Artículo

Unicaja-CAI Zaragoza: La serie, en 5 apuntes
El anfitrión Unicaja, local y cabeza de serie, tendrá que luchar contra varias maldiciones en esta Copa. La del anfitrión, la de los cuartos disputados en Málaga y la más reciente de un CAI que, con Rudez en estado de gracia, le tiene tomada la medida en los últimos tiempos. Vázquez y Vidal, auténticos expertos coperos, su mejor baza

ACB Photo / M. Pozo


CAI Zaragoza: El último de los verdugos

No hay mayor verdugo reciente para el Unicaja en os dos últimos años que el CAI Zaragoza. El cuadro zaragozano se presenta como un equipo al que, en los últimos tiempos, se le da especialmente bien el cuadro malacitano. Y eso que, desde que había ascendido a la élite en la 2008-09, había perdido contra el Unicaja sus 5 primeros partidos en Liga Endesa. Todo cambió desde el 3 de marzo de 2012.

Desde el 76-59 de aquel día, con 16 puntos del hoy cajista Hettsheimeir, comenzó la racha zaragozana, que se lució por partida doble en la pasada temporada (82-64 como local y un arrollador 68-88 en el Martín Carpena) y que volvió a repetir la victoria como visitante en Málaga el pasado 27 de diciembre, venciendo por 67-76 a los de Joan Plaza. En total, 4 victorias seguidas, todas ellas por dobles dígitos –la media es de 16 puntos de diferencia- y una sensación de superioridad amplia reciente que los malagueños tendrán que revertir para poder pasar a semifinales.

El listón, los cuartos

Sí, el Unicaja sabe lo que es ganar una Copa del Rey y, además, ha disputado varias semifinales e incluso estuvo a punto de conquistar el título en 2009 pero, como local en la Copa, el tope de los malagueños es el mismo que el del debutante CAI Zaragoza en la Copa 2003, los cuartos de final.

En 2001, el Real Madrid fue el encargado de aguar la fiesta del Martín Carpena, en un ajustado 70-73, con 17 puntos de Djordjevic, que dejó a los malagueños compuestos y sin Copa. Menos opciones tuvo aún 6 años más tarde, en la Copa 2007, cuando perdió por un claro 67-77 contra el Winterthur FC Barcelona liderado por Jordi Trias (18). Ahora, el Unicaja espera que a la tercera vaya la vencida y, antes de soñar incluso con el título, la aspiración inmediata es quitarse la espina de los cuartos de final.

La eterna lucha contra la maldición del anfitrión

El Unicaja, a su vez, lucha contra la historia. La Copa suele ser ese torneo en el que el favorito no gana, el tapado sorprende y el anfitrión… se queda con la miel en los labios. Y ya van muchos años. De 30 ediciones, que se dice pronto, solo 2 veces un anfitrión ha logrado levantar el título delante de los suyos. El reto del Unicaja, cambiar la historia y vivir la mayor de las fiestas delante de los aficionados malagueños, 9 años después de ganar el trofeo precisamente en tierras zaragozanas.

Los ejemplos a seguir quedan muy lejanos. En la primera fase final de la Copa en era ACB, allá por la 1983-84, el CAI Zaragoza encandiló a propios y a extraños con una victoria histórica contra el FC Barcelona por 81-78, aunque hubo que esperar 18 años para ver a otro anfitrión triunfar. Fue el TAU Cerámica de la 2001-02, en Vitoria-Gasteiz, con el Barça nuevamente como víctima (85-83) de un equipo liderado por Tomasevic que supo estar por encima de la mismísima maldición del anfitrión. Desde entonces, y con esta edición se cumplen ya 12 años, ninguno de los equipos de casa ha vuelto a lograrlo.

El gran salto de Damjan Rudez

Sin hacer tanto ruido como otros, quizá no haya un jugador que llegue más on fire y en un momento más dulce de forma que el croata Damjan Rudez, con una progresión increíble desde final de 2013. Rudez, irregular en el arranque liguero, con 11 encuentros muy grises en los que se conformó con 6,5 puntos y 4,2 de valoración en 21 minutos de media, con un 47% en tiros de 2 y un 33% en triples, cambió absolutamente la racha precisamente desde su partido contra el Unicaja.

Aquel día en el Martín Carpena sorprendió con 4 triples y 15 puntos a los malagueños, que dieron paso a un jugador totalmente nuevo, que vive un idilio con el triple. En los últimos 7 partidos, ha firmado un increíble 24/38 (63%) desde el 6,75. Además, en ese tramo ha sido 6 veces máximo anotador del CAI. Su media anotadora se ha triplicado hasta los 16,9 puntos, su valoración se multiplicó casi por 4 (15,7) y su porcentaje de 2 también ha subido hasta el 59%, arañando 6 minutos más por partido por su gran nivel. Puede ser el termómetro del equipo en esta Copa del Rey.

Vidal y Vázquez, los herederos

Pocos conocen tan bien el camino hasta el título copero como Sergi Vidal y Fran Vázquez, ambos compañeros en el Unicaja. De hecho, en esta Copa solo Navarro, con 6 trofeos, puede presumir de haber ganado más que ellos, capaces de conquistar la Copa hasta en 4 ocasiones. Vidal, que aún tiene el récord de partidos disputados y partidos ganados con el cuadro baskonista, fue capaz incluso de ganar la Copa delante de su afición en 2002, repitiendo en las ediciones de 2004, 2006 y 2009. Tras 6 partidos de ausencia en Liga Endesa, la lesión de Calloway le hizo regresar en la última jornada, en la que sorprendió con 4 triples. Sus minutos como base tendrán mucho que decir en las opciones malacitanas.

Por su parte, Fran Vázquez, además de haber sido campeón como barcelonista en 2007, 2010 y 2011, es el único de los herederos de aquel Unicaja de la 2004-05 que se proclamó campeón del título en el Príncipe Felipe. Tope baskonista con 23 partidos y 18 victorias, Vidal sabe lo q es ganar delante de su afición. Ganó ediciones de 2002, 2004, 2006 y 2009. Fran ganó en 2005, 2007, 2010 y 2011. Por si fuera poco, el pívot del Unicaja está a un solo tapón de igualar a Romay (22) como máximo taponador histórico del torneo y a 5 mates de igualar el máximo registro global histórico en este apartado, 26, logrados por Boniface Ndong.

Comunicación ACB

Últimos artículos relacionados con Baloncesto Malaga S.A.D.
Últimos artículos relacionados con Basket Zaragoza 2002 S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos