Artículo

¿Qué pasó en el March Madness?: Dayton lo vuelve a hacer: adiós a Syracuse
Dos días más tarde de haber sido protagonista del primer upset del March Madness, Dayton volvió a cargarse uno de los grandes nombres del torneo: Syracuse. Tyler Ennis tuvo el triple ganador. Quiénes no fallaron fueron Florida, Louisville, Michigan State y Michigan

Redacción, 23 Mar. 2014.-Sin ni un día de tregua, el March Madness sigue cobrándose grandes víctimas. En esta madrugada de sábado, la que dice adiós al torneo es Syracuse. Su verdugo (y ya van dos veces), una Dayton que quiere llegar más lejos de nunca...

La gran sorpresa

Dayton Flyers (nº11) 55 - Syracuse Orange (nº3) 53



Nadie esperaba que unos días más tarde de eliminar a toda una Ohio State, Dayton pudiera volver a ser protagonista de esta forma en este March Madness. Y menos contra Syracuse, que aunque llegaba al torneo con algunas dudas tras un mal final de año, contaba con una serie de factores a su favor muy importantes: una difícil defensa zonal a romper, Tyler Ennis y CJ Fair.

Pero sucedió. Y sucedió desde el desacierto. Ambos equipos firmaron una carta horrible de lanzamiento y el marcador al tiempo de descanso lo decía todo: 20-18. La peor anotación de lo que llevamos de campeonato. Dayton, sin embargo, toma pequeñas rentas con los tiros de Jordan Sibert o con el atlético Dyshawn Pierre. Y tan sólo CJ Fair era quién respondía en los Orange. Pero, ya en la recta final del partido, apareció el canadiense. Era el momento de Tyler Ennis. El base freshman anotaba posesión tras posesión, contrarrestando a una Dayton que no cesaba en su anotación. Y un triplazo de Jordan Sibert a 50 segundos presagiaba lo peor para los de Boeheim.

Pero Ennis nunca dejó de luchar. Y acabó teniendo el movimiento para ganar. Un primer tiro desde 6 metros que no entró, con 54-53. Pierre tan sólo sumó uno en la línea. Ennis fue a por el triple... ese triple que le entró de forma apoteósica en Pittsburgh, por ejemplo. Pero no esta vez. Al aro y fuera sobre la bocina. Dayton avanza. Syracuse cae. Y los Flyers ya son la gran cinderella de este baile...


El momento de la noche



O los momentos. 40 minutos del baloncesto más espectacular y entretenido de lo que llevamos de campeonato. Intensidad de Final Four en un Bradley Center vestido completamente de rojo. Una Oregon en terreno hostil y que silenció todas esas gargantas con una muy amenazadora primera mitad. Un Kaminsky que apareció como gran héroe para salvar la noche. Y un final de infarto en el que el balón, por una vez, decidió hacer feliz al local. Wisconsin, al Sweet Sixteen

Oregon controló y decantó el partido desde el primer minuto a su favor. Con un increíble Joseph Young(29p), que anotaba triple tras triple y la aportación veterena de Jason Calliste o Mike Moser, los Ducks de Dana Altman metieron el miedo a un Bradley Center, en Milwaukee, capital del estado de Wisconsin que se convirtió en el Kohl Center, pabellón dónde los Badgers de Wisconsin juegan como locales.

Pero en la segunda mitad, Bo Ryan encontró a su héroe. Capaz de irse a más de 40 puntos en esta campaña, Frank Kaminsky (19p) entendió que debía ser su momento. Un interior que se abría para tirar desde el perímetro... ¡y cómo tiraba!. Una tras otra, las canasta de Kaminsky solventaron, en tan sólo cinco minutos, la ventaja de Oregon. Fue el golpe de efecto que su equipo necesitaba para activarse. Y empezaron a sumar Traevon Jackson, Sam Dekker y un Ben Brust que se convirtió, con 228 triples, en el mejor tirador de la historia de los Badgers.

Sin embargo, Oregon tuvo su opción. Joseph Young con un triple a 18 segundos pudo haber empatado el partido. Pero no les tocaba a los Ducks ganar. Y el Bradley Center se convirtió en la mayor de las fiestas celebrando el triunfo de una Wisconsin que sueña con una nueva Final Four... 14 años más tarde.


Actuaciones históricas

Vivió hace un año lo que era ser eliminado en la ronda de 32 por la que era considerada gran cenicienta del March Madness. San Diego State cayó ante Florida Gulf Coast en 2013... y Xavier Thames no estaba dispuesto a dejar que volviera a ocurrir. Y decidió cargarse, él solito, a su siguiente rival. Llegó North Dakota State como rival tras superar a Oklahoma en primera ronda... y pese a que los Bison lo intentaron, Thames estuvo imparable.

El partido acabó con 44-63 para los Aztecs, un resultado que ocultó la batalla que ofrecieron los campeones de la Summit League, que a falta de cinco minutos tan sólo estaban a siete. Y mucha culpa fue de un Xavier Thames que se fue hasta los 30 puntos, divididos en 16 y 14 en cada parte. En ese momento, Thames había participado (anotando o asistiendo) en 15 de los 19 tiros de campo anotados de SDSU. Pero lo que hace especial dicha actuación es que esos 30 puntos son la mejor marca histórica de la universidad en un partido de March Madness. Al Sweet Sixteen, con récord incluído. Cuidado con los Aztecs de Thames...

Y con los Huskies de Shabazz Napier. Connecticut fue el verdugo de todo un seed 2 en este March Madness, Villanova. Y lo fue gracias al boricua. La segunda mitad de Napier, en la que sumó 21 de sus 25 puntos, ya es historia del Madness. Desatado como nunca, Napier puso la magia a un duelo que Villanova estaba ganando desde la lógica y sobriedad.

Shabazz empezó a sumar con sus vertiginosas penetraciones al aro y algún triple más liberado. Era el aperitivo del gran momento. Tres minutos, tres triples. Uno con paso atrás ante su defensor. Otro mirándole a la cara y con rabia. Y el último, inesperado desde unos 8 metros que no pudieron frenarle. 9 puntos y 5 minutos por jugarse. Debía ser suficiente, aunque James Bell y Darrun Hilliard intentaron emularle. Villanova sumaba de tres, pero Connecticut mantuvo el temple y sumó en 11 de sus 12 últimos tiros libres. Suficiente acierto para llegar a un Sweet Sixteen expectante de volver a ver al Shabazz Napier más desatado...




Favoritos que no fallan

Pittsburgh Panthers (nº9) 45 - Florida Gators (nº1) 61

Debía ser el primer reto serio del gran favorito en este March Madness. Una Pittsburgh que se ha convertido en una de las defensas más trabajadas y serias de la NCAA. Pero los Panthers tan sólo pudieron aguantar durante la primera mitad el nivel físico y la experiencia de los hombres de Billy Donovan marcaron la segunda parte.

Con Scottie Wilbekin dirigiendo a la perfección la nave de los Gators, sumando 21 puntos, Pittsburgh se quedó sin argumentos tras el parcial de 0-7 de Florida en los primeros minutos de la segunda mitad, que dejaba el +10 en el marcador. Una renta que no dejaron escapar en la recta final, dando la tranquilidad necesaria para sentenciar un nuevo triunfo y cerrar su pase al Sweet Sixteen con paso firme

Texas Longhorns (nº7) 65 - Michigan Wolverines (nº2) 79

Los tres primeros tiros convertidos de Michigan avisaron. Esto iba a ir a ritmo de triples. Y ahí, los Wolverines se sienten como pez en el agua. Nik Stauskas (17p) y Caris LeVert (14p) ametrallaron en la primera mitad a unos Longhorns sin respuesta, sin saber cómo frenar la eficiencia de los de Beilein. 30-43 tras veinte minutos y la sensación de que el partido estaba acabado.

Nada más lejos de la realidad. Texas subió líneas y encontró un punto más de agilidad e intensidad en su juego y le complicó la vida a los Wolverines con un parcial de 11-0 con Isaiah Taylor (22p) como referencia. Michigan estaba tocada. Y ahí encontró a su cuarto estilete: Glenn Robinson III. El versátil alero sumó siete puntos seguidos en el momento clave y cerró un triunfo que se había complicado.

Saint Louis Billikens (nº5) 51 - Louisville Cardinals (nº4) 66

No le supo ni pudo competir Saint Louis ante el actual campeón. Louisville impuso su ley desde el primer minuto contra unos Billikens que ya se fueron al descanso con nueve puntos de desventaja. Tan sólo una reacción con Dwayne Evans (16 puntos y 10 rebotes) y Rob Loe anotando canasta tras canasta dejó la única ventaja de Saint Louis a los cinco minutos de la reanudación (29-27). Ahí fue cuando Russ Smith y, sobretodo, Luke Hancock (21 puntos) decidieron ejecutar a los Billikens. 8-20 de parcial, con el capitán de los Cardinals entonadísimo desde el triple. Un golpe mortal que dejó sin aire a su rival. Una primera muestra del carácter ganador de un campeón que sueña con repetir

Harvard Crimson (nº12) 73 - Michigan State Spartans (nº4) 80)

Se mascó la tragedia. Debía ser un paseo para un equipo al que los grandes expertos (e incluso el presidente Obama) le dejaban como el gran campeón del March Madnes... y a 6 minutos para el final, Harvard le remontó 15 puntos de diferencia a los Spartans y un triple de Laurent Rivard ponía el sorprendente 62-60... y encendía las alarmas. ¿Iba Harvard a conseguir una de las mayores machadas de la historia?

Michigan State controló durante toda la primera mitad. Branden Dawson (26p) se puso a sumar desde el inicio y los de Tom Izzo rápidamente marcaron una diferencia superior a los diez puntos. El campeón de la Ivy parecía derrotado, pero entre Wesley Saunders (22p) y Brandyn Curry (3 triples) le pusieron picante al partido y, con el triple de Rivard, Michigan State volvió a activarse. 11-1 de parcial con triples de Harris, Trice y Valentine y las alarmas apagadas, de momento. Susto que debe servirles de aviso... más ahora que llega el momento clave del año.



North Dakota State Bison (nº12) 44 - San Diego State Aztecs (nº4) 63

Quería seguir soñando North Dakota State tras cargarse a Oklahoma en la primera fase, pero topó con un jugador de estos especiales, de estos que es capaz de decidir un partido de este calibre. Xavier Thames, que se fue hasta los 30 puntos, lideró a San Diego State a la siguiente fase. Mantuvo a los Aztecs en los primeros minutos y su sociedad con Dwyane Polee (15p) lanzó a SDSU en la segunda mitad. Los Bison nunca dejaron de intentarlo, pero el mal día de Taylor Braun (2/14) y el bajo acierto desde el perímetro (2/11 en triples) les sentenció. Un parcial de 1-12 dejó un electrónico final engañoso para el esfuerzo de North Dakota State


10 nombres a seguir

Tyler Ennis (Syracuse): 19 puntos (7/21 TC, 0/5 T3) en 40 minutos

Gary Harris (Michigan State): 18 puntos (5/11 TC), 5 asistencias y 4 robos


Andrew Wiggins (Kansas): Juega mañana contra Stanford (17:15h)

Joel Embiid (Kansas): Lesionado, no jugará en esta segunda ronda

Julius Randle (Kentucky): Juega mañana contra Wichita State (19:45h)

Doug McDermott (Creighton): Juega mañana contra Baylor (00:45h)

Kyle Anderson (UCLA): Juega mañana contra SF Austin (00:15h)

Nick Johnson (Arizona): Juega mañana contra Gonzaga (02:40h)


Jabari Parker (Duke): ELIMINADO EN PRIMERA RONDA

Marcus Smart (Oklahoma State): ELIMINADO EN PRIMERA RONDA

Gerard Solé
@gsole14

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos