Artículo

Chris McNealy: Ni un gramo de grasa
Llegó ya siendo un veterano, pero en su estancia en España demostró ser un gran profesional y tener un físico portentoso. Tras hacer carrera en las pistas de baloncesto McNealy ha sido ojeador de la NBA y ahora es asesor


Chris McNealy, en su etapa española

Redacción, 12 Ene. 2014.- Chris McNealy vino a España ya bastante veterano, con 34 años, pero en le dio tiempo a estar por aquí cuatro temporadas consecutivas dejando un recuerdo de extrema profesionalidad. Pocos americanos más serios y cumplidores en aquella época, ganándose sucesivos contratos en Andorra, León, Sevilla y Granada. El primero y el último supliendo a compatriotas con fama de díscolos como Jerrod Mustaf y Dan Godfread. Los clubs pensaron que había que ir a lo seguro.

Era, ante todo, un jugador de un físico envidiable, de los mejores que se han visto por aquí: musculoso pero sin exceso de gimnasio y ni una mota de grasa con el objetivo de que nadie le pudiese mover de la zona. Tenía que compensar el hecho de no ser muy alto (2,01) y de hecho podía jugar tranquilamente como ‘5’. No era un estilista en ataque, pero sí sabía aprovechar sus oportunidades y desde luego no hacía tiros absurdos. Promedió 15,7 puntos con un 60% de acierto en tiros de dos puntos, además de 8,9 rebotes. Una inversión garantizada.

>> Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Espacio Liga Endesa



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos