Artículo

Tres luces del NIJT Ciutat de L’Hospitalet
La edición 2013 del NIJT Ciutat de L’Hospitalet tuvo pocas luces y algunas sombras. Destacaron tres jugadores (Marc García, Berk Ugurlu y Jonathan Barreiro) por encima del resto, aunque hubo otros destacables y varias decepciones. Con la colaboración de Adrià Alonso, Entrenador Superior de Baloncesto, aportamos nuestra visión

Jonathan Barreiro lideró al Real Madrid hacia el título (ACB Photo)

Jonathan Barreiro (Real Madrid)
12’4 puntos, 5 rebotes, 10/26 triples

Probablemente el jugador que más reforzado ha salido del torneo, no solo por su impacto individual sino también por contribuir de manera decisiva al primer título madridista desde 2006. Sus 8 puntos consecutivos (2 triples y una bandeja a media distancia) en los dos últimos minutos de la final ante Unicaja hablan de un jugador con clara vocación ganadora. Pidió el balón y ejecutó. Y lo hizo mermado por una afección intestinal vírica... El gallego ha experimentado una explosión física del año pasado a éste. Barreiro ha abandonado su cuerpo de niño: espaldas muy anchas, fornido tren superior y 204 centímetros con pinta de quedarse obsoletos en unos meses.

Excelente tirador tanto con pies parados como sobre bote, también es bueno saliendo de indirecto tipo carretón. Queda la duda si también sabe aprovechar los indirectos sorpresivos. En los directos sí tiene buena lectura. Aunque es un defensor listo, debe mejorar su actividad defensiva de pies y manos. También debería generar más recursos ofensivos, más finalizaciones, porque se le notaba inseguro cuando rompía con bote hacia dentro. Pese a su superioridad física, tampoco le recordamos que posteara a su rival. Pensamos en esa multifuncionalidad en la pista de Barreiro, pero tal vez el plan del club sea encaminarlo a ser eminentemente un gran tirador. De lo que no parece haber duda es que huele a primer equipo en unos años.

Berk Ugurlu, líder del Fenerbahçe (ACB Photo)


Berk Ugurlu (Fenerbahçe)
18 puntos, 4’5 rebotes, 5 asistencias, 21/28 libres

Si ya podría sorprender que Barreiro no apareciera en el Quinteto Ideal del torneo, lo del base turco clama al cielo. Dominador absoluto de los partidos, siempre pasaban cosas cuando tenía el balón en las manos. Líder de su equipo tanto en el juego como en el plano anímico, es un base altruista, generador de ventajas con un potente primer paso. En este sentido, su exuberante físico contrastaba con el de sus marcadores. Piernas poderosas para romper, para correr o para batir a dos piernas como si de muelles se trataran. También tiene un tren superior muy fuerte para la categoría; otra cosa es que para profesionales sea aún el idóneo.

Dotado de grandes fundamentos y de una enorme velocidad para correr a campo abierto, es un buen lector de las opciones en el bloqueo directo. Defensivamente es un chico intuitivo, listo; tiene una buena actividad defensiva, pero la acumulación de minutos le invita a rebajarla a lo largo del partido. Algo inseguro en el tiro exterior, también debería tener más hambre de anotar, especialmente leyendo sus propias opciones en el bloqueo directo.

Marc García, espléndido futuro (ACB Photo)


Marc García (FC Barcelona)
21 puntos, 8’8 rebotes y 4 asistencias

MVP oficial del torneo por mor de sus impresionantes números, especialmente los 40 puntos (7/9 triples) que le enchufó al Brose Basket, equipo que acabó séptimo. En el resto de partidos, contra rivales más potentes sus números bajan considerablemente (2/18 triples para 14’7 puntos). Esta dosis de realidad en absoluto merma la proyección de un chico con hambre de llegar arriba; hambre y condiciones. García es un killer como no se recuerda en muchos años en la cantera azulgrana. Tiene una enorme facilidad para enchufar con un amplio abanico de opciones: tirando, penetrando, finalizando contraataques. Es un jugador listo en todo lo que hace, difícilmente toma malas decisiones con balón y sin balón; incluso en defensa muestra esa pillería, aunque su actividad de manos y piernas no sea aún su fuerte.

A su capacidad anotadora se le une su facilidad para rebotear. Es un chico con ese “algo diferente” que tanto hemos encontrado a faltar en esta edición del NIJT. En su debe, Marc García tiene la mejora de su mano izquierda, si su proyección como jugador de elite no es solo la de tirador. También, y esto salta bastante a la vista, debe fortalecer su tren superior. Si mantiene su humildad y trabajo, llegará arriba.

Detalles agradables

Francis Alonso (Unicaja)
La referencia ofensiva de los malagueños no es solo un buen tirador de 3 a pies parados sino también un buen defensor. Lo malo es que su pequeño físico no le acompaña en absoluto y para llegar arriba además debería generar más peligro parando y tirando.

Niklas Kiel (Brose Baskets)
Este interior de los germanos se mantuvo bajo la alargada sombra del feroz tirador Andreas Obst y el potente físico de Andreas Kratzer, pero se mostró agresivo hacia el aro. Buen reboteador, también enseñó excelentes movimientos en el poste medio.

Ayberk Olmaz (Fenerbahçe)
Con 2’10 y una envergadura que quita el hipo, este interior turco dominó la pintura junto al tosco Yurtseven. En cierta manera recuerda a un Turkcan, solo que este chaval estaba confinado a posiciones cercanas al aro. Fino como un palo, carece de tiro exterior y de movimientos muy elaborados en el poste. Simplemente, aprovechaba su talla. Demasiado poco para la elite.

Emanuel Cate (Real Madrid)
Este rumano de 2’04 del año 97 irrumpió con 15 puntos y 9 rebotes con un buen juego de pies y una plausible determinación ante la exuberancia física de los interiores de Unicaja.

Lude Hakanson (FC Barcelona)
Aunque no fue un jugador tan determinante como se le podría exigir, el sueco no se escondió. Parece haber mejorado su fiabilidad en el tiro exterior, pero ya no consigue romper en el 1x1; se apoya en el bloqueo directo para lograr esa ventaja. Poderoso físico.

Oscar Cuesta
@oscarcuesta76
ACB

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos