Artículo

El viaje de los veteranos del Barça a San Petersburgo, en primera persona
Los veteranos del FC Barcelona estuvieron en San Petersburgo en Semana Santa para jugar dos partidos frente al Spartak. Manel Bosch, Rodrigo de la Fuente, Ferran Martínez, José Luis Galilea, Joan Montes, Roger Esteller, Salva Díez... Lo cuentan en primera persona

Barcelona, 3 May. 2014.- La Associació de Veterans de Bàsquet del F.C. Barcelona, cumpliendo con su cita internacional de cada año, se trasladó hasta Rusia durante la Semana Santa, donde disputó dos partidos frente al Spartak de San Petesburgo.

Gracias a la ex jugadora rusa de baloncesto Olga, que militase en el Olessa de la Liga Femenina (residente en la actualidad en Barcelona), su padre, Anatoly Podkovalnikov, ex jugador del CKA Kiev y, sobre todo, al que fuera jugador blaugrana Andrei Fetisov, tuvimos la oportunidad de volver a difundir el nombre del Barça lejos de tierras catalanas.

Tras un largo viaje de noche, la expedición aterrizó en el aeropuerto Púlkovo de San Petesburgo, a las 5:00 de la madrugada. Al llegar nos encontramos con que hasta la 1 de la tarde no pudimos instalarlos en el hotel, así que aprovechamos todo ese tiempo para reponer fuerzas con un desayuno típico ruso, dar un paseo por un precioso parque y, sobre todo, poder estirar las piernas después de la tortura que supuso la estrechez entre los asientos de Vueling.

Los veteranos del Barça, en San Petersburgo (Asociación de Veteranos del FC Barcelona)

Finalmente, y una vez instalados en el hotel, pudimos descansar un par de horas antes de dirigirnos al maravilloso recinto deportivo del “SH Spartak”, un nuevo pabellón para 7.700 espectadores que tuvimos el honor de inaugurar.

La falta de descanso debido al viaje hizo mella en las piernas de nuestros jugadores a lo largo de todo el partido, pero muy especialmente en los minutos iniciales.

El área deportiva encabezada por Manel Bosch consiguió para el equipo una incorporación de lujo, Rodrigo De La Fuente. El madrileño vistió la camiseta blaugrana durante 10 años y siendo años capitán del mismo. Si bien ya se estrenó con la Asociación de Veteranos en el 3x3 de Qatar, este fue su primer partido oficial.

El Spartak abrió dos brechas, una nada más comenzar el partido, diferencia que mantuvo hasta el final, y otra fruto de un lance fortuito del juego, en la ceja de José Luis Galilea. El base tuvo que ser atendido muy amablemente por el médico del equipo local, que tuvo que ponerle tres puntos de sutura (importante aclarar que estos no suman a la valoración...).

Fue un encuentro muy físico, en parte por las características del rival al que nos enfrentábamos, y en parte por la permisividad arbitral que no supimos o pudimos entender a tiempo.

Los jugadores rusos tuvieron un gran acierto en el tiro exterior, especialmente con sus hombres altos. Todos estos factores hicieron que el Spartak de San Petesburgo dominara el partido de principio a fin, pese a los esfuerzos del equipo blaugrana por recortar diferencias todo el partido, liderados por Joan Montes, Ferran Martínez y Roger Esteller.

De cara al segundo encuentro, y con un día de descanso intermedio para recuperarse, la situación fue bien distinta. En esta ocasión el partido tuvo lugar en el Colegio Deportivo Andrei Fetisov. Desgraciadamente, no nos pudo acompañar debido a problemas de salud. Previamente al partido pudimos visitar las instalaciones del Colegio, que es una de los centros donde se han formado diversos atletas de élite rusos, no sólo de la disciplina del baloncesto.

Foto de grupo: los veteranos del Barça y los del Spartak San Petersburgo (Asociación de Veteranos del FC Barcelona)

El equipo, ya recuperado del tremendo esfuerzo del primer día, mostró una imagen muy diferente desde el primer minuto. Su nivel de juego fue mejorando por momentos para acabar desplegando un juego vistoso y efectivo a la vez.

Desde el banquillo blaugrana, Manolo Flores y Luis Miguel Santillana apostaron por una defensa zonal que fue clave para contrarrestar el juego interior de los rusos, a la vez que facilitaba la generación de situaciones de contraataque.

Por parte del Spartak, su base fue una auténtica pesadilla convirtiendo un triple tras otro.

Rodrigo De La Fuente, tras el siempre difícil debut, empezó a marcar diferencias, mientras que Manel Bosch y Ferran Martínez contaban cada uno de sus intentos de lanzamiento por canastas.

Fue entonces cuando Salva Díez y Galilea, como si estuviesen escuchando la canción esa de "que el ritmo no pare" hicieron subir de revoluciones el partido sabedores de la dificultad del Spartak para organizar su balance defensivo.

En los minutos finales, los blaugranas desplegaron su particular versión del “Jogo bonito” brasileiro para llevarse la victoria por 12 puntos de diferencia.

Asociación de Veteranos del FC Barcelona

Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos