Artículo

Spurs y Heat: Dos formas diferentes de entender el baloncesto y la vida
Llega el instante más esperado del año en la NBA. El momento del salto inicial del primer partido de las Finales NBA. Y antes de que llegue la hora de ver a San Antonio Spurs y Miami Heat pelear por el anillo, Álvaro Paricio nos descubre alguna de las claves para seguir mejor lo que será una batalla histórica entre modelos contrapuestos de baloncesto y estilos de vida antagónicos

(EFE)

Con el recuerdo del ayer...

"Me siento mal, realmente mal”. Palabras que pertenecen a Manu Ginóbili tras el sexto partido de 2013, pero que son el marco de referencia para comenzar a analizar la Final del 2014.

Y es que cualquier análisis de la Final pasa ineludiblemente por lo ocurrido hace un año cuando ambos equipos se enfrentaron. Entonces, San Antonio Spurs estuvo a cinco segundos de ganar el anillo de campeón, pero un rebote ofensivo de Chris Bosh y un milagroso triple de Ray Allen forzó un séptimo partido funesto para los de San Antonio.



La herida es aún profunda pues recordar como la gente marchaba del pabellón de Miami Heat y la seguridad acordonaba la pista para proceder a la entrega del anillo sólo hace que crecer el ánimo de revancha. "Es muy duro, muy duro, ver como a falta de cinco segundos se te va un triunfo que significa un título", señalaba el argentino.

De hecho el sentir del escolta recogía el sentimiento generalizado de un vestuario, una franquicia y una ciudad que a comienzos de temporada sólo podía pensar en la oportunidad perdida. "Va a doler toda la vida", recordaba Ginóbili.

  • ¿Qué pasó la temporada pasada?


  • (EFE)

    ... hoy llega el momento de reencontrarse

    Del fundido al negro a la esperanza multicolor, de ayer a hoy. “No gamos el año pasado, pero estamos listos para hacerlo éste. Vamos a ganar”, sentenciaba hace escasos días Tim Duncan. Pese al favoritismo que siempre se le dio al equipo tejano, la realidad era que no eran muchos los que pensaban que se podría repetir la final y brindar la oportunidad de venganza. El balance de 16 victorias y 11 derrotas frente a equipos de Playoff en el oeste hacía planear dudas sobre su competitividad pese a tener el mejor récord de la liga. Más dudas surgirían tras una primera eliminatoria donde tuvieron que ir al séptimo partido frente a unos Dallas Mavericks que llegaron a ir venciendo en la eliminatoria.

    Sin embargo, ahora el equipo llega en el mejor momento de la temporada y la sensación es que, dentro de la gran igualdad existente, en esta ocasión hay varios factores que están a su favor.

    En primer lugar está el factor pista. Estamos delante de dos equipos casi inexpugnables en casa, de hecho San Antonio Spurs sólo perdió un partido frente a Dallas Mavericks en primera ronda y Miami Heat todavía no conoce la derrota en el American Airlines Arena. Por ello, que los Spurs tengan el factor pista a su favor hace variar considerablemente el favoritismo de unos y otros.

    De igual modo, el estado de forma de unos y otros parece sonreír a unos Spurs que este año han reforzado su juego con la solidez anotadora de Marco Belinelli además de ver como Tiago Splitter ha dado ese salto de calidad tan necesario para ser la amenaza interior que se echó en falta el año pasado cuando Tim Duncan descansaba.

    Junto a ello, Boris Diaw y Patty Mills dan solidez a la rotación mientras que Kawhi Leonard sigue siendo igual de consistente y Danny Green parece recuperar el acierto desde el triple en los últimos partidos.

    Por su parte Miami cuenta con la gran baza de ver como Dwyane Wade está promediando mejores Playoffs que la temporada pasada mejorando en 2.8 los puntos, 1,4 los rebotes y 0,8 las asistencias promediadas en postemporada.

    De igual modo la irregularidad de Chris Bosh y Ray Allen crean dudas hasta el último cuarto, pero entonces, cuando más quema el balón y pesa al responsabilidad, ambos jugadores se están mostrando decisivos con triples determinantes en victorias frente a Indiana Pacers o Brooklyn Nets.

    Con todo, el elemento individual que puede resultar más determinante es el estado físico de Tony Parker. El base destrozó a los bases de Dallas y Portland en las dos primeras rondas promediando 19,8 y 18,4 puntos en estas primeras eliminatorias mientras que frente a Oklahoma City Thunder, ya visiblemente lesionado en el tobillo izquierdo, se quedó en 13,2 puntos. Ahora, frente al mayor físico de Miami Heat nuevamente se pondrá a prueba la capacidad del francés. A sus 31 años le llega el momento de la consagración definitiva en la liga.

    (EFE)

    Dos modelos contrapuestos

    Frente a frente dos sistema opuestos de entender el baloncesto y ponerlo en práctica. San Antonio Spurs se presenta a la Final como el modelo de equipo NBA más equipo posible, no sólo por que en su plantilla cuente con ocho jugadores internacionales sino porque su entrenador, Gregg Popovich, es quien más se aproxima a la lectura de juego continental.

    En frente está Miami Heat, o lo que es lo mismo el equipo NBA por antonomasia. Una franquicia completamente formada por norteamericanos formados en su propio baloncesto (sólo hay alguna excepción con pasado europeo como Udonis Haslem) y que representa el star system de la liga.

    Ambos equipos pueden presumir de fondo de armario, pero la confección de sus plantillas es contrapuesta y puede servir para diferenciar entre proyectos a base de talonario y proyecto cuyo germen principal es el draft. De sobra es conocido como el verano del 2010, Lebron James cambió el signo de la franquicia de Florida y al marcharse junto a Chris Bosh y Dwyane Wade logro que los Heat alcanzara en sus cuatro siguientes temporadas las finales de la NBA. Por el contrario, San Antonio desde el draft de 1998 donde adquirió a Tim Duncan ha ido pescando a jugadores que ha ido formando en Europa o bajo el ala protectora de Popovich consiguiendo que por encima de las estrellas, que las tiene, brille un juego de equipo mucho más armado que el de los Heat donde el Big Three, más las aportaciones de Ray Allen son el sustento principal de la anotación.


    LAS ARMAS OFENSIVAS DE MIAMI

  • Aclarado para LeBron James. Ya sea en estático o en transición, Miami Heat va a poner en práctica un claro small ball donde el objetivo será crear el espacio suficiente para que su estrella saque partido de su preponderante físico. No lo ha utilizado mucho pero James puede ocupar (sobre todo tras bloqueo indirecto) posiciones interiores y jugar cerca de canasta.







  • Ocupación de las esquinas. Miami Heat es posiblemente el equipo de la NBA que mejor uso haga de las dimensiones de la pista. Con James y Wade como estiletes que cargan con constantes penetraciones, es fundamental generar el espacio en la zona para que no se produzcan ayudas defensivas. Ahí es clave tanto Battier como Bosh quienes, junto a Allen son auténticos especialistas en el triple desde la esquina. Indiana ya sufrió a Bosh y no hace falta recordar mucho para que San Antonio piense como se las gasta Allen desde esa posición de la cancha.




  • Bloqueo indirecto a Bosh. No suele ser habitual ver a Bosh cerca del aro en estos playoffs, pero una opción que ha utilizado con frecuencia Miami es colocar a un compañero (en el video bloquean Wade y Battier) en el poste alto para bloquear a Bosh y que este gane la posición o saque partido del mismatch.




  • Infinidad de bloqueos para Ray Allen. El veterano tirador de los Heat es el lanzador más fiable, el hombre de las segundas partes y los tiros de final de cuarto. Para sacar provecho de su excelente tiro, Miami Heat suele trabajar muchas situaciones de bloqueos indirectos destacando el clásico carretón por línea de fondo o un stagger para subir a 45º y lanzar tras bloqueos de interiores.


  • Gráfico de sistemas de carretón y stagger para Ray Allen (3)

    LAS ARMAS OFENSIVAS DE SAN ANTONIO

  • El spin move de Parker. Si su tobillo se lo permite, Parker pondrá en serios apuros tanto a Mario Chalmers como a Norris Cole con sus típicas penetraciones que acaban en reverso del francés. El giro para terminar en bandeja de Parker es el de mayor velocidad del planeta y por muy previsible que sea siempre acaba resultando decisivo con su canasta o pase si salta el defensor interior.




  • La tabla de Duncan. Pese a su edad, ya el año pasado Tim Duncan resultó ser determinante frente a unos heat que hasta ahora han tenido un camino fácil en lo que se refiere a la defensa interior. Con la lesión de Al Jefferson en primera ronda, la ausencia de Brook Lopez y bajo estado de forma de Kevin Garnett en segunda y la infrautilización de Roy Hibbert en finales de Conferencia, Miami Heat tendrá ahora su primera prueba de fuego ya que los Spurs pueden poner a un interior puro como Splitter o jugar con Leonard o Diaw de cuatros y Duncan como cinco.

    Si esto se produce San Antonio jugará para su pívot a partir de una situación de cuatro abiertos y un interior donde, tras pase del alero al pívot, éste recibirá un aclarado para que el siempre efectivo lanzamiento a tablero de Duncan saque profundos dividendos.




  • El extra pass para tiro exterior. Uno de los valores ma´s seguros de San Antonio es la generosidad de su juego. Quizá la visión más europea de su juego, con sistemas estructurados que siempre dan preferencia al pase extra y que suelen buscar terminar en el exterior con el lanzamiento des tres puntos de los especialistas en el tiro. Atención a Danny Green que comenzó los Playoffs con 3/10 en triples y terminó la serie frente a Oklahoma con 20/38. Además, Belinelli en la postemporada está en un 41% y Ginóbili en un 38%.






  • La pizzara de Popovich. Ya se ha hablado de las múltiples virtudes de la ofensiva de los Spurs, pero mención especial merece las situaciones de fondo y banda que prepara Popovich en los finales de cuarto o minutos finales de encuentro. Nunca juega para su primera opción, no se basa en buscar al receptor del pase y jugar un aclarado. Al contrario, siembre juega sistemas de bloqueos y contrabloqueos dejando siempre libre la opción para que anote el jugador que obtenga la ventaja sin hacer distinción entre estrellas.








  • Álvaro Paricio
    @Alvaropc23
    ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos