Nota de agencia

Bilbao Basket necesita ganar al Estrella Roja
El Bilbao Basket necesita ganar en Miribilla al Estrella Roja para no quedar prácticamente eliminado de la Eurocup. Además, si lo hiciera por 9 puntos, se colocaría en buena posición para el triple empate que parece avecinarse entre vascos, serbios y el Nizhny Novgorod

Bilbao, 10 Feb. 2014 (EFE).- El Bilbao Basket probablemente necesite ganar este miércoles al Estrella Roja en Miribilla por al menos nueve puntos de diferencia para depender de sí mismo en la última jornada del Last 32 de la Eurocup, en la que visitará la próxima semana al ya eliminado Panionios en Atenas.

Foto Estrella Roja

Disputadas cuatro jornadas de esa segunda fase de la Eurocup, todo parece indicar que las dos plazas para octavos de final que reparte el Grupo L se decidirán en un triple empate entre el Bilbao Basket, el Estrella Roja y el Nizhny Novgorod ruso.

De momento, los tres han ganado sus partidos en casa entre ellos y los tres se han impuesto al Panionios en todos sus partidos. Y ese triple empate, a falta del Bilbao Basket-Estrella Roja del miércoles y el Estrella Roja-Nizhny Novgorod de la última jornada, por el momento lo lidera el conjunto serbio (+7), por delante del ruso (+1) y el bilbaíno (-8).

Por ello, solo estar en positivo en ese diferencial de puntos entre los tres equipos aseguraría a los de Rafa Pueyo depender de sí mismos ante la visita al Panionios de la semana que viene.

Únicamente cambiaría esa perspectiva de cara al partido del miércoles en Bilbao (20.30 horas) si unas horas antes (16.40; 19.40 en horario local) el conjunto griego da la sorpresa en Nizhny Novgorod y derrota al conjunto ruso. Algo que parece improbable, en vista de los antecedentes de ambos equipos.

En caso de perder el miércoles, el Bilbao Basket estaría prácticamente eliminado y si gana por menos de nueve puntos quedaría a expensas, además de su obligado triunfo en Grecia, del resultado entre serbios y rusos en la última jornada en Belgrado.


Hervelle: "Tenemos la sensación de estar jugando muchas finales"

Alex Hervelle ha confesado hoy que el Bilbao Basket espera al Estrella Roja, ante el que jugará el miércoles en Miribilla en partido de la quinta jornada del Last 32 de la Eurocup, con la intención de "devolver" al equipo serbio la derrota del encuentro de la primera jornada en Belgrado (105-87).

"El de mañana es un partido casi para clasificarnos. Allí fue un partido muy duro y tenemos ganas de devolvérselo. Sobre todo en cuanto a dureza y a afición porque esta demostrado que aquí tenemos también una gran afición", ha dicho el jugador belga sobre la pista del Bilbao Arena, escenario del encuentro.

Hervelle, no obstante, ha adelantado que, más que intentar un triunfo similar a la derrota en el Pionir, lo que quiere el miércoles el conjunto vasco es "ganar" para ver luego donde se encuentra de cara a la clasificación para octavos de final.

Si unas horas antes el Panionios griego no da la sorpresa en Rusia imponiéndose al local Nizhny Novgorod, el Bilbao Basket deberá ganar el miércoles por al menos 9 puntos para depender de sí mismo en una sexta y última jornada en la que visitará Atenas.

"Lo que queremos es ganar y luego ya veremos donde estamos. Solo eso es un gran reto porque el Estrella Roja es un equipo muy serio y muy sólido, como ha demostrado este fin de semana ganando la Copa (de su país). Y hay que estar preparado", ha reflexionado.

A ese respecto, ha avisado de que el serbio "es un equipo muy equilibrado dentro-fuera y no será fácil pararle".

Hervelle, de todos modos, ha desvelado que aún no se "sabe si podrá jugar" el miércoles el gigante Boban Marjanovic (2,21 de estatura), principal ejecutor de los hombres de negro en Belgrado, que "está tocado".

"El juego interior es muy poderoso con él y con (Rasko) Katic. Tenemos que saber que vamos a sufrir dentro y que hay que ayudar y apoyar a los jugadores grandes para pararles. Aunque también tienen dos americanos que meten muchos triples y juegan muy agresivos en ataque", ha alertado.

Hervelle, de todos modos, confía en el rendimiento de su equipo en casa y en la ambición demostrada en el Bilbao Arena por el binomio jugadores-afición. "La verdad es que aquí jugamos mejor que fuera y tenemos que seguir así, jugando muy duro y demostrando que aquí es difícil ganarnos. Además, tenemos la sensación de estar jugando muchas finales y eso nos obligar a ponernos la presión de ganar porque los aficionados tienen mucha ambición, nosotros también y hay que responder a esa ambición", ha comentado.



Hervelle cree que los rivales van a llegar "más cansados" por el duro fin de semana al que han tenido que hacer frente. "Nosotros estamos con más energía y eso hay que demostrarlo desde el primer minuto jugando muy físico, muy duro, como a ellos les gusta jugar. Ponernos a su nivel y luego, si el partido es muy largo, mejor", ha apuntado, contento por el respiro del que ha gozado este fin de semana el Bilbao Basket, que no ha jugado la Copa del Rey.

"Necesitábamos desconectar un ratillo y luego volver a trabajar. Y eso es lo que hemos hecho. Creo que Rafa (Pueyo, su entrenador) lo ha hecho muy bien y creo que ahora estamos más metidos todavía", se ha congratulado.

Últimos artículos relacionados con C.D. Basket Bilbao Berri



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos