Artículo

Richi Guillén: "Colaboraré en todo lo que pueda y sepa para ganar partidos"
El Rio Natura ya ha visto debutar a su último fichaje, Richi Guillén, que llega procedente del Clínicas Rincón de Málaga. Ahora, da su punto de vista como nuevo jugador obradorista

Santiago, 11 Abr. 2014.- Ricardo Guillén Mendoza (Santa Cruz de Tenerife, 17/06/1976), llegó a Santiago procedente del Clínicas Rincón de Málaga, club que milita en la LEB Oro, para cubrir la baja del capitán del Río Natura Monbus, Oriol Junyent. Con apenas cinco días de preparación, Guillén tuvo una actuación destacada en su debut, en el Fontes do Sar, ante el Gipuzkoa Basket. El pívot fue el MVP del partido con 22 de valoración, gracias a los 19 puntos que anotó, tres rebotes, y cinco faltas personales que provocó. Guillén tuvo un 100% de acierto en el tiro de dos (4/4) y desde el tiro libre (5/5), y probó fortuna desde lejos con un destacable dos de cuatro en triples.

Formado en la cantera del Unelco Tenerife y en las categorías inferiores del Mayoral Maristas, dio sus primeros pasos como profesional de la mano del Unicaja de Málaga. Entre 1994 y 1999 creció desde la Liga EBA hasta la ACB, donde siempre demostró su buena mano y su tendencia a buscar abrir la zona. Sus buenos porcentajes han sido una constante a lo largo de su carrera, promediando un 40% en tiros de tres, en los 283 partidos que ha jugado en la élite baloncestística nacional. Tras su periplo malacitano, Guillén cambió de aires y fichó por el Baloncesto León y posteriormente probó fortuna en Gijón. Sus mejores números llegaron en su vuelta a las islas, en Canarias, donde firmó su tope individual de anotación con 26 puntos en la temporada 2001-02.

En la 2004-05 llegó el momento de apostar por continuar su carrera en la LEB Oro, con tres temporadas en Los Barrios, equipo en el que coincidió con el que hoy es su entrenador, Moncho Fernández. Regresó a Tenerife para conseguir un histórico ascenso a la ACB, con más de 14 puntos de media. En la temporada 2012-13, el pívot tinerfeño gracias su veteranía fue una de las piezas claves para que, el equipo de Alejandro Martínez fuese capaz de reponerse después de un inicio problemático y acabara coqueteando con los playoffs por el título. Promedió más de 7 puntos por partido - con 41% de acierto en triples, y un elevado 58% en tiros de dos - y capturó cerca de 2 rebotes en cada encuentro.

Durante el presente curso, Richi Guillén defendió durante 25 partidos la camiseta del Clínicas Rincón, club actualmente vinculado al Unicaja. Los números del pívot sorprendieron a todos con 16 puntos y casi seis rebotes. Richi se despidió esta temporada de su ex equipo a lo grande en un partido para enmarcar: 24 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias, para 34 de valoración.

Richi Guillén lanza un tiro libre (ACB Photo / J. Marqués)

Estabas viviendo una temporada mágica, una segunda juventud si se puede definir así, y has sido pieza clave para que tu ex equipo entre en los Playoffs por el ascenso. ¿Cuál fue la clave para hacer una temporada tan destacada? ¿Cómo te sentías?

El Clínicas Rincón es un equipo muy joven que este año ha tenido muchos problemas con las bajas. Aun así, cada vez fuimos jugando mejor. Yo me sentía muy bien, y uno de los objetivos era ayudar a los chicos en todo lo que pudiese. Al final, todo derivó en una gran temporada.

¿Cuál es la receta para seguir rindiendo a tan alto nivel después de tantos años?

Simplemente, cuidarme mucho y entrenar bien. Este año la prueba más dura ha sido, como te digo, entrenar con gente muy joven en Málaga.

Supongo que afrontas todo esto como un premio a tu buen trabajo. ¿Cómo vives esas horas, y qué sientes ante una nueva oportunidad de volver a jugar en La Liga Endesa?

Es una posibilidad muy importante para mí que sin duda agradezco al máximo. Colaboraré en todo lo que pueda y sepa para ganar partidos, pasarlo bien jugando y que los demás lo pasen bien viéndolo, que al final es de lo que se trata.

Volver a coincidir con Mocho Fernández fue para ti una de las claves para fichar por el Río Natura Monbus. ¿Cómo lo defines como entrenador y como persona? ¿Has encontrado muchos cambios, tanto en su forma de ser como en sus métodos, después de cinco años y de un cambio de categoría?

Lo que hace a Moncho ser uno de los más grandes es su capacidad de renovación. Es un entrenador que no se estanca, que avanza y aprende al mismo ritmo que el baloncesto lo hace, y todo eso sin perder su estilo propio. Por supuesto que ha cambiado lo preocupante sería que no lo hubiese hecho, pero también mantiene muchas cosas que yo recuerdo de cuando coincidí con él.

No todos los días llega a un equipo un hombre con una trayectoria tan dilatada como la tuya. ¿Cómo te ha recibido el vestuario? ¿Te encuentras adaptado?

Estoy en la primera fase, la de ir conociendo a mis compañeros y al juego. De entrada me siento muy bien con ellos, pero espero poder conocerlos más, que por otra parte, es algo que ayuda muchísimo también a la hora de aprender luego los sistemas.

En tu caso ha sido llegar y besar el Santo. No con una victoria, pero sí con un gran partido. ¿Te esperabas volver a un nivel tan alto? ¿Cómo te sentiste en la pista?

Bueno, entiendo que de entrada puede ser un poco sorprendente. Puede parecer que estoy al 100%, pero la realidad es que todavía me faltan sistemas que aprender, entre otras cosas. Es verdad que tuve un buen día, pero como siempre digo, las estadísticas personales no sirven de nada. Lo cambiaría todo por la victoria que no tuvimos.

Habías `padecido´ Sar como visitante, tanto en LEB como en ACB. Supongo que vivirlo desde dentro es diferente. La cercanía de la afición, el calor durante los partidos... Peterson reconoció que “incita a jugar mejor, a dar más de uno mismo”. ¿Compartes su opinión?

Es un ambiente extraordinario. Efectivamente, conocía perfectamente el “Miudiño” tras haberlo sufrido como visitante más de una vez y también verlo por la tele. La gente está siempre muy animada aquí, claro que motiva.

El siguiente rival es el Barcelona, tercero en la Liga Endesa y uno de los favoritos para pelear por el campeonato. ¿Cómo estáis preparando ya el partido?

Por supuesto que es un rival duro, pero hay que centrarse y no menospreciarse nunca. Salvo el Real Madrid, que de momento ha demostrado lo contrario, todos los equipos de esta liga pueden caer ante todos. El Barcelona está en un gran momento, aunque de repente acumule dos derrotas consecutivas. Probablemente eso solo haga que el sábado esté más atento si cabe al partido, que lo luche más, pero nosotros no debemos dejarnos llevar por nada de eso y tenemos que jugar conforme a lo que estamos entrenando.
Monbus Obradoiro


Últimos artículos relacionados con R. Guillén
Últimos artículos relacionados con Obradoiro C.A.B. S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos