Artículo

Real Madrid-Herbalife GC: La serie, en 5 apuntes
El Real Madrid llega a la Copa como invicto en competiciones ACB, con un inmaculado 20-0 que no asusta a un Herbalife Gran Canaria que, tras derribar la pasada temporada su histórico gafe en cuartos, se siente capaz de todo. El reto de ser el vigente campeón de todas las competiciones nacionales contra las ganas de revancha tras 2 precedentes muy similares saldados con derrota. Será una batalla de defensas

ACB Photo / M. Henríquez


Dos precedentes muy similares

2007. Copa de Málaga. El Real Madrid había sido el líder de la regular en la primera vuelta con un balance de 15-2 y llegaba como principal favorito. El Granca tuvo la mala suerte de cruzarse en su camino en cuartos, aunque vendió muy cara su derrota, con un ajustado 85-82 como resultado final, con Kornel David (25 puntos) de estrella.

Cuatro años después, otro guion similar. En esta ocasión el Real Madrid era colíder y, nuevamente, el conjunto canario tuvo que vérselas con ellos en cuartos de final. Como en 2007, otra gran puesta en escena de los amarillos que, con el hoy madridista Jaycee Carroll desatado (30 puntos), estuvo a punto de dar la sorpresa. Aquel partido acabó con un 78-72 para los entonces entrenados por Messina. En 2014, el contexto es muy parecido. Los canarios, contra el líder de la regular. El jueves se sabrá si se corta esa dinámica o acaba convertida en tradición.

El primer invicto

En la Copa del Rey, desde 1983, se ha visto de todo. Equipos que llegaron enrachados, otros en mala racha, favoritos, tapados… pero nunca tuvo el torneo a ningún conjunto capaz de ganar todos sus partidos en Liga Endesa en la primera vuelta como este Real Madrid. Los de Laso consiguieron la única primera vuelta perfecta de la historia, con 17 victorias en 17 partidos, y ahora buscan estirar la racha.

Los de Laso llevan un balance increíble en partidos oficiales esta temporada. De 34 jugados, ha vencido 33 y solo la derrota reciente en Euroliga frente al CSKA le quita el cartel de equipo imbatible. Eso sí, en competiciones ACB hasta ahora su racha sigue siendo inmaculada, con un 20 de 20 que, en el caso de elevarse hasta el 23 de 23, le supondría al cuadro madrileño su segundo título de la temporada, tras ganar ya la Supercopa Endesa.

Una batalla de defensas

La eliminatoria de cuartos de final entre Real Madrid y Herbalife Gran Canaria se plantea, por encima de todo, como una gran batalla defensiva. Se trata de dos de los mejores conjuntos en este apartado en toda la competición. De hecho, el Real Madrid es el equipo que menos puntos encaja de la competición, por debajo de los los 70 por encuentro (69,8). Por su parte, el Herbalife Gran Canaria es, empatado con el Cajasol, el cuarto equipo de la Liga Endesa con menos puntos, una media de 71,67 en las primeras 18 jornadas.

De hecho, con un vistazo a los 2 precedentes más cercanos, se intuye que el partido será trabado, igualado y con las defensas imponiéndose a los ataques. En la pasada temporada, triunfo en el CID del Real Madrid por un igualado 74-76 (150 puntos) y, en esta misma temporada, también en tierras canarias, otra victoria madridista en un encuentro con aún menos anotación, 145: 70-75. La defensa tiene la llave de semis.

El gafe de cuartos derribado

El Herbalife Gran Canaria logró quitarse, de una tacada, un gafe histórico que pesaba ya como una losa: la maldición de los cuartos de final. Los miedos, la mala suerte y la presión habían provocado que el conjunto insular encadenase 16 eliminatorias de cuartos de final, las primeras 16 de su historia, saldadas con derrota. Un 0 de 16 sin margen para ninguna alegría o ninguna presencia en semifinales. Hasta el año pasado.

La historia cambió en la Copa del Rey. Tras 7 presencias desde Vitoria 2000, todas ellas con derrota, el Herbalife Gran Canaria derrotó en cuartos de final al Bilbao Basket por un 74-62 que le dio el histórico pase a la siguiente ronda. La gesta tuvo continuación. En Playoff, en el que había jugado 9 eliminatorias de cuartos de final desde la 1999-00 sin éxito, logró la machada de eliminar, desde su 7ª plaza final, al 2º clasificado, el Laboral Kutxa. Por primera vez, el cuadro canario acude al torneo sin tener que escuchar el listado eterno de decepciones previas en esta ronda y, tras cambiar su propia historia, su deseo ahora es elevar el tope de semifinales.

El reto del dominio absoluto

El Real Madrid tiene ante sí un reto del que poco se ha hablado y algo que aún no ha conseguido, el dominar todas las competiciones de la ACB en forma de títulos. Para ello, la ecuación es sencilla: solo le vale ganar esta Copa del Rey para poder presumir de ese hito.

Y es que el conjunto de Pablo Laso es, a su vez, vigente campeón de Liga Endesa y de Supercopa Endesa. En el pasado Playoff, en una serie durísima frente al FC Barcelona, acabó coronándose como campeón liguero tras ganar en el quinto envite, por un reñido 3-2, al cuadro barcelonista. Pocos meses después, abrió la temporada 2013-14 de la misma forma que cerró la anterior, ganando. En esta ocasión, la Supercopa Endesa, por 79-83 a su eterno rival. Ganar la Copa le permitiría presentarse al próximo Playoff de la Liga Endesa como vigente campeón de todo. Que se dice pronto.

Comunicación ACB

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos relacionados con Club Baloncesto Gran Canaria - Claret SAD
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos