Artículo

Fran Vázquez, a punto de la historia
Un tapón para los 600 e histórico. "Da igual si son tapones, puntos...: formar parte de la historia de una competición como la ACB es un orgullo y viendo quién es primero y a quién he ido pasando, todavía más". En Valladolid, Fran Vázquez vuelve a tener una nueva oportunidad para alargar su impronta aérea

Redacción, 7 May. 2014.- Con ocho tapones al descanso, ya era perfectamente consciente de que, con dos más, igualaría el récord de tapones colocados por un jugador en un partido ACB. Era 7 de enero de 2007 y el Winterthur FC Barcelona visitaba la pista del Grupo Capitol Valladolid. Fran Vázquez acabó colocando el escándalo de 12 tapones, batiendo el récord y firmando uno de los pocos triples-dobles de la historia de la competición. “Son grandes recuerdos. Siempre te acuerdas de eso, pero intento no obsesionarme”.

Siete años y cuatro meses después, Fran vuelve al Polideportivo Pisuerga con la intención de volver a dejar huella taponadora. Esta vez, con premeditación.

Tras los seis tapones ante La Bruixa d’Or, el pívot de Chantada acumula 599 a lo largo de su carrera. Lo que le coloca a solo uno de esa artificiosa marca que son los 600 que le convertirían en histórico en tapones. Una consideración que, de entre todas (puntos, rebotes, asistencias, triples, recuperaciones y minutos), ha adquirido tintes un tanto míticos con los años. Hasta ahora, solo Fernando Romay forma parte de ese registro.

ACB Photo / M. Pozo

Valladolid vuelve a ser el escenario en el que Fran Vázquez ha aparecido para hacer crecer su sello taponador. Solo le falta uno.

“Siempre he dicho que da igual si son tapones, puntos o lo que sea: formar parte de la historia de una competición como la ACB es un orgullo y viendo quién es primero y a quién he ido pasando, todavía más”, declara en la previa de su posible registro histórico.

En años anteriores ha ido dejando atrás a grandes nombres y/o especialistas del tapón como Granger Hall, Arlauckas, Lavodrama, Alston, Harper Williams o Sabonis. Esta temporada certificó el penúltimo salto, sobrepasando a George Singleton.

Los mejores tapones en la historia de la Liga Endesa:
POS.JUGADORTAPONES
1Romay, Fernando671
2Vázquez, Fran599
3Singleton, George588
4Sabonis, Arvydas528
5Williams, Harper459
6Alston, Derrick456
7Lavodrama, Anicet394
8Savané, Sitapha388
9Arlauckas, Joe375
10Hall, Granger348


350 con la camiseta del FC Barcelona, 53 con la del Gran Canaria, 48 con la del Girona y 148 con el Unicaja en tres etapas son los registros del pívot gallego, cuyas cualidades físicas de serie convierten en el perfil idóneo del taponador. Alto, longilíneo, de brazos interminables y buena capacidad de salto constituyen argumento suficiente para definirle como taponador. Aunque él prefiere remarcar la parte de conocimiento del juego (y del instante) que el tapón requiere: “Es un poco de intuición, estar en el momento oportuno. Tener los brazos largos y saltar siempre te ayuda, pero es más el timing, elegir el momento”.

Y, claro, una forma de jugar basada en el salto continuo. Para el tapón, para el mate, para la intimidación. Esas características que situaron a Fran Vázquez en el máximo nivel continental, en un papel aéreo que vivió su máxima expresión en el Barça. “Por mi forma de jugar, siempre estoy saltando. Luego, de cinco saltos meteré dos tapones... o ninguno. Pero hay que saber estar en el momento oportuno, coger el timing y estar activo. Y hay que tener un poco de suerte también: puedes saltar mucho y no hacer ningún tapón”, explica.

Como si no hubiera nada más que añadir a su genética, Fran Vázquez no considera haber entrenado especialmente su faceta de taponador. No en su versión más física (o no a conciencia para ello: “Nunca he entrenado eso, son cosas que salen de tu juego. Sabiendo que se pueden hacer tapones, siempre estás más activo y preparado para eso”), pero sí en la que enmarca el tapón dentro del concepto colectivo de defensa. “Lo que más trabajas es la defensa, la ayuda, cómo lo hacen tus compañeros y siempre tener que hablar”, explica. La actividad defensiva (Fran Vázquez rara vez renuncia al salto, pese al peligro que lleva implícito) y el conocimiento del cómo y el cuándo de la ayuda.

Y, claro, la longevidad. A los 29 años, el pívot gallego disputa su undécima temporada completa en la Liga Endesa. Más de cuatrocientos cincuenta partidos. Jugar tantas temporadas seguidas en España acaba siendo, por mundano que parezca, decisivo en cualquier récord o cifra absoluta. “Llevo muchos partidos encima, eso es bueno, quiere decir que mi trabajo en defensa es bueno o lo intento hacer bien. Estar en registros históricos ayuda a seguir trabajando y seguir superándose día a día”, declara.

Si no es Valladolid será ante el Fuenlabrada, o en Gran Canaria, o ante el Real Madrid. O en Playoff. Pero Fran Vázquez acabará convirtiéndose en histórico en tapones esta temporada si no media lesión alguna. El primer puesto todavía es inabordable.

Los 671 de Fernando Romay quedan a 72 de distancia del actual registro de Fran Vázquez, la mitad de los kilómetros que separan Coruña de Chantada, las ciudades natales de los dos máximos taponadores de la historia ACB. Con el actual promedio del pívot de Unicaja (1,33), le harían falta poco más de 54 partidos (al inicio de la 2015-16). Una temporada y media, manteniendo el ritmo, claro: “Una temporada y media buena”, ríe Fran. “Son muchos tapones. No pienso en conseguirlos, con estar entre los cuatro o cinco primeros ya es un orgullo. Si lo consigo en un futuro sería un gran éxito”, comenta satisfecho.


Un tapón en el recuerdo

Ha tenido tapones espectaculares que le situaban entre los mejores de la temporada, como el que le colocó a Jayson Granger la temporada pasada, o tapones que decidían partidos, como el que le puso a Pete Mickeal para darle el triunfo a Unicaja en el último segundo, también en la 2012-13.





Aunque, en su recuerdo, el mayor peso es el del primero. El de un Fran Vázquez de 18 años que debutaba en febrero de 2002 en un Unicaja – CB Granada.

“Me acuerdo del día en que debuté –explica Fran–, del primer tapón, que fue a (Richard) Scott, que era un cuatro, portento físico, duro. Ese fue el primero de todos los que vinieron”. Del primero, a Richard Scott, hasta el último, a Oliver Arteaga. Y el recuerdo del primero se mantiene con viveza: “Me acuerdo de que era un derbi andaluz y el Granada tenía grandes jugadores. Me quedé con él porque había sido boxeador, y eso se me quedó grabado”. De hecho, Scott, que declaraba que su padre les había enseñado a boxear a él y sus hermanos para que aprendieran a defenderse, había protagonizado una portada de Gigantes del Basket con guantes de boxeo. Y al adolescente Fran se le grabó el tapón ante el boxeador.


Una figura aérea

Segundo en tapones en la historia ACB, a punto de ser histórico. Segundo en tapones y en mates en la historia de la Copa ACB. La impronta aérea de su juego conduce a Fran Vázquez a un lugar aéreo en la memoria del espectador. Tal vez sea ese el aspecto que permanezca (ensombreciendo el resto) una vez cuelgue las botas: “No lo sé, eso depende de la gente, de cómo quiera hablar de mí”, duda. “Como mínimo pondrá que soy el segundo máximo taponador, pero no sé, la gente lo verá como se acuerde, como alguien que lo ha dado todo o que ha estado ahí ayudando al equipo tanto en una faceta como en otra... No te lo puedo decir”.

Lo que por lo menos permanecerá será su condición de histórico en tapones y aquel día de Valladolid, del que ya han pasado más de siete años y al nadie ha logrado siquiera acercarse. “Espero que haya una segunda parte, serán muchos momentos buenos en el Pisuerga”.

David Vidal
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Fran Vázquez
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos