Artículo

El Real Madrid, ante su nueva oportunidad
El Real Madrid llega a Milán con la lección bien aprendida. Los ajustes en la plantilla con respecto a la pasada temporada y las ganas de lograr un mejor resultado permiten al equipo blanco afrontar esta cita sin temor, restando importancia a los problemas físicos que han arrastrado en las últimas semanas

Redacción, 14 may. 2014.- El pasado 10 de mayo de 2013, Londres vivía la vuelta del Real Madrid a la gran final de la Euroliga. El conjunto blanco había superado en semifinales al FC Barcelona y lograba meterse de nuevo en el partido decisivo, 18 años después de su última oportunidad.

Sin embargo, el Olympiacos no permitió al conjunto de Pablo Laso conquistar la novena, por la que ahora, con la lección bien aprendida, volverán a luchar en la Final Four de Milán.

“De todo se aprende y de las derrotas más todavía. El año pasado hicimos una muy buena primera parte contra Olympiacos y la enseñanza que sacamos de aquel partido es que ante equipos de este calibre y en una Final Four no te puedes relajar ni 30 segundos”, explica Sergio Llull.

También saca conclusiones positivas de aquello el capitán del equipo, Felipe Reyes, quien asegura que “lo que aprendimos del año pasado es que para ganar a equipos de este nivel hay que ser mucho más duros. Este año creo que hemos demostrado ya durante toda la temporada que somos mucho más duros, tanto en defensa como en ataque, y ahora sólo queda demostrarlo en los dos partidos que nos quedan”.

ACB Photo / A. Villalba

Como bien recuerda el técnico blanco, Pablo Laso, “el año pasado perdimos en la final, después de hacer una gran temporada en Europa, como creo que el equipo ha hecho esta temporada”. Por eso, de momento el entrenador vitoriano reconoce que “ahora mismo sólo tenemos en la cabeza llegar lo mejor posible al viernes, en todos los aspectos, tanto físicos como mentales, para afrontar una cita tan importante como ésta”.

Tiempo de olvidar los problemas físicos

El Real Madrid ha sufrido, como la gran mayoría de equipos a estas alturas de la temporada, algunos problemas físicos que le han llevado a buscar distintas soluciones. Pero ahora llega otro de los momentos importantes de la temporada y todo eso pasa a un segundo plano.

“Creo que el equipo llega muy bien”, comenta Pablo Laso, pese a ser consciente de esos problemas que, como recuerda, “son problemas que tienen todos los equipos en estos momentos de la temporada. En ese aspecto yo me encuentro muy tranquilo, porque a los chicos los veo bien. El equipo ha respondido bien en todas las citas que hemos tenido esta temporada. Somos conscientes del esfuerzo, del trabajo y sacrificio que un calendario te exige, pero creo que el equipo ha crecido mucho durante la temporada y en ese sentido estoy muy tranquilo. Veo al equipo bien”.

Aunque con algunos jugadores con “las molestias típicas que puede tener cualquiera a estas alturas de la temporada”, como explica el entrenador blanco, la ausencia de Felipe Reyes en el clásico disputado el pasado sábado se ha quedado sólo en un susto.

“Me encuentro bastante bien. El viernes pasado me levanté con dolores en la cadera que me impedían estar al cien por cien y por eso decidimos descansar, para recuperarme bien y estar a tope esta semana. De momento, la evolución ha sido muy buena y ahora estoy muy contento por como tengo la cadera”, explicaba en rueda de prensa el pívot cordobés.

ACB Photo/A. Martínez

En la misma línea se manifestaba su técnico, quien incidía en que “Felipe está bastante mejor. Su baja fue más precaución que otra cosa. Yo creo que va a estar bien, porque ha entrenado con normalidad”.

No está en la misma situación Dontaye Draper, que sale de una lesión que le ha mantenido fuera del equipo casi un mes. “Vamos un poco justos de tiempo. Decíamos que ésta sería la semana que podríamos ir probándole, pero es difícil pensar que después de estar tres semanas parado pueda jugar el viernes. Veremos la evolución de esta semana y espero que llegue al partido”, afirma el técnico blanco, quien se muestra tranquilo porque “el resto están todos más o menos bien, con problemas, pero en líneas generales están todos bien”.

Y es que, no es hora de lamentarse, sino de buscar soluciones. “Me hubiera gustado que Carroll no se lesionara y haberlo tenido durante toda la temporada. Tenemos un jugador que viene de estar tres meses parado y eso no es fácil. Y me hubiera gustado que Draper no se hubiera lesionado y no tenerlo ahora como “duda” para el viernes”, dice un Pablo Laso que reconoce que para él, “como entrenador, lo más difícil es tener que lidiar con lesiones en una temporada tan dura, tan competitiva, tan larga, tan exigente. Esto es algo que no podemos obviar y que no depende de nadie. Estoy seguro que a Carroll le hubiera gustado no lesionarse y a Draper tampoco. Es algo que tenemos que aceptar. Pero a pesar de eso, el equipo ha sabido sobreponerse para llegar a los objetivos que nos marcamos al principio de temporada, no sólo en cuanto a resultados, sino también en cuanto a trabajo y en cuanto a respuesta”.

Pequeños ajustes y mucha ilusión

La excelente temporada desarrollada hasta ahora por el Real Madrid permite pensar que se enfrenta a una gran oportunidad. La novena está en el horizonte y la plantilla blanca lo sabe.

“Este año vamos con mucha ilusión, muchas ganas. Creo que hemos hecho una muy buena temporada hasta ahora, ganando la Supercopa Endesa y la Copa del Rey”, manifiesta un Sergio Llull que, sin embargo, no quiere olvidar que “ contra un rival como el Barça eso ahora de poco vale y vamos a tener que jugar muy concentrados y muy intensos durante los cuarenta minutos para poder pasar a la final”.

Para conseguir ese objetivo, Pablo Laso cuenta con una plantilla experimentada en estas lides, que ha sufrido pequeños cambios con respecto a la que disputó la Final Four de Londres. “Yo estoy muy contento con los cambios que hemos tenido. Creo que los tres jugadores nuevos nos han ido aportando cosas diferentes, nos han ido dando cosas en todos los partidos y creo que el crecimiento de los tres dentro del equipo ha sido muy bueno”.

Foto Euroleague/Getty

“Dani, como me decía un amigo mío de San Sebastián, pasa de jugar allí a defender a Spanoulis; Salah hace dos años muchos de vosotros probablemente no sabíais dónde estaba y ahora está jugando una Final Four; y Bourousis es un jugador muy experto, del que valoramos mucho como se ha integrado en el equipo. Le valió para meterse muy rápido, haciendo una muy buena Supercopa, después ha tenido momentos mejores y peores, pero valoramos mucho la experiencia y la fuerza que nos da bajo canasta”, detalla el entrenador blanco, para asegurar que está “muy contento de cómo los tres se han integrado al grupo y como el grupo ha trabajado también para integrarles”.

El entrenador vitoriano habla de tres jugadores, pero hay uno más que no estuvo en Londres el año pasado, Tremmell Darden. Pablo Laso explica su “olvido”: “No he hablado de él porque ya jugó con nosotros la final de la Liga Endesa la pasada temporada. Creo que nos da mucha consistencia, nos la dio en el final de liga y creo que este año ha demostrado el jugador que es y las muchas cosas que nos aporta”.

Ahora, recuerda una frase dicha en alguna ocasión por el alero californiano. “De Darden siempre nos quedamos con una frase. A él, que es muy modesto, hay veces que se le escapa... ‘si yo hubiera jugado la final de la Euroliga, hubiéramos ganado’. Ojalá se cumpla ahora”, concluye Laso.

ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos