Artículo

El Barça consigue la victoria más amplia de la historia (102-60)
Sin piedad, el FC Barcelona ha conseguido la victoria más amplia de la historia de las fases finales de la Copa del Rey, al batir al Iberostar Tenerife por 102-60. Seis jugadores anotaron en dobles dígitos

102-60

EstadísticasListado de jugadas
Crónica del partidoFotos del partido
Rueda prensa PascualRueda prensa A.Martínez
Sada: "Jugando como hoy"Detalles del partido
Previa de la semifinalLos récords del Barça
ACBTV: El matazo de DorseyACBTV: Resumen del choque




Redacción, 7 Feb. 2014.- Era favorito, sí. Su rival era el que tenía menos experiencia en estas lides, cierto. Y le faltaba Sekulic, no es ninguna mentira. Pero no hay asteriscos que valgan ante la exhibición de recursos y talento del FC Barcelona en cuartos de final, con 8 jugadores anclados en los dobles dígitos en valoración y otros ocho que llegaron o superaron los 9 puntos anotados.

ACB Photo


El Iberostar Tenerife completó un primer cuarto muy digno, aguantando el empuje inicial barcelonista (10-9, m.5) y acabando el primer cuarto con solo 6 de desventaja (22-16), pese al buen hacer de Huertas. Pero el Barça, un ciclón en ataque, empezó a sumar efectivos a su festival -Abrines, Navarro, Papanikolaou...- y rompió el partido justo antes del descanso, con dos triples que elevaron la renta hasta los 20.

De ahí hasta el final, solo quedó la emoción de los récords, lograda gracias a la excelencia blaugrana en ataque. El +29 histórico cayó, elevado hasta un +42 que pinta muy duradero, y también igualó el Barça el viejo tope de los 14 triples. El 102-60 final, su mejor forma de llegar a las semis.

El orgullo lagunero nivela la balanza

Reza el viejo dicho que, cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar. Veinte minutos antes del inicio del partido del Barça, el Laboral Kutxa, el del récord de las semifinales consecutivas (¡12!) cortaba su histórica racha cediendo en cuartos frente al Valencia Basket. El FC Barcelona, capaz de llegar a las últimas 14 finales de competiciones ACB, no quería que fuesen dos las rachas cortadas el mismo día.



El Iberostar Tenerife, desde el mismo momento en el que La Bruixa d’Or venció en su cancha en la última jornada de la primera vuelta, sabía que estaba abonado al sufrimiento. Sufrir para disfrutar, disfrutar para sufrir. Menuda tarde se pasó pendiente del Tuenti Móvil Estu-GBC y cómo gozó el pase. Cuánto sufrió contra el Barça este viernes y cómo disfrutó un partido que, por encima de todo, era un homenaje a su presente y a sus mismos orígenes.

Con un guiño al CajaCanarias en la equipación, el Iberostar Tenerife puede decir que, durante un minuto, estuvo en semifinales, tras canasta de Blanco. El coco blaugrana apareció veloz mediante un 8-0 con 5 puntos de Lorbek pero, lejos de venirse abajo, el cuadro lagunero aguantó el arreón de su rival. Fajardo bregaba, Sikma machacaba y el primer “Sí se puede” sonó con fuerza con el 10-9 (m.6).

El Barça iba a rachas. Y cuando pillaba la buena, loco de aquel que no guardase la ropa. Otro 10-0 eléctrico, con Huertas y Papanikolaou de ejecutores, parecía el despegue definitivo aunque la mejora defensiva de los canarios y los puntos de Chagoyen y Gutiérrez permitían que lloviera menos al final del primer cuarto (22-16) para su equipo. Que no era poco.

Dos triples para romper el partido

El Iberostar Tenerife pudo aguantar poco más. Mirada ganadora de Richotti tras responder el triple de Oleson, un baile en la zona del guerrero Chagoyen (27-19, m.11) y paso a la tormenta barcelonista. Nachbar y Dorsey elevaron la renta hasta los diez y, más tarde, Abrines silenció los triples del Martín Carpena con un triple sinónimo de despegue: 37-23 (m.14).



El Barça, que pese a su derrota en La Fonteta llegó muy fuerte a la Copa, mantuvo su apuesta ofensiva y apretó las tuercas en defensa. El resto, fluyó solo. Volaba Dorsey con uno de los mates de la Copa, lateral y a una mano, tan agresivo como su juego. Aparecía Lorbek a veces y Huertas, siempre.

La resistencia de los canarios, con Úriz como principal tabla de salvación, impedía que la diferencia se fuese más allá de los 13 o 14 puntos de ventaja, tal vez esperando tiempos mejores, algún error de su rival, un escenario futuro en el que, por debajo del umbral de la decena, el espíritu lagunero acercase lo imposible. Sin embargo, las dos últimas jugadas del cuarto disiparon cualquier duda. Un par de triples de Navarro y Huertas elevaron la renta hasta la veintena: 54-34. El partido se había terminado.

A golpe de récord

En los últimos dos cuartos, un solo instante de emoción. El orgullo del conjunto tinerfeño y un triple de Bivià pusieron al Iberostar Tenerife a 16 (61-45, m.25). Jamás volvería a estar más cerca. Con su rival jugando con más pasión que acierto, acusando la ausencia de su referente Sekulic, Navarro entró en escena. En dos minutos, el parcial barcelonista fue de 10-0 (71-45, m.27).

ACB Photo


Con todo listo para la sentencia antes del último cuarto (75-48), la duda estaba en ver si el FC Barcelona lograba la máxima diferencia en la historia de la Copa del Rey. El tope, +29, se quedó demasiado pequeño en cuanto Abrines –a más pitos, más puntos- conectó con Dorsey y a Pullen le apeteció poner su granito de arena en el récord, con 9 puntos casi seguidos que elevaron la ventaja por encima de los 40 (96-55, m.38).

El partido dejó un par de guiños más. Todorovic anotando para que todos, absolutamente todos los barcelonistas acabasen el partido con puntos en su casillero. Niang debutando con el Iberostar Tenerife. Y el Barça, tras el acierto desde el 6,75 de Abrines, igualando también el récord histórico de triples (14) en el no menos histórico 102-60 final. ¡Qué forma de sellar un pase!

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
Últimos artículos relacionados con CB 1939 Canarias
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-