Nota de agencia

Sato: "Me encantaría ir a la Euroliga con el Valencia"
La plantilla taronja se ha concienciado para derrotar a Unics Kazan en la Eurocup y obtener el gran premio de la Euroliga. Sato, sueña con jugarla en Valencia, mientras que Rafa Martínez destaca la igualdad de la final y lo difícil que ha sido alcanzarla. Por último, Lishchuk apura su puesta apunto y desea participar del gran partido

Valencia, 30 abr. 2014 (EFE).- Romain Sato, alero del Valencia Basket, aseguró a Efe que le encantaría jugar la Euroliga la próxima campaña con el club valenciano, que será el premio que obtenga el club si gana la final de la Eurocopa que empieza mañana, aunque no quiso garantizar que seguirá en la entidad si se proclama campeón

"Mi futuro está en manos de Dios y solo él lo sabe pero me encantaría ir a la Euroliga con el Valencia. Cuando llegué aquí, fue lo primero que me pidieron y ya dije que era mi objetivo. Veremos qué pasa después pero estoy contento aquí en Valencia", explicó.

El jugador centroafricano se mostró eufórico por haber llegado a esta última eliminatoria en la que se enfrentarán a doble partido con el Unics Kazan y dijo que desde el principio de la temporada "supe que podíamos lograrlo, soy muy creyente y nunca tuve dudas. Sé que Dios me tenía en sus planes porque siempre lo ha hecho estos años y sabía que iba a pelear por algo".

"Estoy muy contento y con muchas ganas. No es fácil llegar hasta aquí y lo hemos hecho. Estoy deseando que llegue el partido. Es algo divertido para mí. ¿A quién no le gusta jugar una final? Espero que todo el mundo esté igual de feliz y con las mismas ganas que yo"
, reclamó.

Además, el alero confesó que estos días ha tratado de explicar a los jugadores más jóvenes cómo deben afrontar la cita. "Ya ha estado en estas situaciones, sé cómo es y trató de hacer entender a los más jóvenes que tenemos que jugar de una manera diferente porque es una final", afirmó Sato, que apuntó que deben "jugar con un plus".

(Foto Nizhny Novgorod)

Rafa Martínez, capitán del conjunto valenciano, señaló que el hecho de que sea una final a doble partido no cambia demasiado las sensaciones que se tienen con otro tipo de formatos. "Son parecidas porque al final cada mala defensa o cada buen ataque cuentan. Es un partido a ochenta minutos", señaló a Efe el escolta.

Respecto a la renta con la que le gustaría afrontar el encuentro de vuelta, el jugador catalán aseguró que "cuanto mayor sea, mejor así que si son diez mejor que cinco, pero tengo la sensación de que será un partido muy igualado".

El internacional es el jugador que más tiempo lleva en la plantilla del club y subrayó la dificultad que supone haber llegado hasta esta final y los obstáculos que han debido salvar.

"Cuando estás celebrando los títulos parece que es fácil pero cuesta mucho, incluso llegar a al final. A nosotros este año nos ha pasado de todo, hemos tenido lesiones y partidos en los que hemos estado a punto de quedarnos fuera", recordó.

Serhiy Lishchuk, pívot del Valencia Basket, comentó hoy el partido de ida de la final de la Eurocopa, que mañana les enfrenta al Unics Kazan ruso en Valencia, es un encuentro "a vida o muerte" en el que quiere "poner todo lo que tengo para ayudar al equipo".

Después de tres meses lesionado, el jugador confirmó que está a disposición del técnico Perasovic para ayudar al equipo en el partido de mañana y destacó que si no estuviera "al cien por ciento, no jugaría".

"Estoy feliz porque los últimos dos días he entrenado con el equipo y me siento bastante bien. Espero jugar bien"
, señaló el ucraniano que confesó estar extra motivado para el partido de mañana.

"Una de las razones es que he estado fuera mucho tiempo y tengo muchas ganas y la otra es que es una final y siempre puede ser la última de tu vida, así que quiero ayudar lo máximo posible"
, apuntó Lishchuk, que dijo que deben jugar "con la cabeza fría" pero con "corazón"

"Igual sólo juegas esta final más en tu vida y hay que ponerlo todo. Dan igual las lesiones y las molestias. Da igual todo. Son dos partidos y necesitas ganar y no pensar en otras cosas"
, señaló.

Poder jugar la final también supone "un premio" para Pablo Aguilar, que estuvo cuatro meses sin competir y tuvo que ser operado. "Cuando me lesioné lo veía todo muy lejos y ahora estamos aquí y hay que disfrutarlo", afirmó.

"La temporada ha sido dura desde el principio e incluso ahora porque, aunque estoy bien, voy cogiendo el ritmo poco a poco y no es fácil porque el equipo esta muy bien"
, explicó Aguilar, que reconoció que el hecho de haber recuperado a todos los jugadores supone una ventaja "porque la rotación es mucho más larga".

Para Aguilar la clave del encuentro estará en la defensa: "Si mantenemos los cuarenta minutos el nivel que hemos demostrado tener, a ellos les va a costar".

Aún así no quiso fijar cuál sería una buena renta para afrontar el partido de vuelta en Rusia la semana que viene. "Hemos de ganar el partido y lo que venga a partir de ahí, bienvenido será. Cuanto más, mejor, pero si es de un punto también nos vale", concluyó.

Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos