Artículo

Un rodillo llamado Valencia Basket alcanza la final de la Eurocup (53-79)
Dando una enorme exhibición deportiva, Valencia Basket borró de la pista a Nizhny Novgorod y se clasificó para su sexta final continental. En una actuación coral de gran valor, brillaron Doellman y Dubljevic

(Foto Nizhny Novgorod)

Redacción, 8 Abr. 2014.- Con una impresionante demostración de poderío y enormes dosis de baloncesto de alta escuela, Valencia Basket sometió a Nizhny Novgorod por 53 a 79 y se clasificó de la mejor forma posible para la final de la Eurocup.

Será la sexta presencia del conjunto valenciano en una final continental y en esta ocasión se cimentó en una primera parte valenciana para enmarcar. Como si fueran autores del libro “como llegar a una final sin sufrir en el intento”, los hombres de Velimir Perasovic siguieron, punto por punto, todo lo que indica el catálogo de una dominación deportiva.

De primeras, sofocaron el ambiente hostil del público ruso con triples que se clavaban como frías estalactitas sobre un Nizhny Novogorod que rápidamente perdió los papeles de un guión que nunca pareció haber escrito con buena letra.

Las imprecisiones persiguieron a los rusos en todo el encuentro y retroalimentaron la convicción valenciana en la calidad de su defensa. Y como lo primero es la defensa pues el control de la eliminatoria fue lo primero que reflejó el encuentro.

Pero ello no fue suficiente y, como si se tratase de un día de marejada en aguas de levante, los jugadores de Valencia Basket se fueron sucediendo en anotación para, ola tras ola, ahogar la esperanza rusa de remontada.

Primero Pau Ribas (seis puntos y tres asistencias), luego, Romain Sato (11 puntos y ocho rebotes) y posteriormente Rafa Martínez (10 puntos) fueron construyendo para los valencianos una ventaja que, gracias a un parcial de 4-21, superó los 20 puntos de renta antes del descanso. La actuación coral taronja fue merecedora de un premio Goya aunque fueran Justin Doellman (ocho puntos y seis rebotes) Bojan Dubljevic (13 puntos, seis rebotes y 18 puntos de valoración) quienes tuvieran un papel estadístico más relevante.

Con todo casi resuelto, Nizhny aceleró sus impulsos baloncestísticos en el tercer cuarto, pero eso casi ayudó a que Valencia Basket terminara de desplegar todas sus virtudes para mantener y, por momentos, incrementar la renta por encima de lo conseguido en la primera parte.

Cuando los rusos quisieron remontar y se llegaron a poner a 13 (39-52), un parcial de 0-14 en el tercer cuarto les mató en la eliminatoria y al final del tercer cuarto ya no había ni encuentro ni eliminatoria, Valencia Basket se había encargado de acabar con ellos gracias a su inconmensurable actuación.

(Foto Nizhny Novgorod)

El saber estar valenciano intimida al rival

Pocos equipos en Eurocup saben mejor que Valencia Basket lo que supone salir con una marcha más y poner el partido cuesta arriba al rival. Los taronja no quisieron verse superados por un apabullador del Nizhny Novgorod y si bien el primer triple de Sam Van Rossom no entró, el segundo de Pau Ribas sí lo hizo para demostrar al pabellón que los levantinos no se iban a acobardar por el ambiente.

Ribas era la novedad taronja del cinco titular, él junto a Dubljevic habían sido los mejores en la ida, y en el inicio también fueron los protagonistas para contener el monopolio baloncestístico de Taylor Rochestie en los locales (6-7).

Mediado el primer cuarto, ese primer objetivo que era sobrevivir a la avalancha blanca inicial estaba más que superado. El columpio anotador en el marcador favorecía a uno u otro equipo con la brevedad suficiente para que las mínimas ventajas locales fueran contrarrestadas por el buen hacer de los hombres exteriores de Perasovic. No es que hubiera continuidad en el partido pero, y a diferencia de lo que sucedió una semana antes, esta vez era una buena noticia... y cuando Van Rossom y Ribas encadenaron para Valencia Basket dos ataque seguidos, los valencianos tomaron la primera ventaja mínimamente significativa en el encuentro (10-16).

El parcial crecería hasta el 0-9, con canastas de Dubljevic y Sato, obligando a Zoran Lukic a frenar el devenir del partido. Y es que la puesta en escena del encuentro era fantástica para los valencianos.

No es que estuvieran jugando un baloncesto de alta escuela pero esa experiencia en jugar grandes partidos pesa toneladas en el transcurrir de cada acción del juego y si bien Valencia podía no estar inspirado, el Nizhny Novogorod cumplía nueve minutos lamentables (-8 de valoración).

Las órdenes de Lukic dieron efecto y Nizhny estrechó el partido con cuatro puntos seguidos. Y claro está, el tiempo muerto no tardó en llegar en el bando valenciano. Misma decisión táctica y misma consecuencia en el partido: dos canastas bajo el aro de Dubljevic y Oliver Lafayette devolvía la máxima ventaja a Valencia Basket en el final del primer cuarto (14-22).

(Foto Nizhny Novgorod)

Un dominio incontestable

Los nervios era una losa tremenda para Nizhny y ni siquiera el cambio de base mejoró el panorama en el inicio de segundo cuarto. Primer ataque de Khvostov y primer balón perdido; segundo ataque, segundo balón perdido. Estaba claro que a los de Novgoord no les convenía el ritmo de partido lento e impreciso en el que vivían pues Sato elevaba la ventaja al más 11.

La parición de Sato (cinco puntos, tres asistencias y siete de valoración al empezar el segundo cuarto) era una de las gratas noticias del partido para Perasovic y los suyos. El centroafricano tuvo uno de sus perores partidos este año en la fonteta. Fuera del encuentro y con una técnica a cuestas, verle anotar desde lejos era la mejor noticia para un equipo que castigaba triple tras triple (16-28).

No había defensa que parara a los atacante perimetrales de Valencia Basket y la consecución de verdugos rusos era incesante: Ribas, Sato y ahora Rafa Martínez. Otro jugador que llegó al partido con ganas de venganza y que, como capitán de la nave taronja que es, insuflaba hondonadas de aire a las velas valencianas con siete puntos casi consecutivos (18-34).



Por momentos el monólogo era pasmoso. La seguridad de Valencia Basket era tal que Nizhny Novgorod parecía un equipo de liga menor, era tal el control de los valencianos que parecían medirse a juniors rusos alucinados ante el juego del rival. El monólogo de los visitantes era continuado por Pablo Aguilar, que desde la esquina ponía una nueva máxima en el marcador (20-35).

Para Nizhny la cuestión ya no era remontar o no la eliminatoria, ni siquiera era ganar o no el partido... se trataba de no rozar lo vergonzoso en casa por que el parcial 4-19 desde el primer tiempo muerto de Lukic hasta el segundo amenazaba con cerrar el partido antes del descanso (18-37).

El décimo punto de Dubljevic subió la diferencia al más 21 a poco más de un minuto para el término del segundo cuarto. Fue el punto álgido de una choque donde Valencia Basket lo bordaba tanto en ataque como en defensa.

Como ya sucediera en el primer cuarto, el paso por el tiempo muerto reactivó un poco a los rusos, pero el problema es que más una reactivación, ¡Nizhny Novgorod necesitaba una resurrección! (25-39).

(Foto Nizhny Novgorod)

Nihzny Novgorod... a dos metros bajo tierra

Nada cambió en el arranque del segundo acto. La función había repartido sus papeles y si bien Khvostov tuvo un arranque de genialidad con triple incluido, el equipo no tenía la suficiente continuidad para intranquilizar al rival.

Canastas en uno y otro lado podían no gustar a Perasovic pero era la mejor noticia en tanto en cuento el objetivo era imponer el status quo en el encuentro. Nizhny sí mostró intenciones de correr y como también se le veía lanzar más la sensación es que el partido iba a entrar en minutos de locura.

Lo que no sabía Lukic es que a un concurso de velocidad y triples pocos equipos pueden ganar a Valencia Basket y diríamos que casi ninguno puede remontarle más de 20 puntos. Así lo demostró Sato con otro triple esquinero. Habían pasado muchas cosas en cinco minutos de reanudación y lo mejor es que nada de ello se reflejó en la diferencia en el marcador 35-50.

Pavel Korobkov volvió a aparecer con sus triples frontales para dar un halo de esperanza a Nizhny, pero, y a diferencia de los que sucedió en Valencia una semana antes, el Valencia Basket le respondió con triples que no aminoraron su botín en el partido. Al contrario, el omnipresente Van Rossom (10 puntos) lo hacía crecer anotando un triple en carrera. Todo salía... hasta lo políticamente incorrecto (39-59).



La máxima aproximación de Nizhny Novgorod en el partido fue de 12 puntos, pero es que cuando estaba a 13 encajó un parcial 0-14 que definitivamente acababa con cualquier atisbo de reacción (39-66).


10 minutos de homenaje de camino a la final

Por sexta vez en sus historia, Valencia Basket va a vivir una final continental y nunca antes lo hizo con tal superioridad. No es que hubiera sido un camino fácil, pero hizo que sí lo pareciera; no es que Nizhny Novgorod fuera un rival menor, pero hizo que sí lo sintiera sus propios jugadores.

Por el contrario, Valencia Basket tenía una amalgama de gigantes que superaban, apartado por apartado a sus oponente. La actuación de Valencia Basket había sido global y como tal merecía la pena que sus jugadores lo pudieran disfrutar.



Aquellos que guardaban resquemor por el partido de ida pudieron disfrutar de la importancia de sus actuaciones y los que menos minutos han tenido en la eliminatoria y la Eurocup sintieron el premio de vivir minutos que nunca fueron de la basura, por que disfrutar haciendo historia nunca podría merecer tal calificativo.

Nada de lo que aconteció en estos minutos fue relevante o pasara en a los anales del baloncesto de la Eurocup, eso sí no podrán olvidarse en la memoria de la afición y jugadores levantinos por ser 10 minutos de bello disfrute como antesala de una final de la que es más que merecido protagonista.

Ahora queda esperar al 1 y 7 de mayo para conocer si esta magnífica exhibición deportiva tiene el punto y final que todos en Valencia esperan. Visto lo visto, Unics Kazan es el único equipo en esta Eurocup capaz de arrebatar la hegemonía valenciana en una competición en la que este miércoles volvió a escribir una magnífica página con una enorme exhibición (53-79).

NIZHNY NOVGOROD53
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFTCFPFRVAL
4BABURIN, EVGENY 19:3921/2 0/2 -11 31 31
7BREZEC, PRIMOZ 21:0773/6 -1/2 413 1237
10IVLEV, VLADIMIR 06:26 0/2 0/1 -11 2 11
11ANTONOV, SEMEN 30:5193/4 0/5 3/4 33 2 432
12KOROBKOV, PAVEL 22:3692/3 1/3 2/2 22 21 216
13KHVOSTOV, DIMITRIY 18:556-2/2 - 314 2 4
15GUBANOV, PETR DNP - ---- - - - - - - - - - -
20PANIN, VADIM 30:3642/3 0/2 -761 2 347
21THOMPSON, DIJON 22:4083/7 0/3 2/2 42221 210
22ROCHESTIE, TAYLOR 23:4882/4 0/2 4/4 11 2 3 1366
23SAVELYEV, IVAN 04:22 ---
Total5316/313/2012/1424186951412202143


VALENCIA BASKET CLUB79
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFTCFPFRVAL
4TRIGUERO, JUAN JOSE 11:32 --- 31-2
5RIBAS, PAU 13:3060/1 2/3 -11 3 2 1 16
7DOELLMAN, JUSTIN 26:5181/2 1/1 3/4 66 311 1418
9VAN ROSSOM, SAM 26:52103/5 1/5 1/2 111 246
10SATO, ROMAIN 17:52114/6 1/1 -86213 5 16
13LUCIC, VLADIMIR 18:2651/2 1/3 - 1 4 -3
14DUBLJEVIC, BOJAN 25:01135/6 -3/4 651 3 2618
17MARTINEZ, RAFA 24:37102/2 2/3 -22 211 1214
20LAFAYETTE, OLIVER 15:0181/1 2/4 -11 223 2 6
24ABIA, LARRY 03:031--1/2 11
34AGUILAR, PABLO 17:1571/3 1/2 2/2 321 112 119
Total7918/2811/2210/14312561291421212092



Árbitros: Ankarali (TUR), Boltauzer (SLO) y Viator (FRA). Eliminaron por faltas personales al visitante Sato (m.39).

Incidencias: partido de vuelta de las semifinales de la Eurocopa disputado en el Trade Union Sport Palace ante unos 4.000 espectadores.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos