Nota de agencia

Brooks: "Nos han pateado el trasero"
Después de la abultada victoria de los San Antonio Spurs a los Oklahoma City Thunder, el entrenador Scott Brooks comentó que no hay "ninguna razón para tener un mínimo de satisfacción"

Redacción, 22 May. 2014 (EFE).- El base francés Tony Parker que se ha convertido en el líder indiscutible de los Spurs de San Antonio se mostró "satisfecho" de haber conseguido de nuevo la victoria (122-77) ante los Thunder de Oklahoma City en el segundo partido de las finales de la Conferencia Oeste, pero recordó que sólo habían hecho su trabajo.

"No hemos conseguido nada especial, simplemente ganamos los dos partidos que jugamos como locales y estoy convencido que cuando lleguemos al suyo, los Thunder tratarán de aprovecharlo igualmente", comentó Parker, que anotó 22 puntos y repartió cinco asistencias. "No nos hemos olvidado de lo que sucedió en el 2012".

Parker se refería a la ventaja de 2-0 que tuvieron también en las finales de la Conferencia Oeste y luego las perdieron por 2-4 al caer derrotados en los cuatro partidos siguientes.

"Debemos mantener la misma intensidad en cada partido y llegar a Oklahoma City como si no tuviésemos la ventaja de 2-0", señaló Parker. "Creo que aprendimos muy bien la lección y no la hemos olvidado".

Mientras el escolta Danny Green, que se crece en su juego cada vez que llega la fase final, fue el apoyo perfecto a Parker en el ataque de los Spurs al conseguir 21 puntos tras encestar 7 de 11 tiros de campo, que fueron todos triples en 10 intentos, y al igual que Parker recordó que todavía no habían ganado nada.

"Manu (Ginóbili) nos recordó al concluir el partido que era un triunfo trampa", comentó Green. "Pero creo que hemos adquirido ya la madurez suficiente que nos permite aprender de lo que no hicimos bien en el pasado".

Green también destacó que dentro del equipo existe carácter ganador y sobre todo la experiencia de mantenernos centrados y no dar por garantizado que ya han conseguido el pase a las Finales de la NBA.

Por su parte, los Thunder trataron de ver la derrota como algo normal y no fijarse en la gran diferencia que se dio en el marcador final.

"Si hubiesen ganado el partido por un punto también tendrían la ventaja de 2-0 en la serie", declaro el alero estrella de los Thunder Kevin Durant, que aportó sólo 15 puntos. "La realidad es que hemos perdido dos partidos consecutivos fuera de nuestro campo, que es algo difícil de asimilar y mantenernos unidos tras la perdida de Ibaka".

Durant recordó que dentro del equipo hay jugadores con experiencia y clase que están dispuestos a no dejarse ganar tal fácilmente y lucharán por demostrar de nuevo en el campo que son ganadores.

Sin embargo, el entrenador de los Thunder, Scott Brooks, reconoció que nadie se sentía bien dentro del vestuario y no podría ser de otra manera.

Los Thunder discuten en un tiempo muerto (EFE)

"No hay ninguna razón para tener un mínimo de satisfacción, todo lo contrario, nos han pateado el trasero", comentó Brooks. "Lo que si tenemos ante nosotros es la oportunidad de reaccionar de forma positiva y ganadora en el tercer partido que disputemos el domingo en nuestro campo", agregó Brooks.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos