Artículo

La promesa de Carlos Suárez
Llegó a Málaga prometiendo que no se le olvidó jugar al baloncesto y ahora, contra su ex, vive su racha más dulce, con casi 20 de valoración media en semifinales. "Este es mi mejor momento en los últimos años", asegura un Suárez que busca ahora el quinto partido frente al Real Madrid para seguir creciendo

ACB Photo/A. Martínez

Redacción, 12 Jun. 2014.- Muy lejos queda aquel 8 de agosto. Hace 10 meses, cuando Carlos Suárez se enfundó por vez primera la camiseta del Unicaja, su mirada era diferente. Su primera experiencia fuera de Madrid, su Madrid, era también vista por él como un reto, como una oportunidad, como una forma de liberarse, de olvidar, de quitarse una espina y de resurgir de sus cenizas.

Suárez no lo ocultó en su presentación, hablando muy claramente de cuál era su mayor objetivo de la temporada: “Vengo con ganas de demostrar que no se me ha olvidado jugar al baloncesto, como hice en mi primera etapa en el Real Madrid y antes en Estudiantes. Tengo muchas ganas de que empiece la liga porque voy a intentar volver a sentirme importante”.

El martes, mientras aparecía sin avisar en el segundo cuarto para cambiar el partido –un rebote en ataque por aquí, un par de tiros libres por allá-, mientras volvía a hacerlo en el tercero para dinamitarlo –un triple por aquí, una asistencia por allá-, en los ojos de Carlos Suárez había fuego y en su baloncesto hambre, revancha, reivindicación. Por fin sintió que el reto ideado 10 meses antes empezaba a cumplirse. En realidad, había sido la tónica en todo el Playoff.

ACB Photo/A. Martínez


Y es que las semifinales de Carlos Suárez frente a su ex equipo son un escándalo. En el primer partido, 9 puntos, 8 rebotes y 17 de valoración. En el segundo, un 16-6, casi sin fallos, para 25 de valoración. El martes, 9-6 y 17 de valoración. La media, 11,3 puntos, 6,6 rebotes, 2 asistencias y 19,6 de valoración. Casi nada.

Suárez, que sin ser tan protagonista ya había realizado unos cuartos sólidos frente al Herbalife Gran Canaria, es capaz de ser Top15 en este Playoff de la Liga Endesa… ¡hasta en 11 categorías diferentes! 2º en porcentaje de tiros de 2 (73,3%), 2º en rebotes ofensivos (2,5), 4º en minutos (26:59), 4º en porcentaje de tiros libres (91,7%), 6º en el +/- (+5,5), 7º en rebotes totales (6), 7º en tiros libres (1,83), 9º en valoración total (13,7), 9º en rebotes defensivos (3,5, 2º entre los aleros), 15º en anotación (9) y 15º en tiros de 3 (1,17).

Con solo 6 partidos de Playoff, aún en semifinales, Suárez dobla los números de la pasada temporada en la lucha por el título, donde su Real Madrid campeón sin que él pudiera contar demasiado. De 97 minutos (en el total del Playoff) a los 162 actuales. De 20 puntos a 54. De 44 de valoración a 82. El gran cambio llegó para un jugador capaz de aportar en numerosas facetas esté más o menos inspirado en la anotación.

ACB Photo / Miguel Henríquez


El del martes, otro partido en el que se fue hasta los dobles dígitos en valoración sin llegar a los 10 puntos, con ejemplos tan claros de su dimensión como el del CAI, hace pocas semanas, 3 puntos, 2 tiros… y 17 de valoración, al sumar 6 rebotes en defensa, 4 en ataque, 2 asistencias, 1 robo y 8 faltas recibidas. En toda la temporada ACB lo ha logrado hasta en 13 ocasiones contando esta última.

Es su mejor momento. “Ya estaba jugando muy bien durante el año, aunque he tenido altibajos. Ahora he cogido la dinámica positiva. Me ha costado pero he encontrado una dinámica más buena y qué mejor que conseguirla en esta última parte del año, ¿no?”. Ahora quiere más.

En su cabeza, deseos individuales a un lado, un único reto: que la serie vuelva a Madrid. Para ello, tanto él como su equipo están desplegando su mejor baloncesto de la temporada, como el exhibido el martes. No es flor de un día. “Llevamos haciendo un muy baloncesto en toda esta serie y jugando bastante bien. La eliminatoria, a puntos, la estamos ganando nosotros, solo hay que verlo. Nos hemos merecido traernos un mejor resultado del Palacio. Queríamos demostrar que podíamos ganar al Real Madrid, estábamos casi casi pero nunca podíamos. Ese casi es el que queríamos quitar para poder conseguir la victoria”. Y lo lograron.

ACB Photo


El ejemplo del Olympiacos en Euroliga, con dos triunfos seguidos para forzar el desempate, está muy reciente. El Unicaja toma nota… aunque desea cambiar el final. “Es un buen ejemplo, sí, es algo que tenemos en la mente. Está claro que es muy difícil ganarle dos partidos seguidos al Real Madrid, pero creo que estamos en el camino. Hemos vencido un encuentro y no nos vamos a venir arriba porque nos falta otro aún para poder volver a Madrid”.

Como si fuesen de la mano, la afición ha renacido con él, ofreciendo un ambiente de ensueño desde el himno hasta el bocinazo final del partido. “Había habido muchos partidos este año en el que el público estuvo de 10 y no pudimos conseguir la victoria. Debíamos quitarnos esa presión por jugar aquí y creo que lo hemos conseguido. Era uno de los objetivos que teníamos en el equipo, traer a la gente que se había ido, personas que se habían desilusionado”.

"El Unicaja ha tenido una afición de 10 siempre y estuvo increíble. El ambiente que se respiraba en el pabellón era impresionante. Estamos muy contentos por eso y por la victoria. Ahora que sigan con nosotros como el martes, espero que les podamos dedicar la segunda victoria que nos haga ir a Madrid”, añadió.

ACB Photo / Ángel Martínez


Palabra de un Suárez pletórico, que quiere prolongar su momento más dulce y forzar un desempate en el que volvería a tener mucho que decir. Como en sus días dorados. “Este es mi mejor momento en los últimos años. Sí, sí, sí lo es. Por confianza, por lo que ayudo al equipo… considero que lo es. Deseaba venir aquí y demostrar que no se me había olvidado jugar al baloncesto”. Diez meses después, la misma frase tomó cuerpo. La promesa es realidad.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos