Artículo

Tony White: Genes anotadores
Por altura debía ser base, aunque su juego hablaba más de puntos que de pases. Conoce la carrera de este electrico jugador que pasó sus mejores años a orillas del Pucela


Tony White, en una foto actual

Redacción, 09 Mar. 2014.- Paco García, que ahora entrena en Brasil, debió sentirse muy mayor cuando el año pasado fichó para su equipo, el Mogi das Cruzes, a Tony White. ¿Por qué? Porque su padre, del mismo nombre, ya fue pupilo suyo a mediados de los 90 cuando dirigía al Forum Valladolid.

Tony White padre fue, sobre todo, un anotador compulsivo, uno de esos jugadores con tamaño de base (1,90 ‘raspado’) a los que es mejor, sin embargo, situar de escoltas, porque son más finalizadores de creadores. En España estuvo muy bien en Pucela, superando los 21 puntos de promedio en la 96-97 y 97-98 (líder en la liga), y bastante mal en Manresa cinco años después. El equipo catalán le fichó en sustitución de Nate Higgs buscando un revulsivo en la lucha por la permanencia, pero White, que ya tenía 36 años, se quedó en 13,1 puntos y el equipo bajó. La retirada fue el siguiente paso.

>> Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz, en Espacio Liga Endesa



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos