Artículo

El Quesos Cerrato se lleva el primer duelo de la final de la Adecco Oro
Los palentinos se llevaron el primer partido de la final de la Adecco Oro tras vencer en casa al Ford Burgos por 77-62, en un encuentro que dominaron a partir del segundo cuarto

Redacción, 9 May. 2014.- El primer partido de la Final de la Adecco Oro empezó con los dos equipos algo nerviosos de cara al aro. Los porcentajes no fueron los mejores y las pérdidas de balón constantes. El Quesos Cerrato logró la primera renta, pero los visitantes pudieron remontar y lograr adelantarse en el marcador, gracias al apoyo incesante de la afición burgalesa desplazada hasta el pabellón palentino, a la dirección de Albert Sabat, y a los grandes movimientos usando el cuerpo de Coppenrath, para dejar el marcador al final del primer cuarto en 12-17.

Las cosas no empezaron de la mejor manera posible para el Ford Burgos, que con un parcial de 6-0 gracias a un triple de Barbour y a un dos más uno de Abouo lograron ponerse a un solo punto, hasta que, de nuevo, Sabat puso la distancia con su segundo triple. El público local pedía más y el partido se convirtió en un concurso de tiro de tres, con una respuesta de Barbour y en la siguiente jugada, la réplica de Aguilar para poner el 21-25.

El Quesos Cerrato no podía dejar que se fuera el equipo visitante, y Garrido fue el encargado de darle la vuelta al marcador, pidiendo Andreu Casadevall un tiempo muerto para parar la racha local. Hecho que no sirvió de nada puesto que siguieron fallando en ataque y viendo como el Palencia llegaba a ponerse con una gran ventaja con Barbour vestido a MVP. Pep Ortega intentaba maquillar el marcador, al final, los equipos se fueron al descanso con un 42-29.

El comienzo del tercer cuarto no cambió las tornas. Al Ford Burgos le seguía costando anotar, algo que aprovechaba el Quesos Cerrato para llegar hasta los 18 puntos. El intercambio de canastas en el resto del cuarto solo benefició a los jugadores locales, que veían como los burgaleses no eran capaces de reducir la diferencia y el tiempo seguía pasando. A falta de diez minutos para acabar el primer partido, el resultado se paró en 61-47.

Con una imprecisión visitante y un triple de Abouo comenzaba el último periodo, algo que enloqueció al público palentino. Los locales solo tenían que jugar con el marcador y eso hicieron. Con los burgaleses ya con los brazos abajo, no fueron capaces de encontrarse cómodos en ningún momento del partido, terminando con triunfo local por 77-62.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos