vez que salga intentaré aportar mi granito de arena”.

Ambicioso y trabajador, pero también humilde y consciente de todo lo que le queda por recorrer y que su sitio principal hoy por hoy es el filial de liga EBA. “Ya es una suerte poder entrenar todos los días con el primer equipo. Si en las dos jornadas que quedan se diera la oportunidad de volver a salir al campo, pues a aprovecharla y trabajar para el año que viene”.

Y explicó el reto que tiene por delante con el segundo equipo de Asefa Estudiantes: “nos queda el último partido de liga regular el sábado contra Meridiano para saber si seremos terceros o cuartos, y luego la fase de ascenso. Trabajaré con los dos equipos y esto es para disfrutarlo”.

Fran Guerra: “No me esperaba ser el primer cambio, pero había que ser uno más”

El pívot canario Fran Guerra ha sido toda la temporada además de un referente básico del filial de liga EBA, un habitual en la dinámica del primer equipo de Asefa Estudiantes. Sin embargo, hasta el derbi del domingo no había tenido su “bautismo de fuego” en Liga Endesa y sus apariciones habían sido testimoniales.

Pero contra el Real Madrid fue la primera sustitución de Txus Vidorreta y en casi cinco minutos aportó dos rebotes y se peleó con las torres merengues, que estaban siendo decisivas en el inicio del choque.

“Cuando salí fue en el primer cambio del partido y no me lo esperaba, pero cuando salí al campo tuve que ser uno más del equipo y aportar lo que tenía que aportar”. Pese a ser el primer sorprendido, no le extraña tener la oportunidad de entrar en juego porque pese a las bajas, en Asefa Estudiantes “estamos entrenando todos muy bien últimamente, tanto los canteranos como los veteranos”.

Una clave del partido para él fue que “nos cogieron bastantes rebotes en ataque a pesar de haber luchado por cerrarlos”.

Pese a no poder celebrar una victoria en un partido tan especial para la afición colegial, Guerra estaba contento porque “hasta el final dimos la cara. Nuestra ilusión era para seguir teniendo opciones de Playoff pero se acabaron. Ahora en las dos semanas que quedan de Liga Endesa la idea es luchar hasta el final por quedar lo más arriba posible”.